Subcomandante Marcos podría reaparecer ‘si su salud se lo permite’

El EZLN admite por primera vez que pudiera estar enfermo su principal vocero, quien reapareció públicamente por última vez en enero de 2009 en San Cristóbal de las Casas

COMPARTIR 
01/04/2014 16:54 EFE
El EZLN admite por primera vez que pudiera estar enfermo su principal vocero, quien apareció públicamente por última vez en enero de 2009 en San Cristóbal de las Casas. Foto: Archivo

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, 1 de abril.- El rebelde Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) anunció la posible reaparición del "subcomandante Marcos" en diversas actividades del movimiento entre mayo y junio próximos, "si su salud lo permite".

El EZLN admite por primera vez que pudiera estar enfermo su principal vocero, quien reapareció públicamente por última vez en enero de 2009 en San Cristóbal de las Casas

En un comunicado firmado por el "subcomandante Moisés", el EZLN admite por primera vez que pudiera estar enfermo su principal vocero, quien reapareció públicamente por última vez en enero de 2009 en San Cristóbal de las Casas durante el "Festival de la Digna Rabia".

Moisés, quién asumió el año pasado el lugar de Marcos en la redacción de comunicados del EZLN, explica que del 26 de mayo al 8 de junio el movimiento tendrá varias actividades en Oventic y en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, con organizaciones y representantes indígenas de distintas partes del país.

Entre esas actividades está programado un homenaje el 1 de junio en la comunidad de Oventic al filósofo español Luis Villoro, fallecido recientemente en México.

Asimismo, el movimiento dará a conocer una iniciativa de "lo que sigue en la lucha de resistencia contra el despojo que padecemos, y de nuestros derechos y cultura indígenas".

En estas actividades participará el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN, y "si su salud lo permite contaremos con la presencia y tal vez la participación del compañero Subcomandante Insurgente Marcos en algunos de los eventos que son abiertos", explica Moisés.

En su último comunicado fechado en diciembre del año pasado, Marcos firmó como "Conserje, velador y barrendero en la Escuelita Zapatista", habló de los integrantes del EZLN que han muerto y afirmó que los zapatistas "no pretendemos lugar alguno en museos o libros".

No fue el ansia de perdurar, sino el sentido del deber y la necesidad de hacer algo frente a la injusticia milenaria" lo que impulsó su lucha, aseveró.

En esa ocasión no comentó nada de su estado físico, ni dónde se encontraba, pero reveló que tiene poco contacto con otros miembros del EZLN: "He platicado con algunas compañeras, compañeros, zapatistas del EZLN. Cierto, no con todos, pero sí con quienes todavía puedo ver, con quienes puedo estar".

En 2011, el entonces comisionado del Gobierno federal para el diálogo con los pueblos indígenas, Luis H. Álvarez, publicó en un libro que Marcos solicitó ser atendido de enfisema pulmonar.

La versión fue desmentida días después por el propio "subcomandante" en una de sus irónicas posdatas.

Aunque, hay que decirlo, eso del enfisema pulmonar y el cáncer provocó que ya no me manden tabaco, lo que sí es una clara maniobra contrainsurgente. Así que es oficial. No tengo eso que dicen que tengo... o no todavía", escribió.

El 1 de enero de 1994 el EZLN se alzó en armas en el estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala, en contra de la marginación de las poblaciones indígenas de esa región.

Sólo hubo combates durante unos días, con un saldo de unos 300 muertos, hasta el cese al fuego unilateral decretado el 12 de enero de ese año por el entonces presidente Carlos Salinas.

Ello dio inicio a un proceso de paz que condujo a los acuerdos de San Andrés de 1996. Aunque estos acuerdos no se han cumplido por razones políticas y legales, sí existe un alto grado de autonomía en medio centenar de municipios de Chiapas regidos por los zapatistas.

No obstante, se mantienen los altos niveles de pobreza en las zonas autónomas, donde los zapatistas se cierran a cualquier asistencia y colaboración del Estado en sectores como la salud y la educación, con el fin de preservar su identidad cultural.

jgl

Comentarios

Lo que pasa en la red