Trabajará Consejo en construir confianza

La apuesta será sólo hacer ajustes y no renovar todo el sistema electoral

COMPARTIR 
05/04/2014 05:46  Aurora Zepeda Rojas
Lorenzo Cordova, Edmundo Jacobo Molina y Marco Antonio Baños, durante la primera sesión del INE. Foto: Eduardo Jiménez
Lorenzo Cordova, Edmundo Jacobo Molina y Marco Antonio Baños, durante la primera sesión del INE. Foto: Eduardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril.- Iniciaron los trabajos del Instituto Nacional Electoral (INE) con la toma de protesta de su consejero presidente, Lorenzo Córdova, y de los diez consejeros electorales que lo conforman.

En este marco, Córdova sentó como objetivo primordial del INE lograr que después de 2015 existan ajustes al nuevo marco legal, pero no la necesidad de “renovar” todo el sistema electoral mexicano.

Los 11 consejeros resaltaron diversos retos que tendrá el INE, entre ellos, construir confianza alrededor de los procesos electorales locales.

Al tomar la palabra, Córdova apuntó que “echar a andar la reforma de 2014 es una tarea titánica, pero no imposible; en este caso, nuestro objetivo debe ser no apostar por otra renovación integral del sistema electoral al cabo de los próximos comicios, sino, en todo caso, procurar para entonces una serie de ajustes y precisiones al nuevo marco electoral”.

Casi al término de la sesión, el consejero Ciro Murayama dio respuesta a comentarios que algunos representantes de partidos hicieron durante sus intervenciones: “Como consejero no pido un cheque en blanco a los actores políticos ni a los ciudadanos o a los medios, somos y debemos ser una institución exigida y vigilada, cada decisión que adoptemos será pública y puede ser revisada por el Tribunal Electoral.”

 Subrayó que la autonomía del INE no es “autarquía”, pues siempre estará obligado a aplicar las leyes y estará sujeta a las resoluciones del Tribunal Electoral.

En orden de participación, la consejera electoral Pamela San Martín fue la siguiente en tomar la palabra, al subrayar que el trabajo del INE enfrentará varios desafíos democráticos, entre ellos “asumir con toda responsabilidad que nuestra autonomía constitucional y la nueva facultad en el nombramiento de los consejos electorales de los estados busca impedir injerencias indebidas y arbitrarias en la conformación de estas autoridades”.

El tercero fue Benito Nacif, quien subrayó que no están “exentos de riesgos” y mencionó seis retos que enfrentarán: conformar y administrar el Servicio  Profesional Electoral Nacional, designar a los integrantes de los consejos de los Organismos Públicos Electorales Locales, asumir la capacitación electoral local y compaginar reglas locales y federales para un único proceso, asumir la responsabilidad de organizar elecciones, ubicar casillas, etcétera; garantizar un “piso de equidad” a los candidatos independientes e innovar de manera “audaz” en el modelo integral de fiscalización local y federal que sea expedito y exhaustivo.

Posteriormente la consejera Beatriz Galindo reconoció que “no son pocas las  reglas y condiciones de competencia que incursionan en la materia. Por tanto, será imprescindible contar con una autoridad preactiva y propositiva en la operatividad de las leyes secundarias, eficiente y con visión para lograr los resultados esperados durante su implementación integral en los sucesivos procesos electorales”.

Al tomar la palabra, el consejero Arturo Sánchez apuntó que ante los grandes retos  “es necesario tener el arrojo y la voluntad política para asumir el cambio que nos lo demanda y que nos demanda la Constitución; pero, al mismo tiempo, es necesario la prudencia para no enfrentar riesgos innecesarios y comprometer lo importante por lo accesorio”.

Por su parte, Javier Santiago Castillo comentó a sus compañeros que deben tener conciencia de que “el ejercicio de la función pública no disfruta en general del aprecio social, por eso es indispensable conducirnos con apego a la ley y cultivar el sentido intrínseco de la política como actividad que busca el bien de la comunidad”.

Defendió las innovaciones de organismos locales, como el uso de la urna electrónica en Jalisco.

A su vez, Enrique Andrade apuntó que el INE “nace con grandes fortalezas; soy un convencido de que para lograr sus metas y cumplir con sus atribuciones es necesario el permanente acompañamiento de partidos políticos y grupos parlamentarios representados en este Consejo General”.

En tanto, Marco Baños dijo que Lorenzo Córdova “es proclive al diálogo, a la negociación, al acuerdo; un hombre eficaz en la conducción, en la coordinación del trabajo. Estoy seguro que si al consejero presidente le va bien, le irá bien al Consejo General”.

La consejera Adriana Margarita Favela ofreció a los partidos políticos “atender sus planteamientos, analizar sus propuestas, resolver de manera imparcial en todos los casos. Sé que de ellos tendré reciprocidad”.

