Queremos incentivar la formalidad: Alejandro Murat, director del Infonavit

Argumenta en favor de que el seguro de desempleo no se fondee sólo a través de recursos fiscales, ya que uno de los objetivos es dejar de ser un estado asistencialista

COMPARTIR 
20/03/2014 05:56 Ivonne Melgar
Alejandro Murat destacó el apoyo a los trabajadores con ese seguro, que aún tiene que pasar la aduana del Senado de la República.
Alejandro Murat destacó el apoyo a los trabajadores con ese seguro, que aún tiene que pasar la aduana del Senado de la República.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de marzo.- Alejandro Murat Hinojosa, director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), aseguró que la reforma que daría paso al Seguro de Desempleo deja en manos del trabajador la decisión de ejercer ese derecho.

Afirmó que la institución cuenta con los recursos suficientes y las finanzas sanas para seguir garantizando el acceso de los derechohabientes a la vivienda, una prestación que se mantendrá intacta.

Explicó que la diferencia es que ahora habrá fondos para apoyar durante medio año a un universo de un millón 200 mil trabajadores que, en promedio anual, pierden su empleo formal. La cifra de los beneficiados podría ser hasta de un millón 500 mil mexicanos en un escenario de crisis económica.

En entrevista con Excélsior, el funcionario definió que la medida busca que México deje de ser un Estado asistencialista, al promover la formalidad laboral y la productividad.

Hoy el instituto –detalló Alejandro Murat–  tiene alrededor de 190 mil millones de pesos, de los millones de ciudadanos que alguna vez fueron derechohabientes activos. Con el Seguro de Desempleo se busca atender otra etapa del ciclo productivo mediante un esquema progresivo en tres cajones: vivienda, desempleo o pensiones.

Destacó que además de las aportaciones de los trabajadores, se crea un fondo solidario sustentado por recursos fiscales del gobierno que, en promedio, equivaldrá cada año a una cifra de ocho mil millones de pesos.

–¿A quiénes beneficia la reforma que establece un Seguro de Desempleo financiado en un 60% con fondos del Infonavit?

–A los trabajadores del sector privado: 17 millones de derechohabientes. Si la reforma se confirma en el Senado,  ellos  tendrán derecho a esta nueva prestación.

–¿Quiénes podrán recurrir al Seguro de Desempleo?

–Todos los derechohabientes podrán acceder a esta nueva prestación, si pierden su relación laboral y si así lo deciden,  una vez que cumplan los requisitos.

El seguro podrá solicitarse 45 días después de haber perdido la relación laboral, y con la certificación correspondiente del Sistema Nacional del Empleo. ¿Cómo se canalizarán los recursos?

–El primer mes recibirán el 60% del monto del salario base; 50% el segundo, 40% el tercero y durante los últimos tres meses recibirán el 30 por ciento.

“Para quienes ya ejercieron su derecho a la vivienda  –cuando no hay ahorro porque todo se va a la amortización de la hipoteca— habrá un piso de al menos un salario mínimo durante seis meses, el cual provendrá del Fondo Solidario.

“Estas prestaciones no se excluyen ni se agotan. Durante toda tu vida productiva, ya sea que hayas usado uno u otro, vas a poder volver a utilizarlo.

“Mientras tú tengas una vida activa laboral hasta los 60 años, vas a poder ser sujeto de estas diferentes prestaciones.”

–¿Qué le diría a quienes en el Congreso señalan que esta medida pone en riesgo los fondos de vivienda, así como el acceso a este derecho?

–Respeto su opinión, pero la iniciativa es muy clara en establecer tres diferentes escenarios en donde no compiten ni se contraponen. Primero, se respeta de manera absoluta el derecho adquirido a la vivienda para que el trabajador, si en el escenario uno tiene una vida laboral activa como lo establece la ley hoy, pueda usar ese derecho. Que si caes en el desempleo el trabajador elija. Porque aquí el que se empodera y el que va a decidir sobre sus recursos es el trabajador, y va a poder elegir el Seguro de Desempleo.

“Y tres: si llegas a los 60 años y no usaste ninguno de los dos y tienes el ahorro, pueda utilizarse para el derecho a la pensión.

