Peña niega competencia con Brasil

Responde a Lula que cada país lleva su propio camino; Videgaray dice que las variables son superiores a las de la nación sudamericana

COMPARTIR 
11/06/2014 04:01 Enrique Sánchez/ Enviado
Luis Videgaray afirmó que  las declaraciones de Lula deben entenderse en el contexto de la campaña electoral en Brasil. Foto: Reuters
Luis Videgaray afirmó que las declaraciones de Lula deben entenderse en el contexto de la campaña electoral en Brasil. Foto: Reuters

MADRID, 11 de junio.— El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo ayer que su país tiene su propio camino para conseguir el desarrollo económico y la creación de empleo, distinto al de Brasil, y mostró su deseo de que ambos sean un éxito.

En rueda de prensa junto al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, en la segunda y última jornada de su visita de Estado a España, Peña Nieto fue cuestionado por unas declaraciones del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva según las cuales los indicadores económicos de México son inferiores a los registrados en Brasil.

Peña Nieto expresó su “gran respeto” por Lula da Silva y
subrayó que cada país ha impulsado las reformas estructurales que ha considerado adecuadas para su desarrollo.

A este respecto, señaló que México ha adoptado sus propias decisiones para garantizar un crecimiento económico sostenido, con la idea de combatir la pobreza y generar empleo, que son “los grandes retos”.

“Respetamos la ruta seguida por Brasil, que es referente para otros países, pero México tiene la suya propia”, destacó el presidente, quien apuntó su deseo de que ambas sean un éxito, en beneficio de los respectivos pueblos.

Asimismo, señaló que a su debido tiempo se verán los cambios que México ha asumido y que deparan un camino de desarrollo para el país.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, aseguró que las críticas hacia México de Lula hay que entenderlas en el contexto de la campaña electoral que se vive en el país sudamericano.

Al ser interrogado sobre declaraciones de Lula en el sentido de que los indicadores económicos de México son inferiores a los de Brasil, el titular de Hacienda dijo en entrevista con Radio Fórmula que Brasil está “en época electoral y hay que poner en contexto y entender así sus declaraciones”.

“Es ocioso y poco constructivo entrar en ese tipo de debates” en momentos en que Brasil vive una etapa “muy especial”, no sólo porque es sede del Mundial de Futbol, sino porque se prepara para unas elecciones en octubre que “seguramente serán muy competidas”, apuntó.

Aseguró que la economía del país es “mucho más robusta” que la de Brasil, y para sustentar su afirmación mencionó cuatro indicadores: la inflación, las tasas de interés, el costo del dinero para las empresas y las calificaciones crediticias.

Los tres primeros están por debajo de los niveles que se registran en Brasil y el riesgo por incumplimiento del pago de deuda se cotiza al doble en el país sudamericano, dijo Videgaray, quien destacó que esos son datos duros y objetivos.

El funcionario federal expresó todo su “respeto y reconocimiento” a Lula por lo que hizo durante su mandato (2003-2010), al igual que lo hiciera el Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, cuando fue interrogado al respecto en Madrid.

Videgaray hizo sus declaraciones vía telefónica desde Nueva York (Estados Unidos), donde participará en varios foros de carácter económico y financiero.

La semana pasada, Lula descalificó a los “expertos” que ven a México como un nuevo actor en ascenso en América Latina: “Me fui a enterar (de los fundamentos económicos mexicanos) y todo es peor que en Brasil. Lo que hacen mejor, nosotros ya lo hicimos con Petrobras hace 20 años. No hay ningún indicador comparable a los nuestros”, dijo.

Agregó que México ofrece números “nada comparables” con los de Brasil en materia económica y social. Por ello, añadió, México no es la nueva nación en ascenso porque el país azteca presenta escenarios en ambos rubros que ofrecen un panorama “peor” que los que pueden observarse en Brasil.

En un foro organizado por el diario español El País, Da Silva  criticó el pesimismo de la prensa nacional y extranjera, sobre todo la estadunidense y británica. “Lo que hacen con Dilma sólo es similar a lo que hacían con Hugo Chávez en Venezuela”, se quejó. Tras decir que Brasil es ahora una potencia mundial, que pronto podrá convertirse en la “quinta mayor economía del mundo”, Lula rechazó a los expertos y periodistas que han elegido a México como la nueva nación en ascenso: “México está embarcado en una Reforma Energética que permitirá la participación de empresas extranjeras en la explotación de petróleo y gas.”

Subrayó, además, que Brasil necesita ampliar el comercio internacional con los países de América Latina y destacó que el comercio con Chile es mayor que con países de Europa, como Italia y España.

También subrayó la importancia de aumentar el intercambio comercial con países de África. “El Atlántico no es un obstáculo, sino una oportunidad”, aseguró. Entre los productos brasileños que podrían ser adquiridos por los africanos, el expresidente apuntó el sector automovilístico.

Comentarios

Lo que pasa en la red