Concluye la revisión de 86 libros de la SEP que presentaban errores

La Academia Mexicana de la Lengua terminó de revisar los libros que presentaban más de 100 errores ortográficos, fallas gramaticales y de sintaxis

COMPARTIR 
29/05/2014 13:16 Lilián Hernández
La Academia Mexicana de la Lengua terminó de revisar los libros que presentaban más de 100 errores ortográficos, fallas gramaticales y de sintaxis.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo.- En ocho meses, la Academia Mexicana de la Lengua revisó 86 libros de texto de primaria, a fin de que el próximo ciclo escolar los alumnos de ese nivel y los de preescolar tengan nuevos materiales.

86 libros fueron revisados por la Academia Mexicana de la Lengua.

Al concluir esa revisión, la SEP recordó que después de detectar 117 errores ortográficos, además de fallas gramaticales y de sintaxis, en agosto de 2014 saldrá la nueva generación de textos, en los que no sólo “se enderezaron” los acentos, comas o dedazos, sino que ahora tienen la certeza de que esos libros “respetan el idioma y sus normas”.

El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, aseveró que ahora esos nuevos materiales están libres de errores porque el trabajo con la Academia Mexicana de la Lengua fue más que fructífero.

Esta alianza significó un aprendizaje mutuo, debido al reto para incluir los distintos saberes pedagógicos y el correcto uso del español, a fin de determinar la expresión más pertinente para llevar con claridad los conocimientos a los alumnos de todos los rincones del país”, puntualizó.

Durante una breve ceremonia, en la que rechazó responder las preguntas de los medios de comunicación, el titular de la SEP aseguró que sería imposible lograr la calidad educativa sin libros actualizados y bien elaborados.

No puede existir calidad educativa si los textos no se convierten realmente en herramientas que ayuden a pensar adecuadamente, lo que presupone conocimiento y uso preciso de nuestro idioma”, subrayó.

Recordó que tras la firma de convenio con dicha academia en agosto de 2013, primero el proceso se concentró en corregir los errores ortográficos, pero al ver que también había fallas gramaticales y de sintaxis, “poco a poco se fue transformando en un proceso de análisis integral”.

117 errores  ortográficos se detectaron.

Por su parte, Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, informó que “al examinar  los libros de texto advirtió que algunos de ellos ponían énfasis en la memoria”, cuando hoy se requiere poner el acento en la formación, más que en la información.

Dijo también que hallaron libros que en vez de generar la inquietud, la duda, el asombro, se concentraron en el saber, y dejaron a un lado la indagación que debe adquirir todo alumno en su formación.

Se trata de libros que acentúan la respuesta y no la pregunta, el resultado y no el método. Los libros que reciben el nombre de Exploración de la naturaleza y de la sociedad son cualquier cosa menos un proceso real de exploración, que debiera poner en práctica la curiosidad y la búsqueda de nuevas respuestas”, afirmó.

En tanto, la subsecretaria de educación básica, Alba Martínez recordó que  hubo libros que se revisaron, que se corrigieron y que salen revisados y corregidos.

Como yo dije, que no podíamos volver a publicar, porque no eran libros adecuados, esos libros se volvieron a hacer. Son los de primero y segundo, toda la colección de matemáticas, son los libros de formación cívica y ética y son los libros de historia”, recordó.

jpg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red