Avance en reformas, un logro histórico; base de un mayor crecimiento

Los cambios estructurales constituyen el logro económico más importante conseguido en el primer año y medio de la actual administración

COMPARTIR 
05/06/2014 03:21  Karla Ponce, Aura Hernández y Claudia Castro

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de junio.- La aprobación de las reformas estructurales constituye el mayor logro económico conseguido en el primer cuarto del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, coincidieron los dirigentes de las principales cúpulas empresariales del país.

En entrevista con Excélsior, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin); Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex); y Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), concordaron en que tras año y medio de gobierno, el jefe del Ejecutivo ha sentado las bases para detonar el crecimiento económico no sólo de su administración sino de las próximas décadas.

De acuerdo con Gutiérrez Candiani, “se logró aprobar el paquete de reformas más ambicioso del que se tenga memoria, cambios estructurales que ayudarán a consolidar no sólo un sexenio sino décadas de crecimiento exponencial”.

Funtanet Mange consideró que el espíritu reformador de la primera parte de la administración en curso se traducirá en beneficios económicos en los siguientes años. Indicó que la Reforma Educativa permitirá el desarrollo de talento más competitivo para el sector productivo, lo que atraerá mayores inversiones; mientras que la reforma en competencia económica frenará las prácticas monopólicas para detonar el número de jugadores en los mercados y garantizar una sana competencia.

Castañón Castañón destacó que la Reforma Financiera será la mejor herramienta en los próximos años para ganarle terreno a la informalidad, la cual actualmente acapara el 60 por ciento de la actividad económica.

“Muchas empresas formales de micro, pequeño y mediano tamaño simplemente necesitan financiamiento para crecer y generar más empleos. La Reforma Financiera puede generar una nueva realidad en este sentido al facilitar el acceso al crédito y hacer que éste tenga un costo más bajo”, señaló el dirigente del sector patronal.

De acuerdo con los dirigentes empresariales, las reformas de Telecomunicaciones y Energética son las más importantes, debido que tienen la capacidad de detonar inversiones millonarias, además de miles de empleos.

Tan sólo la Reforma de Telecomunicaciones podría triplicar la escala anual de inversiones en el sector en un plazo de cinco años, con un impacto importante en el crecimiento de la economía de hasta un punto porcentual, puntualizó Gutiérrez Candiani.

El representante de los organismos empresariales más importantes del país estimó que de una dinámica de alrededor de 42 mil 700 millones de pesos anuales, se podría pasar a cerca de 128 mil millones de pesos. “El impacto será sustantivo en el crecimiento económico y la generación de empleos, al tratarse de una industria con una tasa de crecimiento que llega a ser más de cuatro veces superior a la del conjunto de la economía”.

Puntualizó que el mayor reto de esta reforma es lograr incidir en al menos 20 por ciento en las tarifas de los servicios de telecomunicaciones e incrementar la penetración de servicios de banda ancha hasta 95 por ciento de la población hacia 2018.

Estimó que estos objetivos son alcanzables si los legisladores se enfocan en generar mejores condiciones de competencia en el mercado; promover y coordinar el acceso y compartición a derechos de vía e infraestructura pública, y fomentar la inversión, dando certidumbre jurídica a la misma y a todos los operadores.

En materia energética, estimaciones del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) indican que la reforma tiene el potencial de detonar inversiones por 50 mil millones de dólares anuales si se concreta una legislación secundaria que brinden viabilidad jurídica, institucional y técnica a su incursión en áreas como la exploración, refinación y producción de hidrocarburos en México.

Dijo que el mayor reto de la reglamentación secundaria es fomentar las cadenas de proveeduría mexicanas y el contenido nacional en la ejecución de las asignaciones y contratos para conseguir un mejor desarrollo.

Los pendientes,
crecimiento y seguridad

Revertir el bajo crecimiento económico y disminuir los altos índices de inseguridad deben ser las prioridades de la presente administración durante los siguientes años coincidieron los líderes empresariales del país. 

“El crecimiento económico durante esta parte del sexenio ha sido insuficiente para que el aparato productivo genere los empleos que están demandado los mexicanos… Estamos hablando de que cada año se requieren al menos un millón de puestos de trabajo, pero para que puedan generarse es necesario crecer al menos cinco por ciento”, apuntó Castañón Castañón.

