Liberan en San Diego a Elvira Arellano, activista mexicana

La activista mexicana, que fue deportada de Estados Unidos en 2007, cruzó la frontera el pasado martes quien reclama una visa humanitaria

COMPARTIR 
20/03/2014 21:34 EFE

SAN DIEGO, 20 de marzo.- La activista mexicana Elvira Arellano fue liberada este jueves en San Diego, dos días después de haberse entregado a las autoridades de inmigración en la garita de Otay Mesa, California.

Arellano, una de las principales defensoras de la reforma migratoria, se encuentra bajo libertad condicional y deberá presentarse en abril en la Corte de Chicago para dar seguimiento a su caso, según informaron las autoridades.

La activista mexicana, que fue deportada de Estados Unidos en 2007, cruzó la frontera el pasado martes junto al cuarto y último grupo de inmigrantes del movimiento "Bring Them Home", quienes reclaman visas humanitarias o asilo político.

En declaraciones, Elvira Arellano dijo tras ser liberada hoy que espera que este sea "el inicio" para que más familias que cruzaron junto a ella por la garita de Otay Mesa, sean liberadas próximamente.

Vamos a seguir presionando para que todos salgan", declaró Arellano, quien destacó que "el compromiso es muy grande". "Yo agradezco la solidaridad y a este movimiento que abrió la ventana para que yo pudiera regresar a casa", agregó.

La activista, que fuera nombrada "Persona del Año" por la revista TIME en 2006, reconoció que una vez que fue detenida sintió miedo de no poder reencontrarse con sus seres queridos.

Estaba muy nerviosa, sí tenía miedo, pero afortunadamente todo salió bien", mencionó Arellano.

Su hijo Saúl, de 15 años, cruzó la frontera junto con ella, aunque al ser ciudadano estadunidense fue liberado horas más tarde.

El joven se dijo feliz de reencontrarse con su madre y consideró que su acción dejará "un precedente en la lucha por una reforma migratoria que frene deportaciones que separan familias".

Esto es algo grande, salió una persona que ha dedicado su vida a luchar por los indocumentados", dijo Saúl.

Junto a Elvira Arellano, otra mujer fue puesta en libertad, por lo que suman ya tres personas del movimiento que ya han adquirido permisos temporales para permanecer en Estados Unidos.

La activista Emma Lozano, amiga cercana de la familia, mencionó que aunque nunca perdió la fe en la liberación de Elvira Arellano, le sorprendió que fuera tan pronto.

Elvira Arellano ha protagonizado una larga pelea judicial con las autoridades de inmigración desde 2002, cuando fue emitida una orden de arresto contra ella tras una redada en el aeropuerto de Chicago, donde trabajaba sin documentos.

Para evitar separarse de su hijo, Arellano buscó refugio en una iglesia de Chicago, donde vivió por espacio de un año. Finalmente, en agosto de 2007, fue arrestada en Los Ángeles y deportada a México.

Tras su liberación hoy en San Diego, la activista tiene pensado trasladarse a Chicago de nuevo.

jpg

Relacionadas

Comentarios