Lozoya: no habrá más casos tipo Oceanografía

Asegura que la Reforma Energética profundizará la rendición de cuentas y la transparencia

COMPARTIR 
14/06/2014 05:13 Ivonne Melgar/ Fotos: Reuters

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- En comparecencia ante diputados, el director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, urgió a la aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Energética, pues son indispensables tanto para desarrollo económico como para evitar fraudes y nuevo casos de corrupción.

El funcionario confió en que la puesta en marcha de los ordenamientos ahora pendientes generaría tasas anuales de crecimiento de entre 1% y 1.5%.

Lozoya Austin les aseguró a los legisladores que los casos de corrupción, como el de Oceanografía, no volverán a presentarse gracias a la Reforma Energética, que profundizará las oportunidades para la transparencia y la rendición de cuentas.

Anunció que como parte de una política pública de “tolerancia cero” frente a los comportamientos fuera de la ley,  ya se pusieron en marcha medidas que obstaculizarán la reincidencia en casos como el de la naviera propiedad de Amado Yáñez.

Hemos lanzado un instrumento, que es una bóveda electrónica, de tal forma que, tanto los bancos como los contratistas y Petróleos Mexicanos compartan toda la información de los contratos que están en curso, de tal forma que los bancos puedan verificar que los papeles que se les presenten de supuestos contratos entre Pemex y contratistas sean aquellos que la empresa valide”, anunció a los legisladores.

Este instrumento ya está operando con algunos bancos; esperamos que en los siguientes meses ya sea una práctica común para todos nuestros contratos.”

Diputados opositores pusieron en duda la voluntad del actual gobierno de castigar a los responsables del fraude de Oceanografía, Evya y Hewllett Packard, los tres expedientes por los cuales fue llamado Lozoya Austin ante la Comisión Investigadora de Casos de Corrupción en Pemex.

“¿A cuántos servidores públicos se ha sancionado y, peor aún, cuántas irregularidades ni siquiera han sido atendidas (…) Hay la oportunidad para esta dirección de pasar a la historia como la que combatió a la corrupción; o como el director que, por no haber hecho nada, predestine a Pemex a su desaparición”, expuso Luis Espinosa Cházaro, presidente de la Comisión y diputado del PRD.  

El director de Pemex reviró: “¿Qué más actuación se puede esperar de una empresa del tamaño de Petróleos Mexicanos, que sancionar a uno de sus proveedores con una inhabilitación?”

Argumentó que a partir de la sanción que la Función Pública le fincó a Oceanografía por la falta, en tiempo y forma, del cumplimiento de sus contratos, salió a la luz el fraude a Banamex.

Es a partir de una gestión comprometida contra la corrupción, contra una posible afectación patrimonial a Petróleos Mexicanos, como logramos que no hubiera afectación fincándole las multas correspondientes que estaban estipuladas en el contrato”, alegó el funcionario.

Lozoya Austin definió que  “la intolerancia” frente a la corrupción no sólo representa “un imperativo ético y legal” en la transformación de la industria petrolera que se derivará de la Reforma Energética, sino también un componente insoslayable para su competitividad.

La transparencia y un buen sistema de rendición de cuentas se convierten en elementos clave para competir y generar valor, en otras palabras, para cumplir con nuestro mandato de ley”, sostuvo el director de la paraestatal.

Por el PAN, la diputada Mariana Dunyaska García Rojas cuestionó al funcionario sobre las consecuencias de Oceanografía: “¿A cuántos servidores públicos se les ha sancionado o cesado en sus funciones?  (…)  ¿Cuáles han sido las acciones correctivas por parte de la dirección general de Pemex?”

Lozoya Austin alegó que la empresa no puede proceder como Ministerio Público.

Estoy convencido que la actuación de la PGR fue de la forma más adecuada. Se previno un conflicto social, como el que se derivó de la situación de Mexicana de Aviación, actuando de forma responsable, con varios objetivos que no son mutuamente excluyentes. Número uno, preservar las fuentes de trabajo; número dos, preservar las fuentes de pago a proveedores, aquellas que obviamente tienen cierta prelación los temas sociales y los temas de pequeños proveedores”, argumentó Lozoya.

Ricardo Mejía, de MC, dijo que había “tibieza” en el proceder de las autoridades de Pemex en el caso de Oceanografía. Lozoya reviró: “Le pediría, diputado, respetuosamente, porque ya se nos ha hecho aquí costumbre que usted tenga ciertas inquietudes sobre presuntas actuaciones de funcionarios públicos, yo le reitero —así como usted lo ha hecho en su discurso—, le reitero que denuncie”, lo cual  podía abonar “a esta causa común que nos une, de un México más transparente”. 

