Contratos tendrán 4 meses de prueba

El dictamen de la Ley de Hidrocarburos contiene 210 cambios en 86 aristas del paquete original; si los inversionistas en energía no cumplen se les podrá revocar la asignación

COMPARTIR 
09/06/2014 05:58 Leticia Robles de la Rosa
Se prevé que las licitaciones sean llevadas a cabo bajo los principios de transparencia, máxima publicidad, igualdad, competitividad y sencillez.

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio.- El proyecto de dictamen de la Ley de Hidrocarburos que construye el Senado establece un periodo de cuatro meses para que el Estado aplique su poder de revocación y rescisión de los contratos y asignaciones a los empresarios nacionales y extranjeros que incumplan sus obligaciones y compromisos con el país en materia de exploración, extracción y distribución de petróleo, gas y gasolina.

Además, modifica la participación de las secretarías de Energía, Hacienda y Economía en el proceso de adjudicaciones, respecto de la iniciativa original del presidente Enrique Peña Nieto, a fin de fortalecer a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) como la máxima autoridad en el proceso de contratos.

Sin embargo, será la Secretaría de Energía la que defina los perfiles de las zonas específicas a las cuales se les aplicará cada modelo de contratos. De igual forma, aclara las reglas para la venta al público de gasolina y gas, amén de que establece el calendario para que los actuales contratistas de Pemex transiten hacia el nuevo modelo.

Ayer, los senadores presidentes de las comisiones de Energía, David Penchyna, y de Estudios Legislativos Primera, Raúl Gracia, hicieron público el proyecto de dictamen de la Ley de Hidrocarburos, que contiene 210 cambios en 86 aristas del paquete original enviado por el presidente Enrique Peña Nieto, entre ellos la inclusión de la adjudicación directa por subasta.

Aclara que “el proceso de adjudicación podrá ser, entre otros, una subasta ascendente, una subasta descendente o una subasta al primer precio en sobre cerrado. En los procesos de licitación podrán contemplarse criterios de desempate, los cuales deberán estar incluidos en las bases de licitación correspondientes.

“En cualquier caso, los procesos de licitación se deberán llevar a cabo bajo los principios de transparencia, máxima publicidad, igualdad, competitividad y sencillez. Las propuestas podrán ser presentadas y analizadas a través de medios electrónicos, en los términos que establezca el reglamento”, dispone.

Los cambios incluidos por los legisladores, que serán discutidos este martes, hace cambios al proceso para revocar o rescindir los contratos o permisos, pues la propuesta presidencial establecía que en caso de que no se prestaran los servicios para los cuales obtuvieron el contrato, se les revocaría o rescindiría de inmediato.

Pero ahora los senadores colocaron un tiempo de cuatro meses, pues dispone que para “la revocación requerirá notificación previa al asignatario de la causal o causales que se invoquen y se regirá por la presente ley y su reglamento. Una vez notificada la causal, el asignatario tendrá un máximo de 30 días naturales, contados a partir de la fecha de la notificación, para exponer lo que a su derecho convenga y aportar, en su caso, las pruebas que estime pertinentes.

“Transcurrido el plazo (…) la Secretaría de Energía contará con un plazo de 90 días naturales para resolver, considerando los argumentos y pruebas que, en su caso, hubiere hecho valer el asignatario. La determinación de revocar o no la asignación deberá ser debidamente fundada, motivada y comunicada al asignatario.

“Si el asignatario solventara la causal de revocación en que haya incurrido antes de que la Secretaría de Energía emita la resolución respectiva, el procedimiento iniciado quedará sin efecto, previa aceptación y verificación de la Secretaría de Energía y aplicando, en su caso, las penas correspondientes conforme a lo dispuesto en la presente ley”, dice el texto que es exactamente igual al referente a la rescisión de contrato a los permisionarios.

También en ambos casos, para la revocación y la rescisión, los senadores hicieron ajustes para atenuar la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para las causales de revocación de asignaciones y rescisión de permisos, pues el mandatario federal dispuso que se revocará o rescindirá en caso de que la empresa “remita de forma dolosa información falsa o incurra de forma sistemática en la omisión o entorpecimiento en la entrega de información y reportes a las secretarías de Energía, de Hacienda o de Economía, a la Comisión Nacional de Hidrocarburos o a la Agencia”.

Los legisladores modificaron la disposición para decir que se revocará o rescindirá si “en más de una ocasión” se remite esa información falsa, es decir, autoriza al permisionario o al asignatario a que al menos en una ocasión entreguen información y documentación falsa de manera injustificada.

Comentarios

Lo que pasa en la red