México se distingue y consolida ante el mundo: SHCP

La dependencia señala que los fundamentos macroeconómicos sólidos ayudan al país alcanzar su máximo potencial de crecimiento

COMPARTIR 
13/04/2014 17:29 Notimex
Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público (Cuartoscuro)
Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de abril.- México se distingue y consolida ante el mundo y los mexicanos como una economía con fundamentos macroeconómicos sólidos y con el firme compromiso por mantener la estabilidad, lo cual sienta las bases para alcanzar su máximo potencial de crecimiento, destacó la Secretaría de Hacienda.

Por ello, refiere, el presidente Enrique Peña Nieto propuso una serie de reformas transformadoras que fueron aprobadas el año pasado por el Congreso de la Unión, con las que se promueve un ambiente económico y de negocios que favorecerá el crecimiento.

Además, el país tiene ventajas comparativas respecto a otros mercados emergentes que permiten atraer inversiones productivas para que todos los mexicanos cuenten con oportunidades de desarrollo y empleos bien remunerados, afirma la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Refiere que este año, en las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, celebradas del 11 al 13 de abril en Washington, D.C, el FMI señaló que el balance de riesgos para el crecimiento mundial ha mejorado, debido principalmente a las perspectivas más favorables de las economías avanzadas.

Sin embargo, para el FMI persisten algunos riesgos a la baja importantes, por lo que es necesario que los gobiernos de todos los países redoblen esfuerzos para lograr una recuperación económica mundial sólida y durable.

La SHCP apunta que para mejorar su posición en el mundo y lograr consolidar a México como un país próspero, la administración federal ha optado por el camino de las reformas estructurales, las cuales ayudarán a mejorar la productividad y proveer mejores condiciones para la inversión nacional y extranjera.

En este contexto, resalta que México es uno de los países emergentes que presenta sólidos fundamentos macroeconómicos que le han permitido hacer frente a la volatilidad generada por el cambio en la política monetaria aplicada por Estados Unidos y mantener la estabilidad económica al interior del país.

Indica que esta diferencia respecto a otras economías puede constatarse no solamente en la percepción que los mercados financieros tienen sobre el país, sino también en la evolución de distintas variables económicas.

Por ejemplo, México ha sido uno de los países emergentes menos afectados por la reciente volatilidad financiera en términos de tipo de cambio y riesgo soberano, expuso la Secretaría de Hacienda en el Informe Semanal de su Vocería.

En lo que va de 2014, añade, la variación acumulada del tipo de cambio en el país se ha mantenido por debajo de la de otras monedas como el peso colombiano, la lira turca, el peso chileno o el rand sudafricano.

De igual manera, la prima de riesgo para la deuda mexicana (87 puntos base) ha estado por debajo de la de otros países como Brasil (164 puntos base), Sudáfrica (206 puntos base), Turquía (230 puntos base) y Colombia (11 puntos base).

Además, México tiene una adecuada protección ante choques externos debido a diversos factores. Por una parte, señala, el déficit en cuenta corriente es estable y menor que el de países como Brasil, Chile, India y el promedio de Latinoamérica; cuenta con reservas en máximos históricos y la línea de crédito del FMI le da liquidez adicional.

Finalmente, la deuda de México tiene una baja exposición a la volatilidad cambiaria, pues la tenencia de bonos extranjeros se ha reducido considerablemente, ya que en 2013 representó sólo 19 por ciento, comparado con el 80 por ciento en 1995.

Por su parte, comenta que la inflación en 2013 se mantuvo en niveles bajos y estables, menor a la observada en países como Brasil, Rusia, India y Turquía, y fue menor a la experimentada en América Latina y a la de los países emergentes en su conjunto.

Resalta que a diferencia de otras economías, tanto avanzadas como emergentes, el sistema bancario se encuentra bien capitalizado.

El Índice de capitalización de la banca en México a septiembre de 2013 se ubicó en 16.1 por ciento, por arriba del de Estados Unidos (14.4 por ciento) y Canadá (14.4 por ciento), así como del promedio del G20 (15.2 por ciento) y de los BRICS (14.8 por ciento).

Adicionalmente, México cuenta con otras ventajas que permiten atraer inversiones productivas, lo que favorece la creación de empleos y el mejoramiento del bienestar de las familias mexicanas.

Un ejemplo de ello es la apertura comercial del país, ya que cuenta con tratados de libre comercio con más de 40 países, lo que hace al país atractivo para la instalación de empresas exportadoras.

En la actualidad, reporta la SHCP, el comercio exterior de México representa 64 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por encima del de Estados Unidos (30.5 por ciento), Brasil (24 por ciento) y China (53.2 por ciento).

Uno de los componentes más importantes para el establecimiento de empresas en el país es la calidad y costo de mano de obra. En este aspecto, la mano de obra mexicana es considerada una de las mejores calificadas entre las economías emergentes más grandes.

Además, México tiene un bono demográfico favorable para la instalación de empresas en los próximos años.

Todo esto se traduce en un mejor entorno para los negocios. Así, México se ha convertido en un país de industrias sólidas y sectores competitivos y en un líder en el sector de las manufacturas avanzadas”, afirma.

ogz

Relacionadas

Comentarios