Cartera vencida y bancarización, retos de la banca para 2014

A pesar de la desaceleración de la economía y del crédito, así como los aumentos en cartera vencida y el rezago en inclusión financiera, la banca en México mantiene su rentabilidad

COMPARTIR 
03/04/2014 12:37 Notimex

ACAPULCO, 3 de abril.- A pesar de la desaceleración de la economía y del crédito, así como los aumentos en cartera vencida y el rezago en inclusión financiera, la banca en México ha mantenido su rentabilidad.

Al cierre de 2013, la economía mexicana registró un crecimiento de 1.1 por ciento, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mientras que la cartera de crédito vigente lo hizo en 5.0 por ciento en términos reales.

A pesar de que este aumento crediticio fue a un múltiplo de cuatro veces el Producto Interno Bruto (PIB) del país, no fue un buen año para la banca, reconoció el director general del Grupo Financiero BBVA Bancomer, Vicente Rodero Rodero.

De hecho, Alejandro García, director de Instituciones Financieras de Fitch México, opinó que uno de los retos para este sector es reducir los niveles de cartera vencida, los cuales aumentaron, especialmente en los préstamos al consumo, además del problema de las vivienderas.

El Índice de Morosidad (Imor) de la cartera total de la banca comercial se incrementó casi un punto porcentual de enero del año pasado al mismo mes de 2014, al pasar de 2.61 a 3.43 por ciento, mientras que contra diciembre previo, el incremento fue de 0.06 puntos porcentuales respecto a la tasa de 3.37 por ciento de igual lapso de 2013.

De manera particular, los préstamos al consumo pasaron de 4.77 a 5.08 por ciento de enero del año pasado al mismo mes de 2014, mientras que en diciembre previo fue de 4.96 por ciento; en su interior, los créditos personales pasaron de 6.86 a 7.70 por ciento.

En tanto que en el financiamiento comercial -donde se registran los créditos con las desarrolladoras de vivienda (Geo, Urbi y Homex)- su morosidad pasó de 1.61 a 2.65 por ciento, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Con la reforma financiera, se prevé que haya mayor dinamismo en la penetración del crédito, al contar con una participación más activa de la banca de desarrollo, así como un aumento en la inclusión financiera, los dos grandes pendientes del sistema financiero.

Un ejemplo de esta deuda del sistema es que mientras en economías similares como las de Chile y Brasil, la penetración del crédito respecto a su PIB va entre 60 y 70 por ciento, en México apenas alcanza 26 por ciento.

Asimismo, 60 por ciento de las transacciones sigue siendo en efectivo, mientras que medios de pago electrónicos como las tarjetas de débito y crédito sólo se usan en 21 por ciento, y el pago con cheques en 19 por ciento, de acuerdo con Visa.

De ahí que pese a los esfuerzo de bancarización a través de dispositivos móviles y corresponsales, la cobertura e infraestructura que ofrecen las instituciones son insuficientes y limitadas.

Y es que, el reciente estudio de inclusión financiera de la CNBV, revela que 32 por ciento de los municipios carece de acceso al sistema financiero formal y en el caso de cuentas por medio de celulares, éstas se ubican por debajo de su potencial.

Además, aun cuando la mayoría de los corresponsales ofrece cuatro o menos servicios, se requiere de más cobertura, incluso se percibe que los productos de bancos son caros.

Por ello, la Asociación de Bancos de México (ABM) reconoce que una mayor penetración del crédito, así como un aumento en la inclusión financiera, seguirán siendo los objetivos primordiales de la banca en 2014.

*bb

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red