Gobierno descarta riesgos por nuevo etiquetado de azúcares

Las nuevas etiquetas incluyen azúcares totales y no solo los azúcares añadidos, con lo que se alertará a los consumidores del riesgo de consumir altos índices de azúcares, según Cofrepis

COMPARTIR 
21/04/2014 19:19 Redacción
El nuevo etiquetado incluye azúcares totales, para incluir a muchos productos con alto valor calórico como jugos y yogures. FOTO: Cuartoscuro
El nuevo etiquetado incluye azúcares totales, para incluir a muchos productos con alto valor calórico como jugos y yogures. FOTO: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- El gobierno descartó este lunes que exista riesgo para la salud por el nuevo etiquetado de niveles de azúcar en productos, luego de que activistas afirmaran que podrían llevar a que las personas consumieran más azucares.

Cerca de tres docenas de expertos en salud pública y nutrición publicaron este lunes un desplegado en el que aseguraron que el nuevo etiquetado "aumenta el riesgo de obesidad y diabetes".

El anuncio pagado advirtió que se trata de "un etiquetado difícil de entender y tiene criterios que contravienen las recomendaciones internacionales".

Pero según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofrepis), el nuevo etiquetado incluye azúcares totales, con el fin de no dejar fuera de la regulación a productos procesados con alto contenido de azúcares naturales.

En lugar de informar la cantidad de azúcar, las nuevas etiquetas llevan las calorías y porcentajes recomendados de consumo al día.

Para los etiquetados, según Cofrepis, se asume que el promedio diario de consumo aceptable es de 360 kilocalorías de azúcar, o 90 gramos, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto que ese consumo diario sea de tan sólo 25 gramos, según los activistas.

Sin embargo, según la Cofrepis, esto solo sirve como referencia máxima de ingesta diaria de azúcares totales, dentro de los cuales se incluyen 200 kilocalorías de azúcares añadidos.

Dejar fuera a los azúcares añadidos “equivaldría a dejar fuera de la regulación sanitaria a muchos productos con alto valor calórico como jugos y yogures”, afirmó la comisión.

Las nuevas etiquetas alertarán a los consumidores del riesgo de consumir altos índices de azúcares presentes en todos los alimentos procesados, incluyendo los añadidos. “El proyecto se sometió a consulta pública” tras lo cual el parámetro fue de 360 kilocalorías “sin que se recibieran objeciones por esta vía”, sostuvo Cofrepis.

Los productos con azúcares naturales pueden ser jugos, yogures con fruta, néctares y en general cualquier producto que en su elaboración contenta fruta natural, mientras que los productos con azúcares añadidos pueden ser refrescos, caramelos, pastelitos y chocolates.

rja

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red