División en PAN retrasa reformas; impactan discusión electoral y económica

Anticipan que el periodo extraordinario para las leyes energéticas se realizará cuando haya nuevo líder panista

COMPARTIR 
11/04/2014 09:26 Leticia Robles de la Rosa
El Senado hará una pausa a dos semanas del fin del periodo ordinario. Al centro, los coordinadores Emilio Gamboa (PRI),  Miguel Barbosa (PRD) y Jorge Preciado (PAN).
El Senado hará una pausa a dos semanas del fin del periodo ordinario. Al centro, los coordinadores Emilio Gamboa (PRI), Miguel Barbosa (PRD) y Jorge Preciado (PAN).

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril.- Las diferencias políticas en el interior del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado frenaron las leyes electorales y de competencia económica, e impidieron la instalación de la mesa especial de negociación en telecomunicaciones.

Estas pugnas son consecuencia de la sucesión en la dirigencia nacional del PAN, de cuyo resultado depende la negociación de las reformas.

Ayer, el corderista Roberto Gil Zuarth desconoció los acuerdos asumidos por el maderista Héctor Larios con el gobierno, el PRI y el PRD, lo cual empantanó las negociaciones de las leyes.

La contienda en el PAN también impacta en las leyes secundarias en materia energética.

Los panistas anticiparon que será en mayo, una vez que haya pasado su proceso interno, cuando el Congreso de la Unión esté en condiciones de abrir un periodo extraordinario para la discusión de ese paquete de iniciativas.

Los legisladores federales interrumpieron ayer sus labores para tomar un descanso con motivo de la Semana Santa; los senadores se tomarán nueve días, mientras que los diputados tendrán 11 días de asueto.

Contienda en el PAN le pega al Legislativo

El Senado tendrá que abordar esos temas el 21 de abril, después de la Semana Santa.

Las diferencias políticas en el grupo parlamentario del PAN frenaron las leyes electorales y de competencia económica, e impidieron la instalación de la mesa especial de negociación en telecomunicaciones, por lo que obligarán al Senado a abordar estos temas hasta el próximo 21 de abril, después de las vacaciones de Semana Santa, y cerrar más los tiempos del periodo ordinario de sesiones, que concluye el 30 del mes en curso.

Durante la reunión privada que tuvieron la mañana de ayer los senadores priistas, panistas y perredistas con el consejero jurídico de la Presidencia de la República, Humberto Castillejos, y el subsecretario de Enlace Legislativo de la Secretaría de Gobernación, Felipe Solís Acero, el calderonista Roberto Gil Zuarth
desconoció los acuerdos trabajados por el gobierno federal, el PRI y el PRD con el senador panista Héctor Larios Córdova.

Además, como no se concretó acuerdo en materia electoral, el maderista Jorge Luis Preciado, coordinador de los senadores panistas, metió freno a la instalación de la mesa de negociación en telecomunicaciones, programada para el mediodía, con la presencia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

De esta forma, los pleitos internos del PAN por la sucesión en su presidencia nacional pegaron en el desarrollo del trabajo del Senado, pues si Ernesto Cordero gana las elecciones internas, Roberto Gil Zuarth será el coordinador del grupo parlamentario, pero si la victoria es de Gustavo Madero, Héctor Larios se perfila como el nuevo líder de bancada.

Después de una semana completa de negociaciones, ayer se reunieron en privado Emilio Gamboa, Jorge Luis Preciado y Luis Miguel Barbosa, coordinadores del PRI, PAN y PRD en el Senado; los senadores Miguel Chico Herrera, Cristina Díaz, Enrique Burgos, Alejandro Encinas, Héctor Larios, Roberto Gil y Javier Corral, junto con Humberto Castillejos y Felipe Solís Acero para conocer los avances, destrabar los puntos sin acuerdo y fijar la forma en que se aprobaría la Ley de Organismos y Procedimientos Electorales a más tardar hoy.

De acuerdo con el relato obtenido por Excélsior entre los participantes de esta reunión, considerada crucial, Roberto Gil Zuarth dijo que no podía aceptar una negociación que desconocía, que no podía avalar los acuerdos asumidos por Héctor Larios, simplemente porque no tenía conocimiento de sus términos. Pidió entonces un plazo perentorio, las 16:00 horas, para dar a conocer la posición de su grupo parlamentario.

Emilio Gamboa anunció entonces que ya estaba todo listo para que a las 13:00 horas se instalara la mesa especial para la negociación de las leyes de telecomunicaciones, pero Jorge Luis Preciado le dijo que no, que el PAN no va a integrarse a ninguna discusión mientras no existan acuerdos en las leyes electorales.

Desconcertado, Gamboa le recordó que se había asumido el acuerdo previo, pero el panista se mantuvo en su posición y solicitó tiempo, a las 16:00 horas, para que el grupo parlamentario fijara su posición.

De inmediato, los perredistas Luis Miguel Barbosa y Alejandro Encinas refrendaron a Gamboa que su fuerza política se mantiene en los acuerdos de avanzar en la construcción de las reformas y en la decisión de discutir el tema telecomunicaciones.

