Funcionarios de Tabasco usaban dos casas para prostituir a menores

Desde hace 18 meses contactaban a adolescentes para "venderlas" a personas mayores por lo que cobraban 600 pesos, y hasta mil pesos por pasar "el rato"

COMPARTIR 
26/04/2014 15:43 Redacción / Fotos: Tabasco Hoy
Una de las dos casas donde prostituían a niñas en el municipio de Balancán, Tabasco.
Una de las dos casas donde prostituían a niñas en el municipio de Balancán, Tabasco.

TABASCO, 26 de abril.- La red de prostitución de menores integrada por funcionarios y empleados del municipio de Balancán, en Tabasco, operaba en al menos dos "casas de citas".

De acuerdo a la información que reveló el diario local Tabasco Hoy, desde hace 18 meses contactaban a las menores para "venderlas" a personas mayores de edad por lo que cobraban 600 pesos, y hasta mil pesos por pasar "el rato".

Foto: El doctor Lenín Bonfil Loria, Alberto Jiménez y Raúl Baños Avendaño.

De acuerdo al rotativo, en las dos casas, ambas de madera, se vendía alcohol y demás sustancias ilegales bajo la protección del jefe de Reglamentos Municipales, Lenin Bonfil.

Por estos hechos, la Procuraduría General de Justicia de Tabasco inició la averiguación previa 190/2014.

Alberto Jiménez González El Tico, identificado como empleado del DIF municipal asignado al área de limpieza, era el cerebro de toda la red de prostitución y quien conseguía los clientes para las menores que prostituía, así lo revela una de las víctimas en su declaración preparatoria.

El modus operandi

El modo de operandi comenzaba con una labor de convencimiento por parte de Jiménez González, alias El Tico.

Una vez "enganchadas", las llevaba a dos "casas de cita" ubicadas en la colonia Nuevo Milenio, pertenecientes a la cabecera municipal de Balancán.

En las dos casas, ambas de madera, se vendía alcohol y demás sustancias ilegales bajo la protección del jefe de Reglamentos Municipales, Lenin Bonfil.

La captura de Jiménez González se dio por una llamada anónima en la que denunciaban a un hombre que se apostaba en el centro de la ciudad con el objetivo de contactar a adolescentes para luego prostituirlas.

Al ser detenido, estaba acompañado por una adolescente de 15 años de edad, de quien dijo era su pareja desde hace un año, y que efectivamente desde hace 18 meses contactaba a adolescentes para "venderlas".

En su declaración ante el Ministerio Público, la menor manifestó que se había salido de su casa debido a que su padre Raúl Baños Avendaño la violaba constantemente y la maltrataba, por lo que decidió irse con Jiménez González. Agregó que conoció a por lo menos otras tres menores de edad, a las cuales su pareja prostituía al igual que a ella.

Consignados

La red de pederastas que operaba desde del Ayuntamiento de Balancán, fue puesto al descubierto con las denuncias de cuatro niñas que eran explotadas y obligadas a prostituirse, indicó el rotativo local.

Ayer, la PGJ ejerció acción penal en contra de Raúl Baños Avendaño, padre de una de las víctimas, por el delito de violación agravada, y en contra de Alberto Jiménez González, identificado como empleado del DIF municipal por ser presunto responsable de pederastia y trata de personas.

Foto: Alberto Jiménez, alias El Tico y Raúl Baños, padre de una de las víctimas.

Por su parte, el Secretario del Ayuntamiento de Balancán, Ángel Manuel Sabido Martínez anunció el cese de Lenin Bonfil Loria, Coordinador de Reglamentos Municipales, quien pese a los señalamientos fue dejado en libertad, debido a que solo estaba como presentado ante la agencia del Ministerio Público.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red