La separación es lo más duro, dice papá de Jersey

Pide a las autoridades estadunidenses comprender la situación de muchos migrantes

COMPARTIR 
08/04/2014 05:38 Redacción
Mario Vargas, papá de Jersey Vargas, dijo que con deportaciones quienes más sufren son los hijos; demandó leyes que amparen a los latinos en EU.
Mario Vargas, papá de Jersey Vargas, dijo que con deportaciones quienes más sufren son los hijos; demandó leyes que amparen a los latinos en EU.

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de abril.- Mario Vargas López, padre de Jersey Vargas, la niña de diez años que viajó a El Vaticano para que el papa Francisco intercediera ante el presidente Barack Obama por la situación de su progenitor, detenido por carecer de documentos que acreditaran su estancia legal en Estados Unidos, hizo un llamado a las autoridades de ese país para que frene las deportaciones de personas indocumentadas.

“Hay mucha gente que deja aquí a la familia y la separación es lo más duro, los niños son los que sufren más. Que paren las deportaciones y que traten de hacer una ley que nos ampare más a los latinos”, indicó.

En entrevista para Excélsior Televisión, con Pascal Beltrán del Río, Mario Vargas López dijo estar consciente de que pese a que fue liberado, su proceso de deportación no se detiene.

Sin embargo, subrayó que el único motivo por el que se encuentra en Estados Unidos es para tener un mejor trabajo que le permita sacar adelante a su familia.

Por ello, pidió al presidente Obama y a los congresistas que vean a los indocumentados como personas cuyo único deseo es trabajar honestamente en ese país, lo cual muchas veces tienen que pagar con la separación de las familias.

“Uno también le piensa para venirse con toda la familia. Hay muchos problemas ya donde sea, aquí también hay mucho racismo, a los latinos no nos quieren aquí”, añadió.

Asimismo, se dijo sorprendido por lo hecho por su hija, de acudir hasta la Santa Sede para hablar personalmente con el líder de la Iglesia católica acerca de su detención por ser indocumentado, lo cual resultó en su liberación dos días después del encuentro entre el papa Francisco y el presidente Obama para estar nuevamente con su familia en California.

“Me siento contento de estar otra vez con mi familia, la verdad nunca pensé que mi hija hiciera tanto para ir hasta allá y hablar acerca de todos los migrantes como yo, porque hay bastante gente que está en la misma situación.”

Mencionó que hasta que se reunió nuevamente con su familia cuando supo lo que hizo Jersey.

Recordó que estuvo dos años preso, primero en Tennessee, donde fue arrestado por conducir sin licencia de manejo, y posteriormente fue enviado a un centro de detención en Louisiana, donde fue liberado el pasado 28 de marzo.

Añadió que hace 14 años decidió salir del Estado de México para trabajar en California.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red