Francia da a Mario Molina la Orden de Caballero de la Legión de Honor

François Hollande agradeció los aportes que el premio Nobel de Química ha hecho a la ciencia

COMPARTIR 
10/04/2014 23:35 Iván Saldaña

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril.- En el marco de su visita de Estado a México, el presidente de Francia, François Hollande, condecoró con las Insignias de Caballero de la Legión de Honor Francesa al mexicano y premio Nobel de Química, Mario Molina.

El mandatario galo agradeció los aportes que el mexicano ha hecho a la ciencia.

En una breve ceremonia desde el Club France, en la Ciudad de México, el mandatario galo justificó que el mexicano es acreedor a la distinción de su gobierno, debido a “los aportes que ha hecho a la ciencia” en favor de la humanidad.

También aseguró que “muchas de las obras (de Mario Molina) se van a poder utilizar por Francia para acelerar la transición energética”, que en su nación está por votarse como ley.

Frente a la comunidad francesa en México, recordó que para 2015 en París se celebrará la conferencia del cambio climático, la COP 21, y este foro también se beneficiará del trabajo del Nobel de Química 1995.

“Quiero decirle, de modo simbólico, que sus obras nos van a ayudar a tener éxito en este tratado sobre el clima. Entonces, Mario Molina, usted tendrá una gran responsabilidad de seguir.”

Enfatizó que la tarea del químico rebasa cualquier frontera, por lo que va más allá de contribuir a “las políticas públicas de México” en materia de medio ambiente.

“Hoy es la ocasión y la oportunidad, a través de esta amistad restablecida entre Francia y México, de saludar a un gran investigador, un gran militante de la causa medioambiental y también un gran amigo de Francia, el doctor Mario Molina”, dijo el mandatario entre aplausos de los presentes.

Hollande comentó, dirigiendo su mirada al galardonado,  “estamos preocupados por los hoyos que nos pueda (usted) revelar” de la capa de ozono. 

Inmediatamente el comentario le causó una sonrisa a Mario Molina, y en el mismo tono el Presidente volvió a dirigirse a él y le mencionó: “estamos conscientes de lo que le debemos”. 

La medalla le fue puesta al Nobel por propia mano del jefe de Estado, pero antes señaló que “afortunadamente para los franceses” Mario Molina también estudió en Francia unos meses.

Con la insignia francesa, el doctor Molina agradeció el reconocimiento de Francia y expresó que 1968 fue uno de los años más importantes en su carrera como científico, pues estudiaba en La Sorbona.

Relacionadas

Comentarios