Juez declara quiebra de Mexicana de Aviación

La titular del Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Edith Alarcón Meixueiro, eliminó la posibilidad de que la aerolínea y sus filiales regresaran a los cielos, al no haber un acuerdo concursal entre los acreedores y la compañía

COMPARTIR 
05/04/2014 05:18 Miriam Paredes

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril.- El vuelo 886 de Mexicana de Aviación que partió del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a las 14:15 horas con destino a Toronto el 28 de agosto de 2010, sería el último en la operación de la aerolínea, para después caer en concurso mercantil.

Ayer, luego de 43 meses, la titular del Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Edith Alarcón Meixueiro, eliminó la posibilidad de que la aerolínea y sus filiales regresaran a los cielos.

En un acuerdo publicado el viernes, la autoridad judicial declaró “en estado de quiebra a Compañía Mexicana de Aviación, Mexicana Link (Inter) y Mexicana Click (Aerovías Caribe)”, tras permanecer más de tres años sin operar.

En el escrito publicado en los expedientes de las tres compañías aéreas con número 432/2010, 516/2010 y 510/2010, respectivamente, Alarcón solicitó que dentro de los siguientes cinco días a que le sea notificada la sentencia de quiebra a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ésta deberá proponer a un síndico quien será el encargado de la última etapa de la que fuera la principal aerolínea de México.

Además ordenó la notificación de quiebra al conciliador, Gerardo Badín, al interventor Fernando Pérez Correa y a los acreedores residentes en el país, incluidos los ocho mil 500 trabajadores que quedaron desempleados tras el cese de operaciones.

La sentencia señala que al agotarse todas aquellas alternativas para “lograr la conservación de la empresa concursada” se actualizó la hipótesis de “declaración de plano en estado de quiebra de la comerciante mexicana Inter, sociedad anónima de capital variable, tal y como lo prevén los artículos 167 fracción II y 168 de la Ley de Concursos Mercantiles (LCM).

De acuerdo con información del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), los artículos establecen que para llegar a esa declaratoria de quiebra de un comerciante, deben haberse agotado previamente la etapa de conciliación y sus prórrogas, como en el caso ocurrió, y porque no se presentó ante el juez rector del procedimiento para su aprobación judicial “una propuesta de convenio concursal entre el comerciante y sus acreedores”.

Inventarios

Según Griselda Nieblas, directora del Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom), una vez que sea nombrado el administrador, éste será el conciliador y administrador de la aerolínea en sustitución de Gerardo Badín, y en los siguientes 90 días tendrá la obligación de presentar  un inventario de los activos con los que cuenta la empresa.

“El síndico se encargará de la venta de activos y de conseguir el mejor precio con el fin de reunir el mayor recurso posible y pagar a los acreedores, principalmente a los trabajadores”, dijo.

Sin embargo, Nieblas no habló de un plazo específico de conclusión para la subasta de bienes pues eso dependerá de conseguir el mejor comprador.

Aunque aún se desconoce lo que pasará con las rutas, slots y concesiones, pues será la  SCT la encargada de decidir al respecto. “Por el momento, la empresa conservará sus espacios en los aeropuertos en donde tuvo operaciones, incluido el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en tanto se revisan los contratos y la situación jurídica de cada uno”.

Por su parte, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) lamentó la quiebra, y el titular de la dependencia, Alfonso Navarrete Prida, dijo que estará atento a que los recursos que se obtengan beneficien, en primer lugar, a los trabajadores.

Largo viaje

La prolongación del concurso mercantil de Mexicana de Aviación, por encima de la ley, implicó que en los últimos 43 meses al menos 30 presuntos inversionistas buscaran su reestructura, como en el caso de PC Capital, TG Group, Med Atlántica,  Avanza Capital, Iván Barona, entre otros, sin éxito.

Además su proceso tuvo que enfrentar las decisiones de dos jueces distintos: Felipe Consuelo, quien fue removido por el Consejo de la Judicatura el 9 de septiembre de 2012, y Edith Alarcón Meixueiro, quien lo sustituyó un día después.

La falta de transparencia que se dio en el proceso generó que el 26 de mayo de 2013 la SCT nombrara como interventor a Fernando Pérez-Correa, a petición de loa acreedores gubernamentales como Bancomext, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Sin embargo nada de ello funcionó, y hoy la compañía lleva un vuelo en el que no hay retorno.

Relacionadas

Comentarios