Van por 5 años de cárcel a quien niegue atención médica en partos

Senadores del PAN presentan una iniciativa de reformas al Código Penal para endurecer castigo al personal involucrado en estos casos

COMPARTIR 
08/04/2014 12:17 Notimex / Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de abril.- Senadores del PAN presentaron una iniciativa de reformas al Código Penal Federal para sancionar hasta con cinco años de cárcel a directores, encargados, administradores, así como al personal auxiliar de la atención médica que impidan o nieguen la prestación de servicios de salud en trabajo de parto.

La iniciativa es firmada por los senadores del PAN Mariana Gómez del Campo Gurza, Adriana Dávila Fernández, Rosa Adriana Díaz Lizama, Elia Hernández Núñez, Sonia Mendoza Díaz, María del Pilar Ortega Martínez, Roberto Gil Zuarth y Francisco Salvador López Brito

En la Gaceta Parlamentaria se publicó la iniciativa que plantea modificar el artículo 230 de dicho ordenamiento, para imponer pena de seis meses a cinco años de prisión y multa de cinco a ciento veinticinco días de salario mínimo vigente en la zona económica.

Lo anterior en contra de directores, encargados, administradores, así como al profesional, técnico o auxiliar de la atención médica de cualquier centro de salud, cuando incurran en alguno de las siguientes causales.

Impedir el acceso, negar la atención o prestación de los servicios de salud de mujeres en trabajo de parto en fase activa y/o ruptura de membranas, así como a las personas en condición de emergencia médica, derivado de accidentes, lesiones graves o descompensaciones que pongan en riesgo la vida del paciente, la madre o del producto.

Asimismo impedir la salida de un paciente, cuando éste o sus familiares lo soliciten, aduciendo adeudos de cualquier índole.

Retener sin necesidad a un recién nacido, por los motivos a que se refiere la parte final de la fracción anterior.

También retardar o negar por cualquier motivo la entrega de un cadáver, excepto cuando se requiera orden de autoridad competente.

La misma sanción se impondrá a los encargados o administradores de agencias funerarias que retarden o nieguen indebidamente la entrega de un cadáver, e igualmente a los encargados, empleados o dependientes de una farmacia, que al surtir una receta sustituyan la medicina, específicamente recetada por otra que cause daño o sea evidentemente inapropiada al padecimiento para el cual se prescribió.

dgp

Relacionadas

Comentarios