François Hollande reaviva la relación política

Llama a dejar atrás “las nubes” que aparecieron entre México y su país; legisladores celebran el encuentro bilateral con Enrique Peña Nieto

COMPARTIR 
10/04/2014 23:37 Leticia Robles de la Rosa
Desde la tribuna del Senado, François Hollande pidió trabajar en conjunto para ser más competitivos.
Desde la tribuna del Senado, François Hollande pidió trabajar en conjunto para ser más competitivos.

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril.- Hace poco más de cuatro años, las palabras de Nicolas Sarkozy cimbraron al Senado. Ayer François Hollande pidió dejar atrás “las nubes” que aparecen en la relación entre México y Francia para emprender una etapa de entendimiento y liderazgo económico.

“Quiero que mi visita de Estado sea una oportunidad para emprender una nueva etapa de nuestras relaciones. Hubo un periodo de cosas complicadas entre ambos países y no quiero volver sobre ese particular, porque a veces aparecen nubes en el cielo entre Francia y México, y siempre tiene que estar totalmente despejado, porque vamos unidos por la historia, pero unidos también por intereses comunes”, expresó desde la tribuna del Senado.

Así, con el arte de la diplomacia, Hollande hizo que los senadores mexicanos olvidaran el episodio del 3 de septiembre de 2009, cuando el entonces presidente francés utilizó la tribuna del Senado para defender a Florance Cassez.

Ayer ese episodio fue hecho a un lado en la memoria de los legisladores federales mexicanos y en el discurso del líder francés.

“Cada uno de los dos países tenemos que enfrentarnos a los latidos económicos si queremos preservar nuestro mando social. Si queremos transmitir este mensaje de justicia, tenemos la obligación de ser competitivos; tenemos que ser fuertes económicamente para ser fuertes políticamente y la condición pasa por el desarrollo de nuestros intercambios”, expresó.

Los aplausos fueron espontáneos. François Hollande reconoció el papel estratégico de México en América y la influencia que sus decisiones tienen en Europa.

Habló entonces de Enrique Peña Nieto.

“Constato las reformas importantes emprendidas bajo la presidencia de Peña Nieto, que hace honor a la política. En algunos meses ustedes han cambiado la escuela, las finanzas, la industria, las telecomunicaciones, sin hablar de la agenda electoral. Y en nuestro país también estamos llevando a cabo reformas valiosas, pero necesarias, y que están conforme a nuestros ideales. Ser posiblemente eficaz y ser justo socialmente a la vez”, dijo.

El escenario de la visita de Estado del presidente francés fue así, diferente a la de su antecesor Nicolas Sarkozy, pero no sólo por el tono del discurso y el reconocimiento a México y el realce de la importancia que tiene para Francia la relación con los mexicanos, sino porque en esta ocasión en el Senado no hubo tumultos de trabajadores y legisladores interesados en la visita del galo.

En 2009 la expectativa de ver en persona a la esposa de Sarkozy, Claudia Bruni, generó la presencia numerosa de legisladores y trabajadores para contemplar a la italiana. Ayer la comitiva del presidente francés no tuvo la presencia de alguna personalidad similar.

Hollande primero se reunió con diversos senadores de todos los partidos y los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Raúl Cervantes y José González Morfín, respectivamente.

Hablaron de la cooperación comercial, educativa, cultural, científica y tecnológica. Todas las fuerzas políticas celebraron la etapa de relaciones bilaterales construidas por él y Enrique Peña Nieto. Sólo el petista Manuel Bartlett expresó ante él las críticas que su fuerza política tiene respecto a la apertura de la industria mexicana energética, y que los franceses ya expresaron su interés de invertir en ella.

Momentos después, desde la tribuna del Senado, Raúl Cervantes habló de las aportaciones que Francia ha hecho al mundo en materia de democracia, de equilibrio de poderes y de cultura y ciencia.

“Nuestra evolución de principios y nuestra evolución todos los días, señor Presidente, lo vive este Senado de la República, la casa del federalismo mexicano, en donde los senadores y senadoras que representan todas las entidades federativas de nuestra República, están a la altura de la necesidad de México.

“Los debates parlamentarios que se dan en México son debates que sin duda siempre inspiran al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y al Sistema Europeo de Derechos Humanos”, expresó Cervantes.

Golpe de timón

La visita de Hollande dejó en el olvido el paso de Sarkozy.

  • Sarkozy utilizó la tribuna del Senado para defender a Florance Cassez.
  • Hollande habló de la cooperación comercial, educativa, cultural, científica y tecnológica.
  • La llegada de la anterior primera dama francesa causó la presencia numerosa de legisladores y trabajadores. 
  • Todas las fuerzas políticas celebraron la etapa de relaciones bilaterales.

Comentarios

Lo que pasa en la red