Por unidad, prevén cambio de líder de bancada en Senado

Salvador Vega o Héctor Larios podrían suplir a Jorge Luis Preciado; desde marzo pasado se vaticina su relevo

COMPARTIR 
20/05/2014 05:57 Leticia Robles de la Rosa
Jorge Luis Preciado utilizó su oficina de la Junta de Coordinación Política para llevar a cabo fiestas que incluían mariachis.
Jorge Luis Preciado utilizó su oficina de la Junta de Coordinación Política para llevar a cabo fiestas que incluían mariachis.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de mayo.- El triunfo definido de Gustavo Madero como presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN) abre el camino para la definición de la dinámica interna en su grupo parlamentario del Senado, porque es inminente la salida de Jorge Luis Preciado como coordinador del grupo, para dar paso a un nuevo liderazgo, que ayude a la unidad interna, porque es notoria entre ellos la división entre calderonistas y maderistas.

Los nombres de Salvador Vega Casillas y Héctor Larios Santillán están colocados entres los perfiles que analiza Gustavo Madero para que una vez que comience su segundo periodo al frente del PAN nacional, tome la decisión en busca de mejorar las relaciones internas entre los senadores.

Ya desde marzo pasado, la salida de Jorge Luis Preciado se colocó como una de las primeras acciones que asumirá la nueva dirigencia nacional del PAN, de acuerdo con los colaboradores más cercanos a Gustavo Madero Muñoz; de hecho, cuando Cecilia Romero asumió la dirigencia del partido, fue público que la panista analizó la conveniencia de mantener a Preciado en la coordinación del grupo parlamentario, e incluso se reunió con los senadores antes de hacer pública su ratificación.

Ayer nuevamente entre los integrantes cercanos al candidato ganador para la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero, volvió a recorrer el plan de un cambio en la coordinación de los senadores panistas, incluso llegó hasta la Cámara de Diputados, nido de los maderistas, entre los legisladores que asistieron a sus actividades, y desde larga distancia, llegó al Senado, nido de los calderonistas.

El 18 de mayo de 2013, mediante una llamada telefónica, Gustavo Madero le comunicó a Ernesto Cordero que ya no era más el coordinador de los senadores del PAN, después de ocho meses de confrontaciones constantes, a lo largo de los cuales Ernesto Cordero le pidió que renunciara, lo amenazó con rebeliones internas y promovió el golpeteo mediático contra su dirigente nacional.

Exactamente un año después, el 18 de mayo de 2014, Madero ganó a Cordero la dirigencia nacional del PAN, como producto del primer ejercicio de elección directa de los militantes del partido.

Así, Jorge Luis Preciado llegó a la coordinación de los senadores panistas el 21 de mayo del año pasado y a lo largo de este año ha protagonizado diversas controversias y escándalos; los calderonistas lo obligaron a cambiar los estatutos del grupo parlamentario para quitarle todo el poder de decisión interna; contrató a un director de comunicación social que rasuró el salario de sus trabajadores y utilizó la oficina de la Junta de Coordinación Política como salón de fiestas particular, con mariachi incluido.

Interrogado sobre la posible salida de su coordinador, el senador Jorge Luis Lavalle, uno de los integrantes de los calderonistas, aclaró que el partido debe caminar ahora hacia la unidad, incluido el grupo parlamentario.

“No lo sé. Yo creo que eso dependerá también de la visión que como grupo queremos construir. Creo que mucho más allá de lo que un coordinador pueda construir en particular, depende mucho del grupo, pues sea quien sea el coordinador, difícilmente podríamos llegar a un acuerdo.

“Yo creo que eso más bien dependerá de que nos podamos sentar con mucha madurez y mucha apertura, independientemente de quién sea el coordinador. Yo creo que ya estuvo bueno de echarnos culpas o críticas”, destacó Lavalle Maury.

Comentarios

Lo que pasa en la red