Narro advierte que sí renovará su plantilla

Catedráticos aseguran que a los 70 años hay académicos en plena madurez intelectual

COMPARTIR 
22/03/2014 04:53 Iván E. Saldaña
El rector de la UNAM, José Narro  Robles defendió que el programa de retiro voluntario y descartó marginación para los académicos más longevos. Foto: Karina Tejada
El rector de la UNAM, José Narro Robles defendió que el programa de retiro voluntario y descartó marginación para los académicos más longevos. Foto: Karina Tejada

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo.- No habrá marcha atrás en renovar la planta académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pues el envejecimiento promedio de sus docentes ya es “un problema muy serio” para la casa de estudios.

Así respondió José Narro Robles, rector de la UNAM, ante críticas al Programa de Renovación de la Planta Académica por parte de miembros del Consejo Universitario (CU), durante su sesión anual de ayer.

Al hacer uso de la palabra, la académica Adriana de Teresa Ochoa expuso que a ella y a otros de sus colegas les “preocupa la posible contratación de jóvenes sin ninguna experiencia docente ni de investigación, y la marginación de quienes rebasan la edad establecida en la convocatoria pero que poseen la experiencia”.

Representando a la Facultad de Filosofía, la consejera argumentó que, “por lo menos en humanidades, a los 70 años hay académicos en plena madurez intelectual, y por eso es valioso seguir contando con ellos”.

Después del pronunciamiento de tres minutos que cada consejero tenía con micrófono en mano —algunos a favor y otros en contra—, José Narro defendió que el Programa “ni es excluyente ni es inconstitucional”, por lo que descartó marginación para los académicos más longevos. 

A los quejosos les repitió que no tienen argumentos suficientes ni datos para sostener sus demandas, debido a que el último estudio con el que cuentan demuestra que el promedio de edad de docentes de tiempo completo rebasa los 61 años.

Eso es lo que vamos a seguir haciendo, porque es en favor de la Universidad y porque no nos han dado argumentos reales válidos y de fondo.”

Tampoco se trata de obligar a los profesores de terminar su relación laboral con la UNAM, aclaró el rector, pues muy al contrario, se les abre un abanico más amplio de opciones a los académicos de carrera, como el que se jubilen “con un poco más del doble” de lo que contarían al requerirla, manteniendo el seguro médico de gastos mayores.

Más de 350 profesores, investigadores y técnicos académicos de 70 años o más, y que están en la posibilidad de jubilarse “han optado voluntariamente incorporarse a dicho programa”. 

No le hemos quitado a nadie nada, le hemos abierto posibilidades a la Universidad, no hemos restringido ninguno de los derechos, ahí están y van a seguir estando, pusimos una condición: edad en este primera etapa”, reiteró.

Antes de que Narro diera su postura, el consejero por la Facultad de Química, Jorge Vázquez, externó a sus compañeros que “lo que no podemos es ser ciegos”, pues después de formar jóvenes con posgrado se les niega el empleo.

Ésta es la realidad de este país, formamos doctores por todos lados, los mandamos en posdoctorado y luego les decimos que no hay donde trabajar. Tenemos que ser muy conscientes”, reclamó de manera abierta.

Antes de la discusión en torno a la renovación de la planta de catedráticos, la UNAM acordó en sesión crear la Licenciatura en Estudios Sociales y Gestión Local, la número 108 que se impartirá en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad Morelia. 

Asimismo, el CU aprobó la transformación de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) en la Facultad de Artes y Diseño (FAD). El mismo órgano de la Universidad nombró al doctor Mario Molina Pasquel y a la doctora Ada Yonath, ambos Premio Nobel de Química 1995 y 2009, respectivamente, Profesores Extraordinarios de la máxima casa de estudios en México.

 

Exige devolver el Auditorio “Che Guevara” a Facultad de Filosofía

Ante las acusaciones de activistas frente a una eventual aplicación de la fuerza pública para obligarlos a desalojar el Auditorio Justo Sierra, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuestionado el rector José Narro Robles respondió que los colectivos “así tendrán la conciencia”.

Minutos antes, condenó cualquier tipo de violencia dentro la UNAM e hizo un llamado a los activistas a devolver el auditorio —también conocido como “Che Guevara”— a la Facultad de Filosofía. 

Lo que tiene que haber es que nos pongamos de acuerdo entre todos, pero particularmente que se le reintegre a la comunidad universitaria, no es posible, son demasiados años, el proceso ha demostrado que lo único que se ha ganado con eso es que se deteriore esa instalación y que se sustraiga del uso de la comunidad universitaria.”

Así lo dijo ayer en la Antigua Escuela de Medicina, minutos antes de que iniciara la primera sesión anual del Consejo Universitario de la UNAM. El tema fue retomado durante la reunión por los consejeros casi al concluir la sesión que duró poco más de cinco horas.

Por su parte, el Consejo Universitario de la UNAM —máxima representación de los académicos, investigadores y estudiantes— respaldó a su rector, exigiendo a los activistas que ocupan el Auditorio “Che Guevara” de forma ilegal que lo liberen a disposición de la Facultad de Filosofía.

A petición de los consejeros durante la sesión anual para que se emitieran una postura oficial contra los ocupantes del “Che Guevara”, en un comunicado, el Consejo “estableció que se trata de un espacio que pertenece a la comunidad universitaria y no privativo de algún grupo”.

El pasado 3 de marzo, jóvenes encapuchados tomaron el control del inmueble con violencia, ante ello, “el máximo órgano colegiado de la UNAM repudió de manera enérgica toda forma o manifestación de violencia, provenga de donde provenga”.

En el documento piden, además, apoyó a los universitarios, recordándoles que “tienen la obligación” de salvaguardar los valores y principios que identifican a la máxima casa de estudios.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red