México-Brasil, rivalidad de las élites: Rozental

Hay condiciones para crear una relación más constructiva y no de antagonismo, afirma el exsubsecretario de Relaciones Exteriores

COMPARTIR 
11/06/2014 04:30 Redacción
Andrés Rozental consideró que la respuesta que dio ayer el presidente Peña fue correcta, pues no deberíamos estar discutiendo cuál país es el mejor. Foto:  David Hernández/Archivo
Andrés Rozental consideró que la respuesta que dio ayer el presidente Peña fue correcta, pues no deberíamos estar discutiendo cuál país es el mejor. Foto: David Hernández/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de junio.- Andrés Rozental, exsubsecretario de Relaciones Exteriores, consideró que la rivalidad entre México y Brasil se ubica principalmente en las élites, porque los pueblos se quieren y se respetan.

Entrevistado por Pascal Beltrán del Río para Excélsior Televisión, el embajador mexicano destacó el potencial que tienen los dos países para una relación constructiva e incluso para ser socios.

Rechazó lo dicho por la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Vanessa Rubio Márquez, de que la rivalidad entre México y Brasil se encuentra sólo en la cancha de juego.

Por el contrario, afirmó que entre ambas naciones ha existido una rivalidad histórica propiciada por las élites y en particular por las embajadas, pero entre los pueblos hay fraternidad, admiración y solidaridad.

El embajador y consultor de empresas internacionales, entre las que figuran brasileñas, mencionó que hubo un intento por acabar con esa rivalidad político-económica durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, aunque dijo que todo parece indicar que fracasó.

Las élites y quizás en particular, las cancillerías de ambos países a lo largo de los años han tenido esta rivalidad que los dos presidentes, Salinas y Sarney (José) acordaron terminar, pero que hasta el día de hoy yo creo que sí sobrevive.”

Puso como ejemplo las recientes declaraciones hechas por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva durante un seminario organizado por el diario español El País en el sentido de que los indicadores económicos de México no son comparables con los de su país, y que “todo en México es peor que en Brasil”.

Rozental consideró que la respuesta a estas declaraciones que dio ayer el presidente Enrique Peña Nieto fue correcta, pues no deberíamos estar discutiendo cuál país es el mejor y lo más sano sería conjuntar esfuerzos y voluntades como las dos mayores potencias de la región “y que tengamos la posibilidad ya no de ser rivales, sino socios”.

Mencionó que tanto las inversiones mexicanas en Brasil y las de ese país en territorio nacional, son un indicador de que hay mucho potencial para una relación mucho más constructiva que una de rivalidad política o económica.

Consideró que esta rivalidad tuvo su origen cuando la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) comenzó a establecer un modelo económico entre los países más grandes de la región con el objetivo de estimular una autonomía completa en su patrón de desarrollo económico.

Dijo que de esta manera, México y Brasil comenzaron a generar de manera paralela empresas y actividades económicas en diversos rubros como minería e industria automotriz, iniciando así una competencia y no ser complementarios.

Indicó que curiosamente ha coincidido en que “cuando Brasil está en auge y ha logrado la atención internacional, México está en los sótanos, y viceversa, cuando México atrae atención internacional, positiva, como es el caso actual, Brasil tiene problemas sociales, económicos, problemas en la organización de la Copa, etcétera; yo creo que es un ciclo que se ha producido a lo largo de 20 años, y yo creo que eso es a lo que se refirió el expresidente Lula cuando dijo que francamente él veía que Brasil andaba mejor que México”.

Comentarios

Lo que pasa en la red