Pescador traga viva una mojarra y muere asfixiado

Un hombre de Yucatán creyó muerto al ejemplar que había pescado y lo coloca en su boca, pero el animal se introdujo en su garganta y le provocó asfixia

COMPARTIR 
28/04/2014 10:40 Eduardo Cabrera, corresponsal / Foto: Especial

MÉRIDA, 28 de abril.- Una mojarra de agua dulce le quitó la vida a un pescador del campo yucateco. José Asunción Cauich Cano, de 35 años y habitante de la comisaría de Dzonot Carretero en Tizimín, salió en compañía de otros siete amigos a pescar mojarras de agua dulce, en una aguada ubicada en el rancho “Las Milpas”.

Según testigos del incidente, cuando había pescado un ejemplar de 10 centímetros de largo, le quitó el anzuelo y sostuvo el pescado en su boca para poder preparar el anzuelo con una nueva carnada. Sin embargo, el pez de la familia chiclidae se introdujo todavía vivo por la garganta, obstruyendo sus vías respiratorias.

Como pudo, avisó a sus acompañantes, que hicieron todo lo posible por ayudarlo, sin éxito. En su desesperación, intentó dar unos pasos por las inmediaciones de la aguada hasta que cayó hincado con los brazos extendidos y las manos entrelazadas.

Junto a él quedaron los aparejos de pesca y la incredulidad de sus acompañantes.

La Fiscalía General del Estado informó de su fallecimiento en las inmediaciones de la aguada ubicada a 5 kilómetros de Moctezuma, hacia el poblado de Dzonot Carretero.

El ahora occiso, después de su jornada laboral, acostumbraba dirigirse todos los días a esa aguada a capturar las mojarras que luego su esposa cocinaba, para que les sirvieran de alimento a su familia, ya que ganaba poco y no le daba para completar el gasto.

Según la autopsia practicada por las autoridades, la causa fue muerte por asfixia.

dgp

Relacionadas

Comentarios