Empresarios piden mano en energía; 50 mil mdd están en juego, afirman

Demandan mayor participación de la industria nacional para proveer insumos al sector

COMPARTIR 
02/06/2014 09:24 Karla Ponce
"No deben dejarse cabos sueltos en las leyes” Gerardo Gutiérrez Candiani. Foto Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de junio.- Transparencia en contratos, aclarar la condición de intermediarios, incentivar a empresas y garantizar abasto, calidad y precios competitivos en combustibles y electricidad son parte de las demandas de los empresarios a los legisladores que procesan las leyes secundarias de la Reforma Energética.

Rodrigo Alpízar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), dijo que garantizar la proveeduría nacional es una gran oportunidad para reindustrializar el país.

Dijo que el sector industrial buscará que los legisladores incrementen de 25 a 40% los insumos de procedencia nacional en la industria energética.

Para Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), deberá estar regulada la participación de Pemex y CFE en gas natural.

Aseguró que si la legislación aprobada garantiza seguridad jurídica y transparencia en la apertura del sector energético se podrán alcanzar inversiones de hasta 50 mil millones de dólares anuales.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), aseguró que el tema de los altos costos ha sido una limitante para la inversión.

Empresarios definen prioridades en energía

La inversión que se detonará en el sector energético dependerá de la reglamentación secundaria que sea aprobada, advierten sus representanes.

La reglamentación que defina la apertura del sector energético a la iniciativa privada nacional e internacional determinará el nivel de inversión y generación de empleos que detonará en los siguientes años. El sector empresarial estima que el potencial es de 50 mil millones de dólares anuales si se concreta una legislación secundaria que brinde seguridad jurídica y transparencia a su participación. 

La transformación de la industria supone cambios a 13 leyes y la creación de ocho más, en donde las prioridades van desde establecer fechas y reglas de migración hasta incrementar el contenido nacional de los contratos, además de facilitar la incursión de la iniciativa privada para garantizar el abasto de combustibles a precios competitivos.

"No deben dejarse cabos sueltos en las leyes” Gerardo Gutiérrez Candiani

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, consideró que la reglamentación secundaria de la reforma energética debe cuidar los detalles para que no haya “tropezones en el camino”. 

En materia de hidrocarburos dijo que se debe asegurar que las reglas de migración a contratos y formatos de asociación sean transparentes y garanticen la elección de los socios más adecuados, así como que se establezca claramente la dependencia gubernamental responsable de pagar las contraprestaciones a particulares.

En gas Natural, consideró que la participación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) debe estar regulada, y asegurar que esto no pueda evadirse en la práctica.

En combustibles y gasolinas apuntó que se deben armonizar fechas en las que el sector privado pueda comercializar y realizar otras actividades, así como poner especial atención a la regulación aplicable a especificaciones.

En electricidad, el Régimen transitorio debe ser lo más claro posible en cuanto a los términos y condiciones de operación de los permisionarios actuales. “Hay que asegurarnos de que no se impida la celebración de contratos de largo plazo entre particulares, así como precisar en áreas como Energías Limpias”.

"Necesario, mayor contenido nacional” Rodrigo Alpízar Vallejo

El sector industrial buscará que los legisladores incrementen de 25 a 40 por ciento el contenido nacional estipulado en la iniciativa de leyes secundarias de la reforma energética propuesta por el Ejecutivo.

Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), consideró que garantizar la proveeduría nacional en el sector energético constituye una gran oportunidad para reindustrializar al país.

De acuerdo con el líder de los industriales, la proveeduría nacional en el sector energético permitirá detonar el crecimiento regional debido a que también desencadenará inversiones y generación de empleos y además de especialización.

“Los legisladores tienen la oportunidad de incentivar a las empresas mexicanas que participan en el sector a ser más competitivas para después integrarse a la paraestatal no como proveedor sino como socio directo”.

El dirigente dijo que las empresas mexicanas también encontrarán una oportunidad para hacer alianzas con sus similares extranjeras. “Se puede cambiar la percepción de que México es un país conquistado al que vienen los grandes sabedores de la tecnología y los grandes capitales, por el de un país que sabe establecer alianzas con las empresas  más competitivas en el mundo en beneficio mutuo”.

"Costos competitivos de los combustibles” Francisco Funtanet Mange

El desabasto y costo de los combustibles en el país ha limitado la atracción de inversiones y la generación de empleos, por lo que la apertura del sector debe ir encaminada a garantizar su abasto a tarifas competitivas, apuntó Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin).

"Hoy, con la reforma energética impulsada por el gobierno de la República, la industria en México tiene certidumbre sobre el abasto y tarifas más competitivas en el mediano plazo; de ahí la importancia de que se aprueben las leyes secundarias".

El líder de los industriales estimó la entrada de 14 mil millones de dólares de nuevas inversiones al país, derivado de la certidumbre en el abasto, calidad y precio de hidrocarburos y electricidad para los empresarios de diversas ramas productivas.

"Hoy disponemos del hidrocarburo más eficiente y menos contaminante, que es el gas, por lo que consideramos que habrá un impacto positivo no sólo en sus tarifas sino también en las de la electricidad, las cuales son entre 50 y 70 por ciento más caras que en Estados Unidos", refirió.

De acuerdo con el dirigente, en dos o tres años la industria en México comenzará a sentir los efectos de la reforma en los precios de las tarifas de gas y electricidad.

 - Más información de Dinero en Imagen aquí

 

Relacionadas

Comentarios