Gasto impulsará el crecimiento: EPN

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la clausura de la 77 Convención Bancaria realizada en Acapulco

COMPARTIR 
05/04/2014 05:11 Georgina Olson, Claudia Castroy Aura Hernández / Foto: Presidencia

ACAPULCO, 5 de abril.— El gasto neto presupuestario del gobierno federal en enero y febrero de este año, ha sido 19 por ciento mayor al del año pasado, lo que agilizará el crecimiento de la economía, dijo presidente Enrique  Peña Nieto, en la clausura de la 77 Convención Bancaria.

“Estas cifras se reflejarán no sólo en más obras del gobierno sino en el dinamismo de la economía en su conjunto”, dijo.

Pero también advirtió que aunque la Reforma Financiera busca generar mayor oferta de crédito de la banca social y comercial hacia las pymes, el nivel de crédito sigue siendo bajo.

Hasta febrero de este año, el índice de capitalización fue de 15.4 por ciento, 5 puntos porcentuales por encima del estándar internacional de Basilea III, que es de 10.5 por ciento.

“Sin embargo como ustedes saben, el nivel de crédito sigue siendo bajo, el financiamiento al sector privado en 2013 apenas representó 28.3 por ciento del PIB”, recordó en el evento al que asistió el secretario de hacienda, Luis Videgaray y el gobernador, de Guerrero, Ángel Aguirre.

Le pidió a los banqueros que amplíen los niveles de crédito que ofrecen a las pymes “a partir del crédito responsable ustedes tienen la oportunidad de contribuir al crecimiento del país, estoy seguro de que la banca del país será un importante agente del crecimiento de México”.

Impulso a la BMV

El mandatario dio a conocer las medidas que se pondrán en marcha para implementar la Reforma Financiera: en mayo se emitirá la normatividad secundaria para que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se incorpore al mercado latinoamericano del que participan Mexico, Chile, Colombia y Perú.

Además, en julio, “con la finalidad de proteger el ahorro de las familias, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores diseñará una estrategia para restringir las operaciones de cajas de ahorro irregulares”.

Además la SHCP emitirá en los próximos meses los lineamientos para evaluar el desempeño de los bancos y la Comisión Federal de Competencia Económica presentará su investigación sobre las condiciones del sector.

Otra de las medidas es que  la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), creará la regulación para “erradicar cláusulas abusivas y establecer el buró de entidades financieras”, explicó.

Por otro lado, expuso que la deuda del sector público al cierre de 2013 representaba 38.3% del PIB, “esta cifra es menor al promedio de América Latina, que es de 53.5% e, incluso, está por debajo de economías como Brasil, que hoy en día es de 68.3%, o Alemania con 80.4 por ciento”.

Y habló de que a pesar de la volatilidad de los mercados financieros, México ha sido una economía menos afectada, que los de otras naciones.

“La calificación crediticia de México también es superior a la mayoría de las naciones de América Latina y recientemente ha sido evaluada al alza, por las principales agencias calificadoras”, recordó.

A su vez el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, aseguró que su estado ha demostrado una enorme disciplina y hasta el momento su estado no tiene deuda pública.

Más crédito

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Javier Arrigunaga dejó claro que no es a través de intervenciones ajenas al mercado como se va a aumentar la penetración y en materia de competencia, es necesario que los resultados del análisis que realice la autoridad se traduzca en una mejora en el entorno operativo y no se debilite la estructura del sistema financiero.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, el líder de los banqueros se comprometió a redoblar los esfuerzos y los controles para alcanzar un manejo eficiente de riesgo en todas sus dimensiones: crediticio, de mercado y operativo.

Detalló que el sector bancario es el principal interesado en crecer más rápido el crédito; pero resaltó que es necesario que se haga con prudencia para que la expansión crediticia sea sostenible y perdurable.

Una clausura diferente a la tradicional

La 77 Convención Bancaria tuvo un buen desenlace enmarcado por la clausura del presidente Enrique Peña Nieto, que entre exigencias a los banqueros de prestar más y recordándoles que vendrá la evaluación de desempeño de las instituciones, también les dio una buena palmada: “México cuenta con sus bancos, pero sobre todo con sus banqueros”.

Fue una clausura distinta a la tradicional. El Presidente siempre inauguraba la Convención Bancaria. Ahora la clausuró. El Presidente solía cenar con el comité ejecutivo de los bancos. Ahora fue una comida a toda la Convención.

Y con guayabera rigurosa del mandatario y sus colaboradores cercanos, la clausura sirvió para estrechar un lazo que a veces ha estado a punto de romperse: el de la colaboración para instrumentar la Reforma Financiera.

La iniciativa viene acompañada de apertura en el mercado de tarjetas de crédito (más terminales de puntos de venta con más cámaras de compensación), las disposiciones para que los usuarios puedan cambiarse de hipoteca (que ya fueron publicadas) y las reglas para que los usuarios puedan cambiar de banco su nómina. Y desde luego viene el punto más doloroso para las instituciones bancarias: la evaluación del nivel de desempeño de si el ahorro captado lo están prestando a la sociedad.

El marco de la clausura fue a la vieja usanza. Un presídium bastante nutrido, que parecía politburó. “Parece de gobierno chino” decían algunas voces. No faltó nadie en el presídium. Desde todos los miembros del Consejo Coordinador Empresarial, hasta los secretarios de Estado que acompañaron al presidente por su gira en Guerrero (Rosario Robles, Juan José Guerra, Jorge Carlos Ramírez Marín) hasta cada una de las autoridades financieras encabezadas por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, y desde luego los banqueros, donde en el centro junto al presidente se centró Javier Arrigunaga, qien es presidente de la Asociación de Bancos de México. Y claro, como signo de los nuevos tiempos de reformas en el Congreso, los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, José Gómez Morfin y Raúl Cervantes.

Desde luego el cierre de la 77 Convención Bancaria dejó en claro, por un lado que las autoridades seguirán con la reforma financiera, y por el otro que los banqueros seguirán unidos para afrontar los retos de la implementación de la reforma financiera.

Y eso sí: ambas partes solicitaron mantener más puentes de diálogo. Los necesitan.

 

Relacionadas

Comentarios