Madero y Cordero disparan reproches

Se lanzan calificativos como “comparsa”, “mañoso” o “torpe”. Durante el debate se acusan mutuamente de apoyar al PRI

COMPARTIR 
29/04/2014 23:56 Héctor Figueroa
Ernesto Cordero y Gustavo Madero aspirantes a la dirigencia del PAN tras celebrar su debate en las instalaciones de Acción Nacional (Foto Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril.- El debate entre los dos candidatos a la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, y Ernesto Cordero Arroyo, se convirtió anoche en una guerra de diatribas, descalificaciones y adjetivos entre ambos.

Sin salirse del script, Cordero acusó a Madero de ser un “comparsa”, “cogobernar” y “favorecer” al presidente Enrique Peña Nieto, mientras que el dirigente panista con licencia dijo que el exsecretario de Hacienda, era un “panista de última hora”, “torpe”, “mañoso”, y que nunca estuvo en las “grandes batallas” del PAN.

El senador con licencia acusó Madero de ser el único responsable de la pérdida de elecciones desde enero de 2010 a la fecha y no a otros actores políticos como Felipe Calderón o la candidata Josefina Vázquez Mota, lo cual mereció una fuerte respuesta de Madero.

“Cordero trata de ubicar un poco mañosamente que el problema surge a partir de que yo entro a la presidencia del PAN y desconocer las graves fallas que tuvimos como gobierno.

Triste que un señor actuario, manejando las cifras con tanta torpeza: comparas 2010. Te recuerdo Ernesto, yo asumí la presidencia del partido el 5 de diciembre. Triste que un actuario que estudió en las mejores universidades no haga este tipo de precisiones”, acusó Madero Muñoz.

El debate inició con la participación de Ernesto Cordero, quien destacó los logros del panismo en “los dos sexenios humanistas” el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón, y culpó a Gustavo Madero de estar alejado de la militancia.

No podemos seguir una oposición complaciente, sino una opción real de gobierno, necesitamos convencer a la sociedad de que vale la pena creer en el PAN; tenemos que regresar a ser ese partido congruente y ciudadano; que el PRI defienda al gobierno; nosotros defendamos a los ciudadanos”, dijo el ex titular de Hacienda.

Gustavo Madero aseguró que Cordero —quien sólo cuenta con cinco años de militancia panista— cobró 107 quincenas del PAN antes de afiliarse al partido, y lo acusó de pavimentar el camino para el PRI regresara a la Presidencia.

Duplicaste el presupuesto desde la Secretaría de Hacienda para los gobernadores, especialmente para Enrique Peña Nieto en el Estado de México, pavimentándole el camino a Los Pinos”, fue la acusación de Madero hacia el exfuncionario calderonista.

A ello, Cordero respondió que “en gobiernos del PAN no había asignaciones presupuestales discrecionales como las de los moches, yo no me siento orgulloso de cogobernar con el PRI, un gobierno que ha dejado de generar trabajo”.

El senador con licencia apuntó que “el verdadero camino del PAN no es cogobernar con el PRI, sino gobernar con principios humanistas del PAN”.

Madero le recordó que cuando Vicente Fox llegó a la Presidencia y cuando defendieron “por la fuerza” que Felipe Calderón tomara protesta como Presidente en 2006, Cordero no estaba en Acción Nacional.

Durante 53 minutos los aspirantes a la dirigencia de Acción Nacional expusieron sus propuestas y su visión sobre el partido, su situación actual y su postura ante el gobierno.

Más críticas

Gustavo Madero dijo que Cordero criticó el Pacto por México, en donde se impulsaron 95 reformas legislativas, pero como senador no votó en contra de ninguna de las  propuestas.

Durante el encuentro, Cordero y Madero también intercambiaron críticas por la forma en que sus respectivos grupos han dirigido al PAN.

Cordero dijo que una nueva victoria del expresidente panista representaría “más de lo mismo” y que en su gestión al frente del PAN, de diciembre de 2010 a marzo pasado, cuando solicitó licencia, el partido perdió a un millón de militantes.

