Diputados se unen a rescate de Cabo Pulmo

Legisladores del PRD piden a Semarnat frenar el desarrollo Cabo Dorado

COMPARTIR 
25/05/2014 04:59 Ivonne Melgar
El Parque Nacional Cabo Pulmo fue decretado como Área Natural Protegida por en junio de 1995, con una superficie para conservación de siete mil 111 hectáreas. Foto. AFP

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo.- La bancada del PRD en la Cámara de Diputados pidió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) rechazar la autorización del desarrollo Cabo Dorado, en el Área Natural Protegida (ANP) Cabo Pulmo, en Baja California Sur.

Promovido por los diputados federales Fernando Belaunzarán y Fernando Zárate, el exhorto al gobierno federal es que se niegue dicho permiso, en tanto permanezcan vigentes las resoluciones administrativas que la consideran ANP, así como los juicios interpuestos contra autorizaciones anteriores.

El llamado de la diputación perredista se sustenta en el hecho de que el Parque Nacional Cabo Pulmo fue decretado como ANP por el gobierno federal el 6 de junio de 1995, con una superficie para conservación de siete mil 111 hectáreas.

En el exhorto que ya se cabildea entre los legisladores, para hacerlo llegar a la Semarnat, se destaca que en el lugar se encuentra el único arrecife coralino vivo de Norteamérica, al tiempo que es lugar de anidación de tortugas marinas y hábitat de 226 de las 891 especies de peces de Golfo de California, 154 especies de invertebrados marinos, así como de  lobos marinos, delfines y ballenas.

Se destaca que en 2007, la entonces llamada compañía inmobiliaria española “Hansa Urbana”, a través de su filial en México “Hansa Baja Investments”, obtuvo  de la Semarnat el visto bueno para su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), con lo cual se le autorizó la construcción y operación del proyecto turístico Cabo Cortés, con tres mil 814 hectáreas de construcción en Cabo Pulmo.

El proyecto, se reseña, consiste en la edificación de tres mil 655 cuartos de hotel, siete mil 816 casas, dos campos de golf, una marina con capacidad de 490 posiciones, un sistema de canales y lagos artificiales, planta desalinizadora y dos campos de golf.

Al año siguiente, el “Centro Mexicano de Derecho Ambiental” y la Organización “Defensa Ambiental del Noroeste” presentaron recursos de revisión contra la autorización al MIA, bajo el argumento de que se violaban los programas de ordenamiento ecológico y planes de desarrollo urbano, fragmentación del proyecto y ecosistemas.

El recurso de revisión interpuesto en 2008 prosperó, traduciéndose en la nulidad del permiso de la construcción de la marina y de las medidas de mitigación propuestas por el desarrollador.  Sin embargo, tres años después, Semarnat otorgó una nueva autorización para ambos asuntos, generando la inconformidad de organizaciones civiles de México y de alcance internacional en materia ecológica.

Belaunzarán Méndez y Zárate Salgado recordaron que al final del sexenio anterior, ante la presión tanto de activistas como de la Cámara de Diputados, el ejecuivo federal ordenó la cancelación de cualquier autorización relacionada con el proyecto “Cabo Cortés”. Entonces, el gobierno de Felipe Calderón asumió que, de concretarse el desarrollo, la sustentabilidad de un área tan importante para la conservación del medio ambiente en nuestro país se encontraba en riesgo.

“Hoy se pretende reimpulsar un desarrollo similar al de Cabo Cortés, pero con diferente nombre y con diferentes inversionistas y socios extranjeros. El promotor e inversionista aún es John Macarthy, quien fue director de Fonatur en la administración de Vicente Fox y el principal inversionista nacional de la empresa Hansa Urbana, como lo es hoy de La Rivera Desarrollos BCS, S. de R. L. de C. V, la que promueve similar desarrollo turístico al que fuera rechazado y cancelado en Cabo Pulmo, pero bajo el nombre de Cabo Dorado”, detallan en el exhorto los legisladores.

En el exhorto de la bancada del PRD se indica que los nuevos socios inversionistas extranjeros de John Macarthy se ostentan como empresarios chinos bajo las denominaciones Beijing Sansong International Trade Group, China State Construction Engineering  y Glorious Earth Group.

Relacionadas

Comentarios