Se informó que de 2006 a la fecha se presentaron 192 denuncias contra servidores de Pemex, de las cuales 66 están en proceso. Esto por diversos delitos como abuso de autoridad cohecho o peculado.

Pemex recupera 355 mdp

En el caso de Oceanografía, Petróleos Mexicanos ha recuperado 355 millones de pesos por concepto de penas convencionales y pagos, así como por garantías por incumplimiento de contratos.

Estos datos fueron compartidos ayer por Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex, al comparecer ante los diputados de la Comisión de Investigación de Casos de Corrupción en Pemex.

Además del director, asistieron el contralor, Daniel Ramírez Ruiz, y el director jurídico, Marco Antonio de la Peña Sánchez, que ofrecieron detalles sobre el caso Oceanografía.

Revelaron que de 2006 a 2013 Pemex celebró con la naviera 82 contratos por 45 mil 74 millones de pesos. De ese total se han auditado 43, detectando pagos en exceso por trabajos ejecutados, obra no ejecutada, inconsistencia en la presentación de garantías de cumplimiento, así como la entrega de las mismas con monto menor al aportado.

También hubo valoraciones cualitativas sobre la averiguación previa a cargo de la PGR por parte del contralor.

“Es una investigación muy compleja, que tiene una serie de actividades que atender en donde puede haber acumulación real de delitos, entre ellos el más importante que se ha identificado es contra el sistema financiero mexicano, donde hay implicaciones de funcionarios o empleados del banco y representantes de la empresa Oceanografía”, describió Ramírez Ruiz.

El director jurídico informó que a  la fecha de la inhabilitación de la naviera estaban vigentes 39 contratos, en 31 de los cuales sus derechos fueron cedidos al cobro de los bancos acreedores: 25 al Banco Nacional de México.

“Del total de contratos, 45 presentaron convenios modificatorios y 37 no tienen convenio alguno; de los 39 vigentes hay 15 que tienen convenio modificatorio y en general el aumento en el promedio global del monto de todos ellos fue de 15%, 16%”, puntualizó De la Peña Sánchez.

Por su parte, el contralor explicó que los procedimientos de contratación con la naviera de Amado Yáñez fueron por adjudicación directa en dos casos, 46 por licitación pública nacional, siete por licitación pública internacional y otros 27 por licitación pública internacional bajo cobertura de tratados.

Y desglosó la vía por la cual se han recuperado los 355 millones de pesos: por penas convencionales y pagos en exceso la cantidad de 285 millones de pesos, y por la regularización de las cantidades en las garantías de cumplimiento de contrato, 5.4 millones de dólares (70 millones de pesos).

Se refirieron también a la empresa Evya, con la que Pemex ha firmado de 2006 a la fecha 68 contratos por 10 mil 847 millones de pesos. 

Ahí se realizaron 11 auditorías  que detectaron  irregularidades en el procedimiento de recisión, falta de documentación comprobatoria y una deficitaria acreditación de gastos no recuperables.

De Hewlett Packard, en el mismo lapso se  otorgaron  57 contratos por mil 426 millones de pesos. Al respecto el contralor comentó que “en abril del presente año se presentó en los periódicos de mayor circulación una nota en la que se menciona que existe un fraude por parte de esta empresa a Petróleos Mexicanos. Razón por la cual se generó la visita de inspección, misma que se encuentra en proceso y sus resultados en su oportunidad se les comentarán”.

La inhabilitación a la naviera

El director jurídico recordó que en febrero pasado se sancionó a Oceanografía con la inhabilitación de un año, nueve meses y 12 días y una multa de 24 millones de pesos impuesta por la Secretaría de la Función Pública.

“A partir de este evento, el Banco Nacional de México identificó un presunto daño cometido por esa empresa a dicha institución por financiamientos otorgados a la misma, con base en el descuento de documentos derivados de sus contratos con Pemex”, detalló.

Luego se presentó ante la PGR una querella contra la empresa y sus accionistas por cinco mil 303 millones de pesos.  

Precisó que el fraude contra dicha institución financiera “no implica un daño patrimonial a Petróleos Mexicanos ni a sus organismos subsidiarios, ya que las estimaciones que Pemex pagó a Oceanografía son las autorizadas por el organismo y las requisitadas en el sistema”.

De la Peña Sánchez dijo que por la presentación de documentos y estimaciones falsificados de Pemex se presentó denuncia ante el Ministerio Público.

Relacionadas

Comentarios