Peña Nieto ofrece cena de honor a Hollande

Durante la cena de honor, ambos mandatarios resaltaron los acuerdos firmados el día de hoy, donde resaltan educación, salud y seguridad

COMPARTIR 
10/04/2014 23:35 Georgina Olson

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril.- El aniversario de la Revolución Francesa, el 14 de abril de 2015, es la fecha que eligió el mandatario François Hollande para invitar al presidente Enrique Peña Nieto, a visitar su país.

“El 14 de julio no es únicamente la fiesta nacional para Francia. Es la fiesta de la libertad en todo el mundo y cada vez que invitamos a un jefe de Estado, que representa para nosotros a un país amigo, es para compartir nuestros valores”, le dijo.

Al respecto, el presidente Hollande describió a México como “un país revolucionario, e iba a decir casi por cultura, para no decir más, con México tenemos en común los valores de libertad, de emancipación, de dignidad”.

En el salón Adolfo López Mateos, de Los Pinos, el mandatario francés, recordó que hace 50 años visitó nuestro país el estratega y presidente francés, el general Charles de Gaulle.

En 1964, De Gaulle hizo un llamado por la amistad entre las dos naciones “pero tenía una resonancia mundial: México y Francia afirmaban entonces frente al mundo su independencia”.

Desligándose de la división que había entre países capitalistas y comunistas, o entre aliados de Estados Unidos y de la Unión Soviética, que se había impuesto durante la “Guerra Fría”.

Robusta relación

 En 2014, la relación entre México y Francia, dijo Hollande, busca un mayor crecimiento económico de las dos naciones “necesitamos más intercambios entre nosotros”, afirmó.

Recordó que actualmente el intercambio comercial es de cuatro mil millones de euros al año, el cual, debería duplicarse. Para lo cual los dos países inventaron un método “casi original, casi único: el método del Consejo Franco-Mexicano”, explicó.

“El consejo nos viene presentando proyectos que luego podemos concretar en los acuerdos que vamos a firmar y en acuerdos venideros” en el campo aeronáutico, comercial, energético, de medio ambiente y educativo, entre otros.

Dan la bienvenida

Horas antes, al inicio de la jornada, la bienvenida a Hollande y a su comitiva se dio en Campo Marte, con un destacamento de alrededor de 300 integrantes del Heroico Colegio Militar, del Colegio del Aire y del Colegio Naval.

Los cadetes engalanaron el recinto con un desfile en el que lucieron sus trajes de gala, mostraron las águilas que han entrenado, así como los negros corceles que forman parte de uno de los batallones.

En el lugar se desplegaron también cuatro helicópteros del Ejército, así como cuatro tanques militares y otros vehículos.

El espectáculo fue admirado por los franceses, aunque no hubo ni la mitad de los militares que participaron en la fastuosa bienvenida que se ofreció en junio del 2013 en Campo Marte, al presidente de China, Xi Jinping.

En la comitiva mexicana estaban los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, entre otros.

Mientras que en la delegación francesa estaban el ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, de Educación, Benoît Hamon, y de Asuntos Sociales, Marisol Touraine.

Para Peña Nieto, la visita de Hollande, es una fecha histórica, pues marca el reencuentro entre las dos naciones.

En su discurso, Hollande recordó que en el pasado, la relación tuvo “momentos difíciles, pero siempre seguidos de grandes acuerdos.... y hoy estamos abriendo una nueva página en la relación México y Francia”.

Cena en el Palacio Nacional

Por la noche, el presidente Peña Nieto ofreció una cena de gala en honor, del mandatario galo, allí expresó que los principios que surgieron de la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad son los mismos que unen a México y a Francia.

El mandatario François Hollande  recordó que México fue un destino de migración francesa y en el transcurso del siglo XX, mexicanos fueron a Francia para encontrar un refugio, una tierra de libertad y de expresión para sus ideas.

Aseguró que su país no olvida que México acogió “muy bien” a los franceses que querían escapar de la barbarie nazi.

A la cena asistieron la esposa del mandatario mexicano, Angélica Rivera de Peña; el canciller, José Antonio Meade; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; los gobernadores del Estado de México, Eruviel Ávila, y de Aguascalientes y presidente de la Conago, Carlos Lozano.

También el ministro presidente de la Suprema Corte, Juan Silva Meza; los presientes del Senado, Raúl Cervantes, y de la Cámara de Diputados, José González Morfín, así como los empresarios Carlos Slim, presidente de Grupo Carso, y Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de comercio exterior y la escritora, Soledad Loaeza, entre otros.

Por parte de Francia estuvieron la embajadora Elisabeth Beton-Delègue, así como la ministra de Asuntos Sociales, Marisol Touraine.

Relacionadas

Comentarios