EU expulsará a niños migrantes; rechaza llamado de países centroamericanos

La solución a la crisis no pasa por Estados Unidos, dijo Biden en Guatemala; se requiere una visión regional, afirmó Osorio

COMPARTIR 
21/06/2014 06:48 Carlos Quiroz

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio.- Estados Unidos anunció que expulsará a miles de menores migrantes que viajaron solos y están detenidos en su territorio.

Durante un encuentro con los presidentes Otto Pérez, de Guatemala, y Salvador Sánchez, de El Salvador, así como con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y autoridades de Honduras, el vicepresidente de EU, Joe Biden, aclaró a los gobiernos centroamericanos que no habrá un trato migratorio especial para los niños que ingresan ilegalmente a su país, que ya ha procesado a 47 mil menores de edad desde el pasado primero de octubre.

Los gobiernos centroamericanos reiteraron a Biden “que la solución definitiva” es una reforma migratoria y una reunificación familiar legal para los niños.

El funcionario estadunidense dijo que si bien entienden  que la pobreza y la violencia son de las principales causas de la migración, la solución no pasa por que EU acepte su ingreso. Anunció que su gobierno aportará a Guatemala 40 millones de dólares para proyectos con niños en riesgo de migración.

Osorio Chong propuso resolver el problema con una visión regional y  una campaña de difusión para frenar la migración. Ayer, EU anunció la apertura de más centros de detención.

Niños ilegales serán regresados: Biden

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, reiteró ayer en esta ciudad que su país devolverá a los menores  migrantes no acompañados  a sus respectivos  países.

En una reunión con los presidentes Otto Pérez, de Guatemala, y Salvador Sánchez, de El Salvador, así como con autoridades de México, como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Honduras, Biden acabó con la expectativa de los gobiernos  centroamericanos sobre un trato migratorio especial para los niños de la región que ingresan ilegalmente a Estados Unidos, cuyo flujo ha aumentado exponencialmente en los últimos meses.

Biden dijo que Washington entiende que la pobreza y la violencia son la principal causa de esa oleada migratoria, pero fue tajante en que la solución del problema no pasa porque Estados Unidos acepte el  ingreso de esa población.

El vicepresidente subrayó que los niños que lleguen a su país carecen de beneficios migratorios.

Según el estadunidense, las principales causas de este fenómeno migratorio radican sobre todo en “la pobreza, la inseguridad y ausencia de un Estado de derecho para que la gente pueda permanecer y vivir en plenitud en sus comunidades”.

“La situación que está sucediendo es insostenible e inaceptable (...). Todo el problema de la migración es un problema compartido entre Estados Unidos, México y Centroamérica”, declaró previamente Biden, quien también exhortó a las autoridades de la región a enfrentar las razones que han provocado el éxodo.

Biden dijo que su gobierno aportará a Guatemala 40 millones de dólares en los próximos cinco años para proyectos con niños en riesgo de viajar sin acompañante a su país.

En Washington, un grupo de legisladores propuso aumentar un programa de ayuda a Centroamérica en materia de seguridad, de 130 a 230 millones de dólares, para contener la oleada de inmigrantes indocumentados.

El canciller guatemalteco, Fernando Carrera, reconoció tras el encuentro la “crisis humanitaria” de los niños y jóvenes centroamericanos y anunció que por ello se tomarán medidas para frenar las razones que llevan a ese flujo migratorio.

Hemos tenido un diálogo franco. El aporte de Honduras fue fundamental, porque dio luz sobre cómo buscar soluciones y servirá de orientación para la acción futura en Centroamérica”, aseguró Carrera.

“Hemos sostenido hoy (ayer)que la solución de la crisis humanitaria debe darse aplicando el principio del interés superior del niño. Todo lo que hagamos, todas las decisiones deben basarse en el interés de nuestros niños”, sostuvo el ministro coordinador del gobierno hondureño, Jorge Hernández, quien participó en el encuentro y sostuvo que la posición de su país coincide con las de Guatemala y El Salvador.

En esa línea, las soluciones que se adopten deberían tener “como principio la reunificación familiar; éste es un principio internacional aceptado, así que los niños deberían reunificarse con los padres en Estados Unidos y en los países centroamericanos”.

