Deslave en Puebla deja siete muertos

Un caudal se llevó a varias personas que se encontraban en el interior de sus vehículos; cuatro menores y una embarazada, entre las víctimas

COMPARTIR 
01/05/2014 23:46 Fernando Pérez Corona, corresponsal / Fotos: Tomadas de Twitter

PUEBLA, 2 de mayo.- Siete personas murieron, cuatro de ellas menores edad, durante el deslave provocado por la tromba registrada en Huehuetlán El Grande, donde al menos 50 casas resultaron afectadas.

Según los cuerpos de emergencia, debido al aguacero, a las 19:30 horas del miércoles hubo una crecida extraordinaria en la barranca Baltazar, afluente del río Atoyac, la cual es utilizada como calle y paso de vehículos.

Según el director general de Protección Civil, Jesús Morales, los escurrimientos de los márgenes de este cauce conformaron un caudal que arrastró los vehículos con personas en el interior.

De acuerdo con la versión del funcionario estatal, las unidades llegaron hasta la boca de un desagüe construido al final de la avenida, donde fueron destruidas y sepultadas por la fuerza del agua, piedras y flora.

Casi a las 22:00 horas, la Policía Municipal pidió apoyo a la Policía Estatal y a otros cuerpos de auxilio para rescatar los cuerpos.

A esa hora, elementos de Protección Civil, del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), Cruz Roja, Bomberos y del Ejército mexicano respondieron a la llamada de auxilio e iniciaron las labores de localización de los cadáveres, aunque no paraba de llover.

En la madrugada fueron localizados los cuerpos de Araceli Salas González y de María del Rosario Valencia, de 30 y 24 años; la segunda tenía ocho meses de embarazo. En la mañana, descubrieron los restos de Dorian y de Víctor, de cinco y 11 años, respectivamente, en el paraje de Texcalitla La Joya.

Entre las tragedias resaltó el caso de Antonio Quinto Ochoa, quien descendió de su camioneta para comprar un litro de aceite y a su regreso sólo vio como el caudal arrastraba la unidad donde estaban sus dos hijos: Dylan y Dorian, como también su esposa María del Rosario, quien estaba a punto de dar a luz.

José Luis Quinto Silverio, padre de Quinto Ochoa, pidió a las autoridades agilizar los trámites de la necropsia y trasladar los cuerpos a Puebla, donde reside la familia, pues el Ministerio Público tomó la decisión de tenerlos en Tepexi de Rodríguez.

Poco después de las 14:00 horas, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas tuiteó que otros tres cuerpos habían sido hallados en la zona: Martha Salas González, de 28 años, además de Griselda y Dylan, de diez y cuatro año, respectivamente.

“Con profunda pena informo que encontraron tres cuerpos como consecuencia de contingencia en Huehuetlán. Cifra de decesos asciende a 7 (cuatro menores de edad)”, escribió el mandatario en esa red social.

El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, calificó de lamentable y extraordinaria la tragedia, donde una tormenta atípica dejó también daños considerables en viviendas y la pérdida total de seis vehículos.

En entrevista con Ana Paula Ordorica, para Grupo Imagen Multimedia, el mandatario estatal descartó que la cifra de víctimas por este alud aumente, toda vez que ya no hay reportes de personas desaparecidas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red