Detienen a ‘El Orejón’, vinculado a los Beltrán Leyva

La Policía Federal logró la detención de Miguel Ramírez Martínez, junto a otras siete personas dedicadas al secuestro y robo de vehículos en Zumpango del Río, Guerrero

COMPARTIR 
15/05/2014 20:18 Pedro Tonantzin/Corresponsal

CUERNAVACA, Mor. 15 de mayo.- Policía Federal logró el aseguramiento de ocho peligrosos secuestradores pertenecientes a la organización delictiva "Los Beltrán Leyva", quienes además se dedicaban al robo de vehículos con violencia, en el municipio de Zumpango del Río, Guerrero.

Tras la detención de Antonio Reina Castillo, alias “La Borrega”, señalado como jefe de la plaza de este grupo criminal en el municipio de Tixtla de Guerrero, el pasado 11 de abril junto con dos de sus escoltas y su lugarteniente Ismael Castillo Marino, de 38 años.

La Policía Federal dio seguimiento a otra célula que operaba en Alpuyeca, Morelos y ahora se detuvo a otros ocho sicarios que operaban en la comunidad de Zumpango, cabecera municipal de Eduardo Neri, ambas poblaciones cercanas a la Autopista México-Acapulco.

Estas células criminales, integraban una peligrosa banda de secuestradores y sicarios, quienes además se dedicaban al robo de vehículos con violencia. Tras las líneas de investigación y labores de inteligencia se logró la detención de ocho integrantes más.

La Policía Federal dio seguimiento a otra célula que operaba en Alpuyeca, Morelos y ahora se detuvo a otros ocho sicarios que operaban en la comunidad de Zumpango, cabecera municipal de Eduardo Neri, ambas poblaciones cercanas a la Autopista México-Acapulco

Entre los detenidos, destaca el líder de la célula de secuestradores Miguel Ramírez Martínez, alías "El Orejón", de 31 años de edad, originario de Acapulco, quien es acusado de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, homicidio, delitos contra la salud, delincuencia organizada, portación ilegal de arma de fuego y robo de vehículos.

Este mismo criminal se encontraba al mando de una célula de sicarios que operaba en la ciudad de Cuautla, en el estado de Morelos, dicha célula estaba al mando de Luis Enrique Soto Cuevas (a) "El Quique", de 34 años de edad, originario del Distrito Federal y con residencia en Cuautla, Morelos.

Enrique Soto, fungía como segundo al mando de la célula de secuestradores y sicarios, encargado de coordinar los secuestros y robo de vehículos, asimismo, era el responsable de la compra de armas de fuego para los integrantes de su grupo delictivo.

Humberto Guajardo Jiménez, alías "El Chino", de 39 años de edad, Jorge Luis Quiñones García, "El Gordo", de 26 y Mariano Vargas Arreola, "El Trompas", de 21, eran los escoltas y sicarios de Enrique Soto.

Jorge David Añorve Zepeda, "El Güero", de 19, Daniel Jiménez Beltrán, "El Moreno", de 22, Joaquín Nava Molina, "El Pocholo", de 22, quienes se dedicaban al robo de autos con violencia, además de secuestrar y asesinar a personas que señalaba la organización delictiva.

A los detenidos se les relaciona el secuestro de dos maestras en Acapulco, el primero ocurrido el 27 de septiembre de 2013. La víctima fue liberada el pasado 28 de septiembre de 2013, tras el pago de una cuantiosa cantidad de dinero y dos vehículos.

Otra maestra de preescolar, de 27 años de edad, ocurrido el 15 de enero de 2014, en Acapulco, Guerrero, siendo liberada el 17 de enero de 2014, tras el pago de una cuantiosa cantidad de dinero y la factura de un vehículo.

Tras un trabajo de inteligencia, se logró identificar la zona en la que operaban este grupo criminal, sobre la autopista México-Acapulco, por lo que se implementaron patrullajes y en el kilómetro 205+200, tramo Rió Mezcala-Chilpancingo, localizaron una camioneta de color blanco, que se encontraba en el interior de una brecha, con hombres armados.

Los tripulantes de la camioneta antes mencionada, al notar la presencia de los uniformados intentaron darse a la fuga, por lo que se implementó un operativo y fueron asegurados los ocho sicarios con cuatro armas largas, cuatro armas cortas y un costal con 11 kilos de mariguana.

Los detenidos, mencionaron que su labor en este momento era limpiar la plaza de Cuautla, Morelos, por lo que habían ordenado las ejecuciones de integrantes de grupos antagónicos.

Elementos de la Policía Federal, realizaron la puesta a disposición de las personas detenidas ante el Agente del Ministerio Público Federal adscrito a la SEIDO de la Procuraduría General de la República (PGR), quien determinara su situación jurídica.

jgl

Relacionadas

Comentarios