GÓMEZ PALACIO, 3 de abril.- Como un milagro de vida es como se dio el nacimiento de Jimena, luego de que a su joven madre durante toda la gestación le dieran quimioterapias por el cáncer de mama que le fue diagnosticado desde que inició su embarazo.

Afortunadamente, la pequeña se encuentra bien de salud, con 37 semanas de gestación y con un peso de 2 kilos 750 gramos.

No hay malformaciones congénitas aparentes, tras su exploración física. Es una bebé sana”, afirmó Luis Bañuelos, director del Hospital General de Gómez Palacio, Durango.

Para los especialistas este caso no es común en el ramo médico, es decir, que a una embarazada se le diagnostique algún tipo de cáncer y más aún continúe con embarazo de una manera satisfactoria.

Dulce Adriana Rangel Torres, de 27 años de edad, recibió dos cirugías en esta ocasión. La primera la cesárea, seguida por una mastectomía en el seno izquierdo.

La joven madre está consciente de que ahora vendrá la etapa más difícil de las radiaciones, sin embargo, lo único que la mantiene firme para seguir adelante con sus tratamientos es ver como su pequeña Jimena va creciendo.   

ogz

Tags:

Comparte esta entrada

POR QUE VISTE ESTA NOTA, TE RECOMENDAMOS

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red