Exigen a SEP aclarar caso Díaz de la Torre

Las bancadas del PRD y el PAN afirman que la Reforma Educativa no funcionará si persisten privilegios

COMPARTIR 
25/05/2014 04:50 Ivonne Melgar

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo.- Ante la evidencia de que los privilegios sindicales siguen vigentes, “como cuando Elba Esther Gordillo dirigía el SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación)”, la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados gestionará un exhorto al secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, para que explique el porqué de la ahora violada Ley del Servicio Profesional Docente.

El diputado Fernando Rodríguez Doval afirmó que las revelaciones hechas este sábado por Excélsior, en el sentido de que el líder del gremio, Juan Díaz de la Torre, cobra como comisionado —lo que viola la norma vigente—  comprueban que la Reforma Educativa no basta si las autoridades gubernamentales carecen de voluntad política para frenar los abusos que históricamente ha cometido la cúpula del gremio.

Por su parte, el vicecoordinador de la diputación  del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Alonso Raya, recordó que el salario de Díaz De la Torre es sólo uno entre los cinco mil 500 representantes sindicales que siguen recibiendo ingresos de la nómina docente de la SEP, bajo la figura de comisionados.

Sostuvo que Chuayffet debe dar cuenta de los acuerdos políticos del gobierno con el SNTE y la CNTE.

Rodríguez Doval, responsable en el grupo parlamenterio del PAN en la Cámara de Diputados de preservar la congruencia entre la doctrina de su partido y el quehacer de los legisladores, habló de facturas políticas.

Desgraciadamente el gobierno federal sigue sin aplicar la ley que prohíbe los salarios a los líderes sindicales, porque el PRI sigue necesitando como aliados al partido de Nueva Alianza, una expresión política del sindicato magisterial”, señaló el legislador panista.

Cuando se aprobó la reforma y las leyes secundarias, nuestra bancada advirtió que no bastaba con estos cambios, que se necesitaba de la voluntad de la autoridad para aplicarlas y para frenar los abusos. Pero es evidente que no hay voluntad para ninguna de las dos cosas”, planteó el secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales en San Lázaro.

Rodríguez Doval consideró el comportamiento político de Nueva Alianza en la Cámara, siempre aliado incondicional del PRI, como una retribución a cambio del mantenimiento de los viejos tratos hacia los líderes del SNTE, aun cuando la Ley del Servicio Profesional Docente prohiba que la nómina siga financiando a los comisionados que únicamente se dedican a labores del gremio.

Al respecto, el perredista Miguel Alonso Raya explicó que si bien la Ley del Servicio Profesional Docente prohibió mantener esos pagos, en los hechos el gobierno federal sigue dando a integrantes de las dirigencias del magisterio el mismo trato corporativo que el Estado mexicano le da a los líderes sindicales de los trabajadores a su servicio.

El gobierno federal cree que manteniendo los privilegios del SNTE y de la CNTE, los maestros estarán tranquilos y se evitarán problemas, pero pretender la neutralización de los sindicatos del sector no le sirve a nadie y menos a la educación”, advirtió.

Intermediario entre el gobierno y la CNTE cuando en septiembre se aprobó la Ley del Servicio Profesional Docente, Alonso Raya consideró que hay una embestida contra la escuela pública que no puede ni debe resolverse con arreglos opacos entre el gobierno y la cúpula del gremio.

Debemos reconocer que aun con sus fallas, la escuela pública ha sido fundamental para el funcionamiento de la República, y esto ha sido posible gracias a los maestros, sin los cuales tampoco puede concretarse la reforma”, definió el perredista.

También debemos reconocer que mientras miles de maestros trabajan diariamente en condiciones de la fregada, persiste, aun después de la reforma, una relación de complicidad del gobierno y el sindicato, en la que unos y otros se tapan cosas”, argumentó.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red