México va por flujo migratorio ordenado en frontera sur

Habrá Paso Seguro en la frontera: INM. México no se pronunciará “de ninguna manera por cerrar las puertas ni por las bardas”, aseguró Mercedes del Carmen Guillén

COMPARTIR 
28/06/2014 04:41 Notimex y EFE

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de junio.- La Secretaría de Gobernación (Segob) presentará en los próximos días el Programa Paso Seguro, que busca regular los flujos migratorios en la frontera sur.

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, aclaró que México no se pronunciará “de ninguna manera por el cierre de la frontera ni por las bardas”.

En cambio se inclina “por un ordenamiento de los flujos migratorios”, sobre todo con Belice y Guatemala, para cumplir con la ley y no criminalizar la migración.

En entrevista vía telefónica desde Managua, Nicaragua, donde participó en la reunión ordinaria de la Comisión Regional de Migración, adelantó que se busca contar con los datos biométricos de los migrantes y de facilitar su tránsito, aunque no dar un libre paso hacia Estados Unidos.

En este sentido, apuntó que sería “un tránsito regulado en el que ellos reúnan las condiciones que se requieren, como en todo país del mundo, que es regular los flujos migratorios”.

Agregó que en el tema de la seguridad se pondrán en marcha programas de manera paralela ordenados por el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, “a fin de estar más vigilantes en la frontera sur”, que sería una labor coordinada entre diversas instituciones.

Las estrategias, apuntó, buscarán detectar la presencia de bandas de delincuentes que atacan a los migrantes, para lo cual en el marco del encuentro se realizaron reuniones paralelas con autoridades de Guatemala, El Salvador y Honduras, para intercambiar información al respecto.

Sobre el incremento de la migración de menores no acompañados, Guillén Vicente indicó que México “hizo su propio autoanálisis, autocrítica”, sobre sus propuestas para “estar más atentos para detectar este paso (de menores)”, bajo el principio del interés superior del niño.

Agregó que se votó la declaración extraordinaria de la conferencia, respecto de la problemática de las niñas, niños y adolescentes no acompañados, sobre todo de origen centroamericano, que han sido localizados y están bajo custodia de autoridades estadunidenses.

Detalló que la declaración establece que cada país tiene que asumir su responsabilidad con respecto de este fenómeno y con atención al interés superior del niño.

La declaración reconoce las causas del aumento del flujo migratorio, tales como la violencia en zonas de Centroamérica, en la extrema pobreza y en la información falsa que dan a los padres de que una vez en Estados Unidos podrán regularizar su estancia, añadió.

Cruce “más amigable”

Por su parte, Monte Alejandro Rubido, titular de la Comisión Nacional de Seguridad, afirmó ayer que “no podemos pensar en un sellamiento” de la frontera, pero sí de “filtros suficientemente sólidos para evitar flujos masivos.

En un encuentro con corresponsales extranjeros desde el centro de inteligencia de la Policía Federal de México, explicó que el objetivo es “encontrar mecanismos más amigables” para evitar que los inmigrantes sean víctimas de los grupos criminales.

Sobre la llegada masiva de niños centroamericanos no acompañados a la frontera con Estados Unidos, Rubido aseguró que el Gobierno mexicano está “involucrado intensamente” con las autoridades de la región para hallar soluciones a este tema.

El comisionado atribuyó el incremento de la migración infantil a un “rumor total y absolutamente infundado que tuvo eco en los países centroamericanos” de que la reforma migratoria en EU permitiría la regularización de  niños.

Los mandatarios de Centroamérica y República Dominicana expresaron ayer su “fuerte” preocupación ante el creciente número de menores que viajan sin compañía a EU desde El Salvador, Guatemala y Honduras y pidieron que el tema sea abordado desde una perspectiva “humanitaria”.

La propuesta está contenida en una declaración especial sobre los niños y niñas no acompañados en la frontera sur de Estados Unidos, solicitada por los países del triángulo norte, Honduras, El Salvador y Guatemala, aprobada al término de la Cumbre presidencial del Sica, celebrada en República Dominicana.

En su declaración, los gobernantes reconocieron que el fenómeno de la migración de los menores de edad es multicausal y que tiene en su base factores como el deseo legítimo de reunificación familiar, la falta de oportunidades y los problemas de seguridad en algunos casos.

Consideraron que la deportación “no debe ser la primera acción a considerar si existen indicios de que el retorno a sus países de origen impida la reunificación familiar o pone en riesgo su seguridad.

—Con información de Carlos Quiroz

 

ONG exige respeto a los niños migrantes

Ante la ola de niños mexicanos y centroamericanos que se encuentran en centros de detención en Estados Unidos, la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) en México exigió al gobierno mexicano velar porque no sean vejados ni abusados sexualmente.

La Red manifestó esta demanda porque organizaciones civiles en aquel país han denunciado que esos menores de edad son maltratados física y verbalmente por agentes fronterizos y que viven en condiciones de hacinamiento y discriminación.

Frente a ese riesgo, demandaron que se cuiden sus derechos humanos, porque “es lamentable escuchar discursos discriminatorios contra la migración infantil que agudizan la violación de sus derechos, al mantener una postura rígida que justifica los malos tratos contra niños”, señaló.

En un pronunciamiento sobre lo que está pasando en la zona fronteriza con los niños migrantes ilegales, aclaró que se trata de un fenómeno global que surgió por diversos motivos, pero en especial para “huir de la violencia extrema que se está viviendo en los países centroamericanos, así como por la búsqueda de reunificación familiar y la propia cultura de la migración ya arraigada en los países latinos y en algunas zonas de México”.

La Redim destacó que el incremento de menores de edad que viajan solos ya alcanzó carácter de crisis humanitaria por la cantidad de víctimas, las precarias condiciones de viaje, los crecientes riesgos asociados al crimen organizado, la corrupción policiaca y migratoria y la impunidad ante las agresiones.

Pero sobre todo, por las omisiones de los gobiernos que en la ruta migratoria carecen de programas y políticas públicas focalizadas para prevenir, atender y reparar la discriminación.”

- Lilian Hernández

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red