Emilio Gamboa mantuvo las negociaciones. Habló con Jorge Luis Preciado, pero el panista no pudo darle garantías. La mayoría calderonista en el grupo parlamentario del PAN decidió no ir por la aprobación de las leyes negociadas por su compañero Héctor Larios, ni la electoral ni la de competencia económica, que como adelantó ayer este diario se frustró desde la tarde del miércoles. A las 14:30 los panistas oficializaron su posición.

La explicación

También frustrado el objetivo de sacar las leyes secundarias en los temas electoral y de competencia económica, y la instalación de la mesa de telecomunicaciones, Javier Lozano explicó en entrevista la posición de su grupo.

“La verdad es que en primer lugar el grupo no tenía conocimiento de esta negociación, como grupo, y apenas ayer Héctor muy amablemente nos platicaba de cómo iban avanzando sus pláticas, sus negociaciones, pero nosotros lo que definimos fueron, primero, otra representación del grupo parlamentario encabezada por los senadores Roberto Gil, Raúl Gracia, Sonia Mendoza, Juan Carlos Romero Hicks y el propio Larios y, segundo, pues que tuviéramos conocimiento de exactamente qué era lo que se estaba discutiendo”, dijo.

Tanto en el PRI como en el PRD, la información que los negociadores y coordinadores compartieron con sus compañeros de bancada fue que las diferencias internas del PAN golpearon las negociaciones que se realizaron en las últimas horas y en las cuales participaron los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; sus respectivos subsecretarios, junto con Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Humberto Castillejos y Felipe Solís Acero.

Así, el Senado retomará esos temas el 21 de abril, lo cual genera más presión a la apertura de un periodo extraordinario en mayo.

No que viene

A fines de marzo pasado, los senadores aprobaron tener más sesiones de trabajo para compensar los días que no trabajarán durante el próximo periodo vacacional por la Semana Santa.

  • Antes de la posibilidad de un extraordinario, el calendario avalado por el Senado para procesar las leyes en telecomunicaciones, competencia económica, político-electoral, energética y los nombramientos del IFAI, mostraba que los legisladores habían aumentado al doble las sesiones del pleno para no trabajar toda la Semana Santa, pues se la tomarán completa del 14 al 18 de abril.
  • La mayor carga de trabajo está programada para el retorno de Semana Santa, pues el pleno, inicialmente, está programado para sesionar desde el lunes 21 hasta el viernes 25 de abril. 
  • Incluso con la posibilidad de hacerlo el sábado  26 y el domingo 27, como planteaba el calendario original.

Leyes energéticas, después del 18 de mayo

Será en mayo, después de la elección interna del PAN, cuando el Senado y la Cámara de Diputados estén en condiciones de abrir el periodo extraordinario de sesiones para discutir y aprobar el paquete de leyes secundarias en materia energética.

Ayer, con sólo ocho días efectivos de trabajo ordinario durante este periodo de sesiones, el Senado y la Cámara de Diputados concluyeron su labor legislativa y se disponen a tomar nueve días de descanso en la Semana Santa, en el caso de los senadores, y 11 días en lo que toca a la Cámara de Diputados.

En el último día de trabajo en el pleno antes de vacaciones, los legisladores se fueron con la advertencia de los panistas de que no entrarán a la discusión de ninguna ley secundaria, incluida la energética, si antes no se aprueba el paquete de leyes electorales.

“Y sí, también se puso como una condición para ir a otras reformas, como pasó igualito que la constitucional, ahora con la legislación secundaria, que estamos en la mejor disposición de sacar competencia económica, telecomunicaciones y más, siempre y cuando se vote, se apruebe, primero, la Reforma Político-Electoral”, dijo el panista Javier Lozano.

El diputado federal Juan Bueno Torio, quien visitó unos momentos a sus compañeros senadores para hablar de temas como competencia económica, telecomunicaciones y el energético, también dejó en claro que el PAN no irá a ninguna reforma si antes no se aprueba lo electoral.

Incluso, Juan Bueno adelantó que el extraordinario para el tema energético se realizará en mayo, después de la elección del PAN, programada para el 18 de ese mes.

Pero aun cuando los legisladores se tomarán unos días de descanso, los senadores y diputados federales que están inmiscuidos en el tema de las leyes energéticas trabajarán para avanzar en los consensos, ya sea en la conclusión del propio diseño de su paquete de iniciativas, en caso de que no logren un acuerdo con el gobierno federal, o en el respaldo de la propuesta que haga el Presidente de la República en los próximos días.

Entre los numerosos temas de las leyes secundarias de la Reforma Energética, el Congreso de la Unión está obligado a hacer efectiva la regulación de las modalidades de contratación con el sector privado.

Entre ellos, los de servicios, de utilidad o producción compartida, o de licencia, para llevar a cabo, por cuenta de la nación, las actividades de exploración y extracción del petróleo y de los hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, incluyendo las que puedan realizar las empresas productivas del Estado con particulares.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red