En los comicios locales de 2010, según Madero, el PAN tuvo derrotas por la mala actuación de la dirigencia entonces encabezada por César Nava, panista cercano al expresidente Felipe Calderón, al igual que Ernesto Cordero.

Muchos de los problemas son reales, pero no se generaron en los últimos años sino en los últimos lustros”, le respondió el dirigente con licencia del PAN.

El encuentro, realizado en la sede nacional panista, fue la única oportunidad en la actual campaña de dos meses para confrontar ideas.

 

Ambos se proclaman ganadores

Ambos, Gustavo Madero y Ernesto Cordero, se proclamaron ganadores de un debate en el cual prácticamente no hubo propuestas para que Acción Nacional recupere la senda del triunfo; no tuvieron punto de entendimiento, sólo de ataque.

Previo, como lo marcaba el programa, cual si fuera encuentro entre púgiles, Madero y Cordero aparecieron en el lobby de la sede del partido y se dieron la mano: un saludo de unos cuantos segundos para la foto.

¡Abrazo, abrazo…!” gritaban los reporteros gráficos a los contendientes, pero la petición no tuvo respuesta, y los candidatos con sus respectivos equipos se dirigieron al auditorio Manuel Gómez Morín, para iniciar el debate.

No voy a salir sin teleprompter, ¿dónde está el teleprompter..? ¡Si no lo ponen, saldré con anteojos!”, gritaba la presidenta del PAN, Cecilia Romero. Ella haría la presentación previa.

El llamado a la sensatez, la civilidad y el decoro de parte de la primera mujer en dirigir al PAN, tras 74 años de su fundación, no tendría aceptación entre los contendientes.

Madero y Cordero cuidaron maquillaje y vestimenta, pero no sus palabras. 

El ex secretario de Hacienda acusó de todos los males del PAN a Madero y sacó a relucir el concepto moches.

En respuesta, Gustavo Madero, dejó a un lado el script y calificó de arribista al jefe visible de la corriente política del expresidente Felipe Calderón.

Al salir de la encerrona, los jefes de campaña de cada uno encabezaban las porras. El exsecretario particular de Felipe Calderón, Maximiliano Cortázar aplaudía a Cordero, el primero salir, “¡ganamos, ganamos! ¡Cordero, Cordero!”, era la erenga.

Cinco minutos después, el exsenador michoacano, Marko Cortés y rival político de la hoy senadora Luisa María Calderón Hinojosa, dirigía las porras para su actual jefe político, que salía del auditorio: ¡Madero, Madero!

Los equipos de ambos se dirigieron por separado a festejar lo que denominaron victoria; difundieron encuestas, que según el cliente, le daban ventaja a uno u a otro.

 

RECUENTO

Éstos son algunos de los puntos que se destacaron dentro del debate entre Gustavo Madero y Ernesto Cordero por la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional.

 

Gustavo Madero

  • Enfatizó que ya ha hecho defensa del voto, depuración del padrón panista, y alianza mediante el Pacto con México para exigir reformas.
  • Atacó indicando que cuando Cordero fue secretario de Hacienda dobló el salario de los gobernadores.
  • Aceptó que los errores del PAN se muestran con cifras de votos federales que con Fox fueron de 44 por ciento, con Calderón de  34 por ciento, y con Vázquez 25 por ciento.
  • Propuso democratizar la economía, combatir los monopolios y lograr acuerdos en el Congreso.

Ernesto Cordero

  • Enfatizó que el gobierno panista gobernó con transparencia y en su cargo se ejerció presupuesto basado en resultados.
  • Atacó indicando que si gana no sería partícipe de “los moches” ni de cubrir el ejercicio presupuestal. Criticó que Madero ha generado un PAN que cogobierna con el PRI.
  • Propuso una comisión de transparencia, para hacer del PAN un partido más honesto y realizar auditorías contra afiliaciones masivas.
  • También ofreció gobernar a México.

 

Relacionadas

Comentarios