Se conmemoran cien años del 'incidente Tampico'

Los 90 minutos que finalizaron en invasión; el arresto en ese puerto tamaulipeco de un grupo de marinos de EU fue el pretexto para la intervención en Veracruz

COMPARTIR 
09/04/2014 05:52 David Vicenteño

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril.- Hace 100 años, el 9 de abril de 1914, un grupo de infantes de la Armada de Estados Unidos fueron arrestados durante hora y media por elementos del ejército federal de Victoriano Huerta que resguardaban el puerto de Tampico, Tamaulipas, hecho que concluyó con una invasión a México.

Los americanos no habían atendido una orden para permanecer en sus naves y desembarcaron para adquirir gasolina, por lo que su detención se realizó bajo las órdenes del coronel Ramón H. Hinojosa, lo que provocó el reclamo del comandante de la flota del Atlántico de Estados Unidos, Henry T. Mayo.

El mando naval americano exigió la liberación de sus marinos y que en desagravio se izara la bandera de las barras y las estrellas en el puerto de Tampico y se dispararan 21 cañonazos en honor a la Armada norteamericana.

La petición fue rechazada por el general Ignacio Morelos Zaragoza, responsable de la zona militar y gobernador de Tamaulipas.

Leticia Rivera Cabrieles, capitán de corbeta del Servicio Docente Naval, explicó que de acuerdo con los documentos que registran este acontecimiento, identificado como el Incidente Tampico, el arresto de los oficiales estadunidenses duró aproximadamente 90 minutos.

La jefa del Departamento de Historia Naval de la Unidad de Historia y Cultura Naval de la Secretaría de Marina Armada de México indicó que ése fue el mero pretexto que aprovechó el presidente estadunidense Woodrow Wilson para ordenar la invasión posterior, el día 21 de abril al puerto de Veracruz.

La investigadora explicó que todas las condiciones estaban dadas para que el gobierno de Washington desconociera a Victoriano Huerta y presionara su salida del poder en México, a través de la última invasión y conflicto grave entre las dos naciones.

“El incidente, en realidad esta detención nada más va a durar hora y media, mientras de alguna manera se aclara el conflicto, y ellos (los marinos estadunidenses) dicen que no tenían conocimiento de que había una disposición de que no podían bajar a tierra.

“Cuando se entera el general Morelos Zaragoza, que es el comandante militar y gobernador de Tamaulipas, ofrece una disculpa a los marinos y ordena su pronta liberación. Sin embargo, cuando llegan con Mayo y le dan parte de todo lo acontecido, no está satisfecho con la disculpa verbal”, explicó Rivera Cabriles.

Para la especialista e investigadora de historial naval el Incidente Tampico únicamente fue el pretexto que buscaba el gobierno de Woodrow Wilson para desconocer al de Huerta, emanado de un golpe de Estado en contra del presidente Francisco I. Madero en 1913, entre el 9 y 18 de febrero, en los hechos conocidos como La Decena Trágica.

“Podemos decir que es el argumento del cual se va a hacer valer el presidente Wilson para poder llevar a cabo la invasión. Wilson llega al poder en marzo de 1913, Huerta lo hace a finales de febrero del mismo año; hay una diferencia de dos semanas.

“Wilson llega a través de la vía democrática y Huerta a través de un golpe de Estado que conlleva el magnicidio del presidente Madero y del vicepresidente José María Pino Suárez, éste es uno de los argumentos de Wilson para no reconocer a Huerta y lo culpa de la tragedia del 22 de febrero, que es cuando los matan”, relató Rivera Cabriles.

El presidente Wilson retira al embajador Henry Lane Wilson por su abierta participación en el golpe de Estado en México, y deja en la embajada a un encargado de negocios, en la persona de Nelson O’Shaughnessy.

“Para 1914 la relación entre ambos países se había estancado, Huerta no había renunciado a su cargo y a pesar de que Wilson había levantado el embargo de armas el 3 de febrero de 1914, con la esperanza de beneficiar a los revolucionarios y debilitar a Huerta, en realidad no lo consiguió.

“Cuando todo parecía que no había forma en que Wilson pudiera intervenir abiertamente en el caso mexicano, es cuando se presenta el famoso incidente de Tampico, que ocurre el 9 de abril de 1914”, recordó la investigadora naval.

Punto estratégico

Para 1914, el puerto de Tampico es el segundo en importancia para México, y por consecuencia para el gobierno huertista, debido a las instalaciones petroleras inglesas y estadunidenses que operaban en la zona.

Los grupos revolucionarios desplazados en el norte de la República buscan tomar el control de esa zona para tomar fuerza y debilitar al gobierno del usurpador.

“Está ocupando para esos años el tercer lugar en la producción mundial de petróleo, y este sitio representaba un buen botín para cualquiera de las facciones revolucionarias, y por lo mismo es altamente custodiado por las fuerzas federales.

“Precisamente unos días antes del 9 de abril se habían dado una serie de combates entre las fuerzas federales y los constitucionalistas, de tal forma que se prohibió a las embarcaciones extrajeras que estaban en el puerto que pudieran desembarcar sin una autorización de los mandos de la plaza”, narró Rivera Cabriles.

Parte de la quinta flota del Atlántico se encontraba en el Golfo de México, bajo el mando del almirante Henry T. Mayo, quien ordena el traslado del cañonero USS Dolphin hacia Tampico, para resguardar los intereses estadunidenses.

De esa nave descienden ocho tripulantes, con el objetivo de comprar combustble, en desatención a las órdenes emitidas desde el puerto por las autoridades mexicanas, lo que provocó su arresto por 90 minutos.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red