Jueces de Tamaulipas son sometidos al polígrafo y pruebas toxicológicas

Este martes comenzaron los exámenes a los primeros cinco jueces de primera instancia que son sujetos de ratificación en su cargo

COMPARTIR 
09/04/2014 10:07 Héctor González Antonio / corresponsal

CIUDAD VICTORIA, 9 de abril.- El Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Tamaulipas (STJE) comenzó la evaluación de control y confianza, entre ellos el polígrafo, a los 99 jueces que forman parte de Poder Judicial en la entidad; mientras que en el Senado de la República aún se analiza la iniciativa de hacer obligatoria esta acción.

El magistrado presidente del STJE, Armando Villanueva Mendoza, confirmó que luego de haber firmado un convenio con el Sistema Estatal de Seguridad Pública, acordaron que fuera el C-3 (Centro Estatal de Evaluación de Control y Confianza) el responsable de aplicar estos exámenes que garantizarán perfiles adecuados de los juzgadores tamaulipecos.

Desde el martes 8 de abril comenzaron los primeros cinco jueces de primera instancia que son sujetos de ratificación para su permanencia en el cargo, a ser evaluados con pruebas como el polígrafo, toxicológica, médica, socioeconómica y psicológica.

Están evaluándose cinco jueces que están sujetos a ratificación por parte del pleno del Supremo Tribunal de Justicia y de la propuesta que haga el Consejo de la Judicatura", confirmó.

Este hecho que se realiza por primera ocasión en la historia de Tamaulipas, comenzó a las 8:30 horas, pero sólo es una parte de los requisitos que deberá cumplir quienes aspiren a ser juzgadores en la entidad.

Aclaró que estas evaluaciones serán distintas a las aplicadas a los agentes de seguridad pública y procuración de justicia.

“Dentro de este convenio que se propuso para que el C-3 nos evalúe, se precisaron cuáles son las baterías a considerar, principios que hay que privilegiar, la carga a la que están sujetos los juzgadores dentro de sus actividades; todo eso se proporcionó al C-3 para que ellos formulen las acciones a realizar dentro del polígrafo; ellos sabrán qué preguntas tendrán que hacer”, detalló.

A diferencia de la controversia que presentó en el estado de Jalisco, promovida por el Poder Judicial de esa entidad, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra los poderes Ejecutivo y Legislativo que buscaban aplicar controles de confianza obligatoria, Tamaulipas no enfrenta esa situación dijo.

Esta evaluación surge de los requisitos que el Consejo de la Judicatura puede implementar para ingresar al Poder Judicial, que al no contar con la infraestructura y equipo material y humano para aplicarlo, pues se recurre al apoyo que ofrece el estado para su desarrollo en este caso el C-3”, puntualizó.

Apenas el pasado 26 de marzo del 2014, durante una visita a Tamaulipas, el ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó tajantemente la aplicación de pruebas de control y confianza, pues consideró que se pondría en riesgo la justicia.

“Creo que es un gran error, porque precisamente propio de la formación de los jueces es que incluso a través de mecanismos de carrera judicial se tienen verdaderas pruebas de confiabilidad; es decir, un juez no es fruto de una designación arbitraria de un superior, sino que tiene que llegar por un concurso de oposición donde se van a evaluar sus características”, expresó en aquella fecha.

El ministro en retiro opinó que evaluar con ese proceso a jueces tendría como primer efecto atentar contra su independencia, y ésta, reiteró, es una de las de características básicas para que un administrador de justicia garantice su actuar.

dgp

Comentarios

Lo que pasa en la red