Explicó que las reformas estructurales son capaces de detonar ascensos económicos por encima de los cinco puntos porcentuales una vez que sean implementadas, por lo que en corto plazo el gobierno federal debe apostar a eficientar el gasto público y mejorar el clima de negocios a través de políticas públicas.

Sin embargo, Alpízar Vallejo destacó que “no hay prosperidad sin seguridad”, por lo que consideró que uno de los retos más importantes de la administración del presidente Enrique Peña Nieto es abatir el clima de inseguridad que se vive en algunas zonas del país.

“No sólo debe buscarse que impere el estado de derecho mexicano, también se debe fortalecer a todas las instituciones para que las reformas puedan aterrizarse y traducirse en progreso”, refirió Castañón Castañón.

El reto: consolidar reformas

Los dirigentes de los organismos empresariales más representativos de México consideraron que el mayor reto de la administración federal durante este año es consolidar cada una de las reformas que han sido aprobadas.

“El espíritu reformador que estamos viviendo era fundamental para que México tuviera la oportunidad de ser un país más competitivo y productivo pero se requieren leyes secundarias acordes para lograrlo además de acelerar su implementación”, destacó Funtanet Mange.

La Reforma Energética, por ejemplo, debe condicionar la participación privada en el sector energético a que la mayor parte de los insumos sean de origen mexicano consideró Alpízar Vallejo.

De acuerdo con los industriales, la Reforma Energética tiene la capacidad de fortalecer a la industria si a través de las leyes secundarias se obliga a que las compañías que participen en la cadena de valor operen con un porcentaje relevante de proveeduría nacional.

“Mucho se habla de que las empresas más competitivas en materia de hidrocarburos son extranjeras, por lo que la Reforma  Energética no sólo debe privilegiar la participación de empresas mexicanas, sino también exigir que la mayor parte de la proveeduría sea nacional”, destacó Alpízar Vallejo.

 

Rinde sus frutos

Más recursos para el desarrollo

La Reforma Fiscal ha permitido que el gobierno recaude más

Una de las reformas estructurales que actualmente está rindiendo frutos es la fiscal, porque ha permitido que el gobierno cuente con más ingresos en los primeros cuatro meses de este año y, al mismo tiempo pueda mantener un monto importante de gasto público.

Información de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Luis Videgaray, reveló que los ingresos presupuestarios del sector público alcanzaron un billón 309 mil 479 millones de pesos entre enero y abril de este año.

Esta cifra, que incluye los ingresos que entraron a las arcas del gobierno por concepto de petróleo, impuestos, derechos y aprovechamientos, así como lo obtenido por empresas y organismos paraestatales, está por encima de lo registrado en el mismo periodo del año pasado cuando se obtuvieron casi un billón 200 mil millones de pesos.

También supera lo estimado en la Ley de Ingresos de la Federación 2014 que fue aprobada por los legisladores en la que se esperaba recibir un billón 233 mil millones de pesos y, en realidad, se recaudó 6.2 por ciento más.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, consideró que dicha información demuestra que los fines recaudatorios de la reforma se cumplieron porque, pese a la desaceleración económica, el gobierno está recibiendo mayores ingresos.

Muestra de ello se observa principalmente en gravámenes como el Impuesto al Valor Agregado, cuya tasa se homologó a 16 por ciento en todo el país, porque recaudó 45 mil 841 millones de pesos más que en el mismo periodo de 2013 cuando no había reforma.

Situación similar se observa con el Impuesto Sobre la Renta cuya recaudación aumentó 17.1 por ciento real con respecto al año anterior, lo que equivale a casi 69 mil millones de pesos, debido principalmente a cambios como un nuevo escalón en la tasa y la eliminación de deducciones.

En el caso de los Impuestos Especiales Sobre Producción y Servicios, rubro en que destaca el gravamen a bebidas azucaradas y el de comida chatarra, ingresaron 38 mil 384 millones de pesos al cierre de abril, cerca de diez mil millones de pesos más respecto a 2013.

Aunque el gobierno ha insistido en que estos dos nuevos impuestos tienen por objetivo reducir el consumo de alimentos relacionados con la obesidad, plan que parece tener un impacto porque las ventas de la comida chatarra se han reducido 15 por ciento.

