El Hijo del Santo 'salta' al ring para salvar a Cabo Pulmo

Inversionistas de China y Estados Unidos pretenden construir un megaproyecto turístico en el cosiderado Parque Nacional Marino de Baja California Sur

COMPARTIR 
11/04/2014 13:49 Ernesto Méndez / Fotos: Costa Salvaje

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril.- El Hijo del Santo saltó de los encordados a la defensa de Cabo Pulmo, un Parque Nacional Marino de Baja California Sur donde inversionistas de China y Estados Unidos pretenden construir un megaproyecto turístico, sin importar los daños que podría ocasionar a uno de los arrecifes de coral mejor conservados del mundo.

El luchador profesional, quien tiene un largo historial en pro del medio ambiente con campañas en contra de la pesca ilegal y el consumo de huevos de tortuga, se unió a la fundación Costa Salvaje, para encabezar una lucha de dos a tres caídas a favor de esta Área Natural Protegida considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como patrimonio de la humanidad.

Explicó que la intención de la empresa La Rivera Desarrollos BCS es edificar 22 mil 500 cuartos, tres campos de golf, una aeropista y un ducto de 14 kilómetros para extraer 4.8 millones de metros cúbicos de agua al año, a través de un desarrollo que llevaría el nombre de Cabo Dorado.

La idea es construir una ciudad de unos 150 mil habitantes, que amenazaría de muerte a este arrecife único en México y en el mundo y que no es más que el mismo proyecto que antes se llamó Cabo Cortés y que fue detenido por las autoridades en su momento”, detalló.

El hijo del enmascarado de plata advirtió que sería una vergüenza que el gobierno autorizara la construcción de esta obra, ya que nos veríamos como una sociedad retrógrada y sin conciencia ecológica, que por un lado, pregona con orgullo ser defensora del medio ambiente y por otro, apoya proyectos depredadores.

Es muy importante que toda la sociedad mexicana y mundial se una para evitar este ecocidio. La voces de millones deben ser escuchadas y yo estoy seguro que las autoridades detendrán el proyecto, que va en contra de esta reserva”, manifestó.

Agregó que en las próximas semanas, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dará a conocer la resolución sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), que tendrá que ser a favor de Cabo Pulmo, para que quede claro que no es posible construir ninguna obra cerca del Parque Nacional Marino, orgullo de todos y donde los pescadores sacaron sus redes del agua desde hace más de 15 años para convivir de forma sustentable con la naturaleza.

Cabo Dorado se pretende construir en el mismo sitio donde fueron cancelados anteriormente los proyectos Cabo Cortés durante el sexenio de Felipe Calderón y Los Pericúes en el gobierno de Ernesto Zedillo.

Ahora que nos gobierna nuevamente el PRI, ojalá nuestro presidente Enrique Peña Nieto recuerde lo que hizo el ex presidente Zedillo de cuidar Cabo Pulmo; con Calderón tuvimos la fortuna de ser escuchados y se detuvo el proyecto”, señaló El Hijo del Santo.

No estamos en contra del desarrollo, pero imagínense que quieren construir un megaproyecto en el Bosque de Chapultepec o en los Viveros de Coyoacán”, comentó.

El luchador profesional agregó que viajará a Cabo Pulmo para hacer una campaña que llame la atención a escala nacional e internacional para frenar el desarrollo impulsado por la empresa china Beijing Sansong International Trade Group y la estadounidense Glorious Earth Group.

En su oportunidad, Eduardo Nájera Hillman, director de Costa Salvaje precisó que aunque Cabo Dorado no contempla la construcción de una planta de desalinización ni una marina para yates, como pretendía el anterior proyecto Cabo Cortés, los campos de golf ponen en riesgo los corales de la reserva de Cabo Pulmo.

Puntualizó que la amenaza de los campos de golf a los arrecifes deriva del uso de pesticidas y fertilizantes, sin considerar la gran demanda de agua dulce que se requiere para su mantenimiento.

Aun cuando los químicos ni el agua de riego sean vertidos directamente al mar, cuando llueva, todos los químicos almacenados en el suelo (sedimentos) serán arrastrados hacia el mar”, indicó.

Agregó que los químicos (organofosforados como el paratión y el malatión) —ampliamente usados en campos de golf, jardines y agricultura— son tóxicos para algunas especies de coral.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red