Previo a que Ciro Murayama concluyera con las participaciones, el consejero Roberto Ruiz envió un mensaje a los ciudadanos, a quienes instó a “que nos vigilen, a que ejerzan los mecanismos que ya tienen para que permanentemente estén observándonos, criticándonos constructivamente. ¿Por qué? Porque sin esa actitud no habría posibilidad de cambio”.

 

Llaman a superar los errores

Mientras el PT y el PRD exigieron a los consejeros dar forma a una nueva institución electoral que no cometa los errores que su antecesor, el Partido Acción Nacional dejó en claro a los consejeros el objetivo máximo de su encomienda.

En general, los partidos celebraron el inicio de los trabajos del Instituto Nacional Electoral (INE) y dieron la bienvenida a los nuevos integrantes.

Camerino Márquez, representante del PRD, apuntó que tienen la responsabilidad de “cambiar la cultura política de este país”.

Agregó que, con esta exigencia, el INE tiene el reto de superar los obstáculos y errores que se acreditaron en los últimos procesos electorales.

Por su parte, el representante del PT, Pedro Vázquez, mencionó términos que refrendaron la desconfianza de este partido en las decisiones de la Reforma Electoral, al decir que “no compartimos el olvido y precisamente basados en las experiencias duras y difíciles del pasado, hoy ni un cheque en blanco ni el beneficio de la duda a este nuevo Instituto Nacional Electoral”.

El representante del PAN, Rogelio Carbajal, dejó en claro que “conforme al éxito de ese reto es como será medido el éxito del INE; que esos estándares de calidad implementados por el Servicio Profesional Electoral y por quienes laboran en el instituto, quienes laboraban en el Instituto Federal Electoral y ahora lo hacen para el Instituto Nacional Electoral, se traslade a los estados”.

José Antonio Hernández Fraguas, representante del PRI, pidió iniciar el trabajo del INE con “ánimo constructivo, dejando atrás la subcultura de la sospecha, asegurándonos que este organismo sea mejor que su antecesor, que sirva para hoy para el futuro y sea pilar de la democracia”.

El Partido Verde, en voz de su representante, Sara Castellanos, celebró los acuerdos y dijo a los consejeros que tienen en su contra “la espera de las reformas secundarias” para lograr los acuerdos que permitan que las elecciones de 2015 sean exitosas.

En tanto, Roberto Pérez de Alva, representante de Nueva Alianza, destacó el proceso de selección de los consejeros, aunque dijo que no estuvo “exento de dudas y críticas”.

Por último, Juan Miguel Castro, de Movimiento Ciudadano, apuntó que su partido colaborará con el INE tendiendo “puentes de diálogo, propuestas, y críticas constructivas, porque estamos luchando en la misma trinchera”.

 

Camacho considera que se creó una institución superior

El presidente  del PRI, César Camacho Quiroz, se dijo satisfecho por la forma en que las bancadas de su partido y de la oposición terminaron de conformar el primer Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Me gustó mucho cómo quedó el consejo general. Es un bloque de políticos y de políticas que seguramente acreditarán no sólo profesionalismo y conocimiento en la materia electoral, sino una actitud  para hacer a la democracia de mucha mayor calidad.”

Asimismo, aseguró que la nueva institución es superior a las que a antecedieron, “para empezar, se trata de un instituto que nace sobre un sólido IFE de hace 23 años, y ahora con 11 integrantes y con una competencia ampliada para las elecciones locales”.

El dirigente nacional del PRI confió en que el INE y sus atribuciones  robustecerán a la democracia mexicana.

Rechaza tribunal impugnación

En tanto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó una demanda de juicio para la protección de los derechos político-electorales que había presentado Manuel Huerta Ladrón de Guevara, diputado del Partido del Trabajo.

El reclamo era en contra  de la Secretaría General de la Cámara de Diputados y del Comité Técnico de Evaluación, como responsables de la formulación y de la selección de las listas de los precandidatados y candidatos que integraron el INE.

El legislador petista argumentó omisión en esas instancias porque no difundieron los documentos relacionados con el proceso que derivó en el nombramiento de los 11 consejeros.

Sin embargo, los magistrados respondieron que la solicitud resultaba improcedente, en virtud de que los hechos cuestionados pertenecen al ámbito del derecho parlamentario y consecuentemente no son objeto de control del Tribunal por la vía de la protección de los derechos político-electorales del ciudadano.

Se trata de trámites que se inscriben dentro del funcionamiento orgánico y administrativo del cuerpo legislativo, ajeno a los derechos políticos electorales del ciudadano, se le respondió al diputado Huerta Ladrón de Guevara.

La resolución fue del magistrado Manuel González Oropeza.

  — Ivonne Melgar

Relacionadas

Comentarios