De 2009 a 2011 disminuye trabajo infantil en México

El INEGI anunció que en 2011 había aproximadamente tres millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años de edad que realizaban alguna actividad económica

COMPARTIR 
10/06/2014 15:01 Notimex
En 2012 también se reporta una disminución de casi 78 millones de niños en situación de trabajo infantil a nivel mundial en comparación con el año 2000, es decir de casi un tercio del total. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de junio.- En México la población de 5 a 17 años de edad que realiza “trabajo infantil” disminuyó para 2011 en poco más de seis mil niños, niñas y adolescentes comparada con 2009, informó el INEGI.

Con motivo del “Día mundial contra el trabajo infantil”, este 12 de junio, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que en 2011 había aproximadamente tres millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años de edad que realizaban alguna actividad económica.

Esa cifra representa una tasa de ocupación de 10.5 por cada 100 niños, destacó el instituto en un comunicado.

Apuntó que datos mundiales revelan que en 2012 existían 168 millones de niños de 5 a 17 años en situación de trabajo infantil, cifra que representa 11 por ciento del total de la población de ese grupo de edad.

Asimismo, los niños en trabajo infantil, aquellos que se encuentran en labores peligrosas representan poco más de la mitad (85 millones), situación que pone en riesgo directamente su salud, seguridad y moralidad.

En 2012 también se reporta una disminución de casi 78 millones de niños en situación de trabajo infantil a nivel mundial en comparación con el año 2000, es decir de casi un tercio del total.

Por género, la mayor disminución ocurrió en las niñas con 40 por ciento menos; en tanto que en los niños fue de 25 por ciento, agregó.

El organismo refirió que en el caso del trabajo infantil en México por sexo, la tasa es de 14.1 y 6.8 para hombres y mujeres en 2011, respectivamente.

Precisó que en 2009 la tasa que se reportó para hombres fue de 14.1 por cada 100 niños y para las mujeres de 7.2 por cada 100 niñas, lo que permite apreciar que para la población femenina se registró un decremento en 2011 de 0.4 puntos porcentuales.

Por grupos de edad, anotó, la participación en actividades laborales se presenta mayormente en el grupo de adolescentes de 14 a 17 años, pues del total de niños que trabajan 72.8 por ciento pertenecen a este grupo; mientras que tres de cada 10 (27.2 por ciento) se encuentran en edades de 5 a 13 años.

La población de 5 a 17 años de edad que realiza “trabajo infantil” disminuyó para 2011 en poco más de seis mil niños, niñas y adolescentes comparada con 2009

El INEGI comentó que garantizar la asistencia escolar de todos los niños y niñas es un derecho fundamental y además es un factor que contribuye a prevenir y erradicar el trabajo infantil.

Sin embargo, 39.1 por ciento de los niños, niñas y adolescentes que trabajan declaran no asistir a la escuela; por sexo se observa que de los niños ocupados 41.6 por ciento no asisten a la escuela; de las niñas ocupadas 33.7 por ciento se encuentran en esta situación.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define a los niños que trabajan como las personas que aún no cuentan con la edad mínima legal para desempeñar una actividad laboral.

O que habiendo alcanzado esa edad realizan actividades que suponen una amenaza para la salud, la seguridad o el desarrollo moral, y se encuentran en condiciones de trabajo forzoso.

En México, la protección de la población infantil contra las formas de trabajo se expresa en la constitución y se materializa en la Ley Federal del Trabajo, donde se establece la prohibición para realizar actividades laborales a los menores de 14 años.

En el caso de los adolescentes de 14 a 17 años, lo permite en circunstancias específicas: siempre y cuando exista un permiso por parte de los padres, cuando haya compatibilidad entre el estudio y el trabajo, además del cumplimiento de otras condiciones que salvaguarden el bienestar de los niños y niñas.

Refirió que la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y la OIT, señalan que el trabajo infantil se contextualiza principalmente en las zonas rurales.

Al respecto, en el caso de México, del total de niños de 5 a 17 años ocupados, siete de cada 10 (69.9 por ciento) se ubican en zonas menos urbanizadas, en tanto que tres de cada 10 (30.1 por ciento) se encuentran en zonas de mayor urbanización.

Los motivos que impulsan a los niños al trabajo pueden ser de distinta naturaleza, pero la situación económica de su hogar suele ser uno de los factores de mayor importancia, pues 27.9 por ciento de la población infantil de 5 a 17 años ocupados declaró que trabaja porque su hogar necesita de su trabajo.

En tanto, 25.5 por ciento lo hace para poder estudiar y cubrir sus propios gastos, 15.5 por ciento para aprender un oficio y 13 por ciento buscan contribuir con el ingreso de sus hogares, añadió.

Señaló que el ámbito agropecuario abarca sectores como el de la agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca, y es considerado como uno de los más peligrosos, pues existe una mayor probabilidad de tener accidentes relacionados con el trabajo.

Apuntó que de los niños de 5 a 17 años ocupados en México, 29.7 por ciento se encuentran realizando actividades de tipo agropecuario y de estos nueve de cada 10 (87.2 por ciento) son hombres.

El INEGI mencionó que en México, 29.7 por ciento de los niños ocupados en trabajos agropecuarios tienen una jornada de 35 y más horas laborales a la semana, y de los niños de 5 a 17 años ocupados en actividades agropecuarias 43.1 por ciento no asisten a la escuela.

Expuso que el trabajo infantil está relacionado con el entorno social, cultural y económico de cada país o región, por lo que las causas son diversas; entre ellas se encuentra la pobreza, poco apoyo financiero para la educación, falta de empleos para adultos, entre otros aspectos.

En cuanto a las repercusiones personales 34.7 por ciento declaran que si dejan de trabajar no aprenderían un oficio y con ello se volverían irresponsables, refirió.

Asimismo, destacó que el trabajo que desempeñan los niños ocupados en actividades agropecuarias, gran parte lo realizan para un familiar (75.3 por ciento), en tanto que 23 por ciento laboran para un no familiar y 1.7 por ciento por cuenta propia.

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red