La canciller hondureña, Mireya Agüero, anunció que su país preparará una reunión internacional, probablemente el 16 y 17 de julio, con la asistencia de los cinco países involucrados, la OEA, oficinas de la ONU sobre derechos humanos, refugiados y la niñez (Unicef), así como organismos no gubernamentales.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez, anunció el inicio de una campaña de concientización sobre los peligros de la migración, en especial con los niños sin acompañante.

Pérez dijo que reiteró a Biden la necesidad de otorgar a inmigrantes guatemaltecos en Estados Unidos un Estatuto de Protección Temporal (TPS), en beneficio para buscar trabajo legal y del que ya gozan El Salvador y Honduras.

No obstante, reconoció “que la solución definitiva” es una reforma migratoria y una reunificación familiar legal.

Perspectiva regional

En la misma reunión, el secretario de Gobernación mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong, propuso que en el tema de la migración de menores y adolescentes no acompañados se requiere de  una perspectiva regional a través de políticas públicas y una visión en la que los países en conjunto se involucren, lo atiendan y lo resuelvan.

Al frente de la delegación mexicana y en representación del presidente Enrique Peña, el encargado de la política interior del país propuso también que Estados Unidos lleve a cabo una campaña de difusión para informar a los centroamericanos que estén en ese país que sus familiares no podrán ingresar a territorio estadunidense sin la documentación migratoria correspondiente.

El secretario de Gobernación expuso que México tiene políticas públicas para atender, cuidar y brindar el regreso oportuno a cada uno de los migrantes no acompañados, sean mexicanos o de otros países.

“La cooperación y trabajo coordinado entre los gobiernos de México, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala y Honduras, permitirá alcanzar soluciones con una visión regional que aseguren un trato digno y humano a los menores y adolescentes no acompañados que se trasladan por el territorio de estos países”, explicó, Gobernación.

Durante la reunión, celebrada en el Salón de Banderas del Palacio Nacional del Gobierno de Guatemala, las delegaciones coincidieron en llevar a cabo acciones que aumenten las capacidades de protección de esta población en su cruce por cada uno de estos países.

“La perspectiva de solución a esta problemática regional, consideraron, debe ser con un enfoque humanitario para esa población que se caracteriza por su alto grado de vulnerabilidad”, detalló la dependencia federal.

Serán devueltos: Hillary

La exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, en días pasados lamentó el creciente número de niños centroamericanos que cruzan solos la frontera de Estados Unidos de forma ilegal e indicó que de acuerdo con las leyes del país tendrán que ser devueltos cuando se determine la identidad de los padres.

    Sólo porque su niño cruce la frontera no significa que el niño se vaya a quedar, dijo en una entrevista a la cadena CNN.

La exsecretaria de Estado se mostró firme al respecto, porque aseguró no querer mandar “un mensaje que es contrario” a las leyes estadunidenses o que “anime a más niños a hacer esa peligrosa travesía”.

Este diario publicó ayer que el presidente Enrique Peña Nieto acordó con su homólogo estadunidense Barack Obama trabajar en conjunto para mejorar la atención y trato a los menores migrantes.

Durante una conversación telefónica se acordó  diseñar una estrategia para atacar el problema.

En un comunicado de la Casa Blanca se informó que  los niños que llegan solos y cruzan de manera ilegal “no calificarán” para la legalización bajo la porpuesta de reforma migratoria.

La embajada de Estados Unidos en México emitió un comunicado en el que reconoce que es un problema humanitario.

“Estamos aumentando nuestra colaboración en esfuerzos de comunicación social para destacar los peligros del tráfico y la trata de personas, así como los riesgos de muerte, heridas, o abuso relacionados con la migración irregular. Debido al impacto humanitario y a que muchas de las redes de traficantes están involucradas con organizaciones del crimen transnacional, este problema es un importante reto para nuestros dos países.

Autoridades de EU dieron un tour el miércoles pasado a los medios de comunicación por centros de detención en los que se pudo observar a cientos de niños en condiciones de  hacinamiento. Se han procesado a más de 47 mil niños de esos centros que viajan solos desde Centroamérica y México hacia Estados Unidos, desde el 1 de octubre pasado, informaron.

El gobierno de EU resaltó que el número de niños que cruzan la frontera solos podría ascender a 90 mil sólo en el año fiscal 2014.

— Con información de 
AFP, AP, DPA y Reuters

 

Comentarios

Lo que pasa en la red