Platillos exóticos... con sabor a peligro; comensales pueden no vivir para contarla

En diversos restaurantes, los más extraños manjares pueden ser causantes de muerte; unos son tóxicos y otros, que se comen vivos, pueden ocasionar asfixia

COMPARTIR 
23/05/2014 05:45 Omar Becerril
Preparar el pez globo no es un asunto menor, pues se requiere de una licencia expedida  por el gobierno nipón, sobre todo porque el veneno sigue activo aún estando cocido.
Preparar el pez globo no es un asunto menor, pues se requiere de una licencia expedida por el gobierno nipón, sobre todo porque el veneno sigue activo aún estando cocido.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo.- Conocer un país por su comida es una opción que puede ser apetitosa; degustar los sabores de frutas, verduras, cortes de carne, pescados, vinos o quesos es una experiencia que varios comensales pueden hacer con los ojos cerrados. Pero, ¿qué tal si comer nuevos platillos pusiera en riesgo tu vida?

Peces exóticos

Hay diferentes platillos con los que las personas se están jugando la vida, entre los que se encuentran el pez globo, también conocido como Fugu, uno de los platillos más riesgosos.

Éste es parte de la cultura japonesa desde tiempos inmemoriales; se trata de un alimento altamente aceptado entre los orientales y exótico para los turistas que visitan ese país.

La hembra de este pez alberga un veneno llamado tetrodoxina en el hígado y ovarios que puede causar la muerte por asfixia en cuestión de horas. Curiosamente, en Japón un chef que se precie de serlo intentará dejar la cantidad justa de la ponzoña para provocar un cosquilleo en la lengua del comensal con la finalidad de que pueda tener una experiencia culinaria nueva y diferente.

Prepararlo no es un asunto menor, pues se requiere de una licencia especial expedida por el gobierno nipón para prepararlo,sobre todo si se considera que el veneno sigue activo aún estando cocido.

En el país del sol naciente los chefs que pretenden obtener la licencia tienen que realizar cursos que en promedio llevan tres años, mientras que el examen para obtener el permiso incluye preguntas teóricas y una prueba práctica en la cual el Fugu debe concinarse a la perfección.

Tentáculos inquietos

Otro platillo peligroso para los comensales es el  Sannakji, un platillo coreano preparado con pulpitos que se cortan vivos en trozos que se condimentan con aceite y semillas de ajonjolí; sin embargo, cuando éstos llegan a la mesa aún están retorciéndose en el plato.

El pulpo no es venenoso, pero el riesgo está en que las ventosas puedan adherirse a las mejillas o incluso peor, a la garganta, lo que ha provocado que cada año mueran seis personas ahogadas por ingerir el Sannakji.

Según expertos, el truco es masticarlo hasta cansarse y pasarlo con mucho líquido; si bien no parece un plato para comer estando sobrio, la ebriedad lo hace aún más peligroso.  Además hay una segunda variante para degustar este platillo: comer el pulpo entero y vivo, lo que aumenta el riesgo de asfixia.

Caldo tóxico

Nuestro viaje culinario nos lleva hasta el continente africano, donde un pequeño anfibio encierra un peligro mortal para los lugareños: se trata de la rana mugidora.

En varias zonas de África esta especie forma parte de las recetas de familiares que también puede ser mortal.

A diferencia de otras partes del mundo donde sólo se acostumbran cocinar las ancas, aquí no se desperdicia nada para su preparación. Lo que hace peligrosa a la rana mugidora es que las secreciones de su piel son venenosas y pueden desencadenar en desordenes renales.

Moscas en el queso

Hagamos un alto en la isla de Cerdeña, que se encuentra en el mar Mediterráneo. Los habitantes de este lugar son conocidos por hacer un queso llamado Casu Marzu que es fermentado por moscas de la especie Piophila Casei y cuya comercialización está prohibida.

Fruta exótica

Otro de los alimentos más peligrosos es el ackee, cultivado en Jamaica, pues cuando está maduro tiene semillas tóxicas.

Comentarios

Lo que pasa en la red