Los maestros, obligados a competir y rendir pero con sueldos muy bajos

Al ingresar a un sistema similar al servicio profesional de carrera, los nuevos docentes en México están obligados a esforzarse por mantener su empleo, pero siguen siendo mal pagados, dice organización

COMPARTIR 
15/05/2014 10:51 Rodrigo Aguiar
Los maestros que ahora serán contratados bajo la nueva legislación deberán de competir y rendir, pero sus sueldos siguen siendo muy bajos, según Mexicanos Primero. FOTO: Cuartoscuro
Los maestros que ahora serán contratados bajo la nueva legislación deberán de competir y rendir, pero sus sueldos siguen siendo muy bajos, según Mexicanos Primero. FOTO: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo.- Con la reforma educativa, a los nuevos maestros mexicanos ahora se les pide competir y rendir en el aula, sin embargo el estímulo económico que perciben sigue siendo insuficiente.

Ser maestro en México "es una profesión muy mal pagada" que ahora está pensada en algo similar al servicio profesional de carrera, afirmó David Calderón, director general de Mexicanos Primero.

En entrevista con Grupo Imagen Multimedia, Calderón afirmó que con la entrada en vigor de la reforma educativa, el gremio magisterial se ha enfrentado a un "proceso bastante complejo y bastante accidentado".

Aunque los maestros han cobrado más conciencia sobre su papel, los sueldos bajos persisten, dijo el directivo de la organización, que pugna por una educación de calidad en el país.

La enorme mayoría de los maestros "ganan de 7 mil a 10 mil pesos mensuales menos impuestos y deberían de ganar entre 12 mil a 13 mil mensuales para que el ingreso sea equivalente a su profesión", dijo.

Sin embargo, existe una pequeña proporción de docentes en el máximo nivel de carrera magisterial que "ganan más de 100 mil pesos y a veces ni se presentan a clases o rentan las plazas", sostiene.

LEE TAMBIÉN: Hay 91 mil maestros con salario de ricos; profesor en Oaxaca gana $603 mil al mes.

Aunque el nuevo sistema contempla estímulos, aun no se ha anunciado cómo funcionará. "Debe de existir certeza de que todos los maestros de un mismo nivel ganen efectivamente lo mismo”, dice Calderón. “Cinco a seis niveles para el nuevo sistema es muy razonable".

Ahora “es necesario que los docentes comiencen a ganar bien para atraer a jóvenes que aporten buen rendimiento en el aula”, dice el director de Mexicanos Primero.

Adiós al viejo sistema

En teoría, los maestros ya no están sujetos a un sistema antiguo de prebendas y acuerdos y ahora los jóvenes saben que "todo va a depender de su preparación", sostiene Calderón.

Antes [la plaza de maestro] se miraba como una salida asegurada de la pobreza, pero ahora ser maestro requerirá de mucha exigencia”, dijo.

En ello concuerda José Daniel Méndez Terán, quien pidió omitir su verdadero nombre por seguridad y que comenzó a ejercer una plaza de jefe de oficina A en Acapulco, Guerrero en 2003.

Al portarte bien con el jefe inmediato tenías días de descanso, podías llegar tarde. La administración de una escuela era muy opaca", sostuvo, en entrevista con Grupo Imagen Multimedia.

En el sistema viejo "si uno quería acceder a una plaza como de subdirector o a un espacio de coordinador en una secundaria tenías que hacer mucha política sindical", y luego “una comisión mixta se dedicaba a vender plazas y negociarlas", afirma.

A partir de la reforma, todos los puestos de subdirector y director "ahora se obtendrán mediante examen de oposición", sostiene.

Persiste desconfianza

Pero para otros docentes que alguna vez intentaron obtener una de dichas plazas de manera legal, la desconfianza persiste.

En el 2010 concurse por una plaza a nivel estatal en Formación Cívica y Ética. De 200 aspirantes obtuve el lugar número seis. Nunca me dieron la plaza", afirma el profesor René Gómez Torres, egresado de la licenciatura en Comunicación y Educación por la Universidad Autónoma de Baja California.

El profesor de 28 años, quien solo tiene autorizado dar clases por hora a nivel secundaria, dijo a Grupo Imagen Multimedia que con la reforma nada le garantiza que "las prácticas que se tenían antes no se trasladen al servicio profesional docente".

Gómez Torres, quien vive en Mexicali, no oculta su desacuerdo con la reforma educativa, aunque afirma que "los apologistas de la reforma si tienen razón en cuanto a que hay mucho maestro que esta de aviador, otros que no cuentan con perfil".

Según Méndez Terán, antes de la reforma, "si eras un maestro que estabas a punto de jubilarte, podías, al menos en Guerrero, haber dejado la mitad de tus horas a un familiar o vendérselo a alguien más. El resto de las horas se quedaba en la escuela para repartirse en los demás".

Hasta este año se podían meter a familiares "pero ahora ya no se puede, ya no es como antes que había corredores de plazas en todos lados del estado", afirma.

Existen docentes "que tienen 40 años de servicio y ahora existe un límite de 16,000 pesos mensuales para jubilarse, cuando en el viejo régimen se iban al 100% de su jubilación, pero ahora si ganan más de 16,000 pesos al mes ese es su tope", abundó Méndez Terán.

Sin embargo, según Calderón, director de Mexicanos Primero, esos maestros "quieren abandonar el sistema por las nuevas reglas", y actualmente se han registrado jubilaciones a niveles no vistos antes.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red