Lanzan en Chihuahua alerta preventiva por 36 casos de hepatitis

En lo que va del año, por hepatitis aguda tipo A se han presentado 20 casos en el estado; por el tipo C se han dado 16

COMPARTIR 
26/05/2014 09:06 Carlos Coria Rivas / corresponsal

CHIHUAHUA, 26 de mayo.- Tras detectar 36 casos de hepatitis en Chihuahua, las autoridades de salud lanzaron un estado de alerta preventivo a la población, a fin de reducir los riesgos de contagio.

La Secretaría de Salud estatal dio a conocer que en lo que va del año, por hepatitis aguda tipo A se han presentado 9 casos en hombres y 11 casos en mujeres, mientras que el año pasado se presentaron un total de 29 casos en hombres y 34 en mujeres.

Medidas para prevenir hepatitis A y B

  1. Evitar el uso excesivo de alcohol y drogas, ya que generan graves daños en el hígado, tales como insuficiencia hepática o cáncer
  2. Mantener una buena higiene personal
  3. Lavarse las manos antes y después de ir al baño
  4. Conservar limpios los alimentos
  5. Evitar el contacto directo con la sangre de una persona infectada

Por hepatitis aguda tipo C se dieron en lo que va del año 12 casos, mientras que en el sexo femenino se tienen registrados 4, a diferencia del año 2013, cuando se documentaron 49 casos en hombres y 17 en mujeres.

Ante ello, la Secretaría de Salud exhortó a la ciudadanía “a tomar las medidas preventivas necesarias para evitar el contagio por hepatitis”.

Dicha enfermedad es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección viral.

Se conocen cinco tipos principales de virus de la hepatitis, designados como A, B, C, D y E. Estos son los que mayor preocupación generan debido a la gran morbilidad y mortalidad que conllevan, así como a su potencial para propagarse de forma epidémica.

En particular, los tipos B y C dan lugar a una afección crónica en cientos de millones de personas; estos son en conjunto la causa más común de cirrosis y cáncer hepático.

La hepatitis A y E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen de forma ordinaria por el contacto con humores corporales infectados.

Son formas comunes de transmisión de estos últimos tipos, la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, así como los procedimientos médicos invasivos en que se usa equipo sucio; en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre al hijo en el parto y por  contacto sexual.

El síntoma más característico de una persona con hepatitis es la pigmentación amarillenta de ojos y piel, además de presentar un dolor abdominal intenso, orina turbia, fatiga constante, fiebre ligera, náuseas, vómito, notoria pérdida de peso e inapetencia.

dgp

Comentarios

Lo que pasa en la red