“Los fines recaudatorios de la reforma sí le dieron los ingresos al gobierno que estaba estimando. Sin embargo, esto ha sido con un costo de desaceleración económica que el gobierno ha reconocido”, añadió De la Cruz.

Al analizar los resultados de recaudación de los primeros cuatro meses, Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, prevé que la reforma generé ingresos extras por 0.5 o 1.0% del Producto Interno Bruto.

 

Reactivación del crédito

La Reforma Financiera ha impulsado la cartera de los bancos

Con un crecimiento de 16.6 por ciento en los créditos otorgados por la banca de desarrollo a marzo de este año, las instituciones están cumpliendo con su nuevo mandato, considerado dentro de la Reforma Financiera, de contribuir a que haya más crédito y en mejores condiciones para el sector productivo.

“La banca de desarrollo es muestra clara de que la Reforma Financiera está dando resultados”, aseguró Enrique de la Madrid, director general del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

A partir de la Reforma Financiera, la banca de desarrollo tiene el mandato por parte del presidente Enrique Peña Nieto de fortalecerse e impulsar mediante su actividad al sistema financiero en beneficio de las familias.

Para ello, se consideró dotar de mayor libertad a la banca de desarrollo para operar, maximizando los beneficios de los préstamos que realice y fomentando el crédito privado; así como contar con la capacidad para crear programas y productos financieros para el desarrollo de las áreas prioritarias para el desarrollo nacional.

El titular de Bancomext señaló que, ante la impaciencia porque el paquete de reformas aprobado en 2013 impacte de manera inmediata en el crecimiento económico, la Reforma Financiera es ya un cambio estructural que está generando una mayor derrama de crédito y en mejores condiciones.

Aumentan préstamos

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la cartera de crédito presentó un crecimiento anual de 16.6 por ciento, en donde el segmento que registró un mayor crecimiento anual en términos del monto fue el de empresas con 35.9 mil millones de pesos; seguido de la cartera orientada a las entidades financieras con 23.4 mil millones de pesos y en menor medida la cartera a entidades gubernamentales con un aumento de 17 mil millones de pesos.

En este sentido, la Comisión informó que Banobras y Bancomext tuvieron una contribución importante al incremento de la cartera de crédito del sector, con variaciones anuales de 40 mil 700 millones de pesos, es decir, 17.6 por ciento, y 18 mil 400 millones, lo que representa un 22 por ciento, respectivamente.

Resaltó que se observan aumentos en la cartera de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) de 32 por ciento con 10 mil 400 millones de pesos; Nacional Financiera (Nafin) con 4 mil millones, lo que representó un crecimiento de 3.8 por ciento y Banjército con 2 mil 600 millones de pesos, es decir, 13.4 por ciento más que a marzo de 2013.

Por su parte, Bansefi mostró una tasa anual de crecimiento de su cartera del 42.3 por ciento para alcanzar un saldo de 364 millones de pesos.

La CNBV detalló que el saldo de la cartera de crédito de Banobras representó 50.9 por ciento de la cartera total;  mientras que Nafin, Bancomext y SHF participaron con 20.8 por ciento, 16 y 8 por ciento, respectivamente.

“Estas leyes de banca de desarrollo nos están dando más autonomía de gestión, nos están permitiendo tomar más decisiones al interior de nuestras instituciones, con menos pasos en la Secretaría de Hacienda y de la Función Pública y ya estamos en la etapa de instrumentación”, precisó Enrique de la Madrid.

Bancos más dinámicos

Se estima que actualmente, el crédito total de la Banca de Desarrollo no alcanza un 3.5 por ciento del PIB, lo que apenas representa la mitad de lo que canalizaba hace diez años.

De ahí que, uno de los objetivos de la Reforma Financiera fue recuperar el mandato de las instituciones financieras del Estado para promover el crecimiento, al crear mayores oportunidades de desarrollo en sectores económicos estratégicos.

Con base en ello y luego de haber alcanzado el billón de pesos en créditos de las instituciones de la banca de desarrollo en 2013, este año la meta es llegar al  billón 150 mil millones de pesos en financiamiento directo e impulsado.

Asimismo, se planteó la necesidad de que la banca de desarrollo cuente con mayor flexibilidad en su operación.

Relacionadas

Comentarios