Kerry intercede por soldado estadunidense preso en México

Se trata de un infante de marina, veterano de la guerra en Afganistán, acusado de posesión ilegal de armas, preso en Tijuana

COMPARTIR 
28/05/2014 09:06 Notimex / Foto: Archivo, Reuters
El segundo hombre más importante del gobierno estadunidense, durante su visita a México la semana pasada
El segundo hombre más importante del gobierno estadunidense, durante su visita a México la semana pasada

WASHINGTON, 28 de mayo.- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo este miércoles haber abordado con autoridades mexicanas el caso de un infante de marina estadunidense preso en México bajo cargos de posesión ilegal de armas, en vísperas de cumplirse 60 días de su detención.

Andrew Tahmooressi, veterano de la guerra en Afganistán, fue detenido el 31 de marzo en San Ysydro después de que las autoridades mexicanas en esa garita encontraron tres armas de fuego dentro del vehículo que conducía, después de cruzar la frontera.

Estamos trabajando para determinar si cierta evidencia que está siendo presentada cumple los estándares necesarios para retener a ese joven infante de marina”, dijo Kerry en una entrevista con la cadena estadunidense de televisión CNN.

“Tan recientemente como la semana pasada tuve esas discusiones con las autoridades mexicanas”, señaló, en alusión a su reciente visita a la capital mexicana el 21 de mayo.

La perspectiva del jefe de la diplomacia estadunidense coincide con la presentación este miércoles de Tahmooressi ante un juez mexicano en la ciudad de Tijuana, para explicar el incidente.

Entre las evidencias que sus abogados planean presentar ante el magistrado está la grabación de una llamada hecha por el soldado al número de emergencia 911 de Estados Unidos, cuando buscó ayuda.

Familiares de Tahmooressi, quien dejó el Ejército en el 2012, han apelado a la administración de Barack Obama para gestionar su liberación, bajo el argumento de que su incursión en territorio mexicano fue una equivocación.

Sus familiares mantienen que su ingreso a México fue involuntario, ya que el soldado de 25 años había viajado a San Diego para visitar a un amigo y no supo cómo terminó en un carril que lo condujo al lado mexicano.

La petición de sus familiares ha sido respaldada por legisladores estadunidenses, como el republicano Duncan Hunter.

Kerry señaló en la entrevista que el Departamento de Estado trata de averiguar con exactitud cuáles son los hechos que condujeron a la detención del infante de marina.

“Estamos trabajando en eso y esperamos poder informar a la familia pronto dónde estamos en relación con el estado de la evidencia y cuál será su situación”, abundó Kerry.

dgp

Comentarios

Lo que pasa en la red