“Se mantiene el derecho. Lo único que se hace es que se amplía para prever un escenario que antes la ley no preveía.”

–¿Seguirá el mismo ritmo de construcción  y mejoramiento de las viviendas observado en los dos sexenios anteriores?

–Se mantiene igual la tarea de acompañar al trabajador en sus necesidades de vivienda hipotecaria. En la proyección hipotecaria, que es de 380 mil créditos anuales durante los próximos 10 años, el instituto tiene las finanzas para poder atender y sus fuentes de ingreso están suficientemente sólidas para enfrentarlo.

–¿Cuántos mexicanos podrían beneficiarse del Seguro de Desempleo y a cuánto asciende el universo posible en una escenario de crisis?

–Hicimos diferentes proyecciones: en los últimos cinco años la media anual es de 1.2 millones de desempleados. Y en un escenario como la crisis de 1994 se te puede ir a 1.5 millones. Estamos hablando entre 14 mil a 20 mil millones de pesos.

“Pero aquí lo más importante es el mecanismo progresivo: porque el 90% de los que caen en este escenario del desempleo está abajo de los cinco salarios mínimos y tienen más movilidad. Y el resto está arriba y tienen poca movilidad y más permanencia en el empleo. Por eso es importante que el esquema sea progresivo, porque para los que menos tienen, al final, el que va a aportar más es el Fondo Solidario.

“Un ejemplo: supongamos que se tienen 26 meses de cotización con dos salarios mínimos. Se tendría un beneficio total de 12 mil pesos. El fondo mixto (con las aportaciones del empleador y del empleado) aportaría alrededor de dos mil pesos. Y el Fondo Solidario (del gobierno) aportaría casi siete mil pesos.”

–¿Cambiarán los esquemas de acceso al crédito?

–En lo absoluto. Lo que tenemos que entender es que todo lo que ya se logró se mantiene. Con las finanzas que hoy tenemos y con los diferentes esquemas vamos a seguir siendo competitivos.

–Quienes cuestionan la medida señalan que se está incumpliendo una promesa de campaña de financiar el seguro con recursos fiscales.

–Hay recursos fiscales. Hoy se está innovando en un esquema de Seguro de Desempleo que no existe en la política comparada pero que tiene dos grandes objetivos: incentivar a la formalidad y que se aplique el derecho de manera progresiva. Porque el Fondo Solidario y el recurso fiscal van a aportarle más a los que menos tienen y la parte mixta (de las cuotas) va a aportarle más a los que más tienen.

“Lo que queremos es dejar de ser un Estado asistencialista. Que también vea el trabajador los beneficios de estar en la formalidad. Y aun cuando tengas menores ingresos, que se sepa que vas a tener los mismos beneficios y lo que vale la pena es apostarle a la formalidad.

“Con este nuevo esquema innovador estamos haciendo una correlación que incentiva la productividad y la formalidad a través de un esquema progresivo en donde aporta más el Estado mexicano a través del recurso fiscal para los que menos tienen.”

¿Qué hace el Infonavit con los recursos que no se utilizan para la vivienda ni para el seguro?

–Lo que hoy tenemos que hacer es generarle rentabilidad y lo que hoy establece la ley es que por lo menos le demos retornos por arriba de la inflación al instituto.

Lo aprobado

Éstos son algunos de los puntos aprobados el martes pasado para el Seguro de Desempleo.

  • Consistirá en un máximo de seis pagos mensuales.
  • Los requisitos para tener acceso a ese seguro serán haber cotizado al menos 24 meses durante los últimos tres años, a partir de la afiliación o desde la fecha en  que se tuvo el último pago mensual
  • También, haber estado desempleado durante 45 días.
  • No percibir otros ingresos por jubilación, pensión, apoyo por desempleo u otro de naturaleza similar es un requisito más.
  • Así como acreditar el cumplimiento de los requisitos de los programas de promoción, colocación y capacitación a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

El Seguro de Desempleo terminará en los siguientes casos:

  • Cuando se hagan los seis pagos.
  • Si el desempleado encuentra trabajo.
  • Si el desempleado percibe algún tipo de ingreso económico por concepto de jubilación, pensión, apoyo por desempleo u otro de naturaleza similar.
  • Si el desempleado incumple con las obligaciones establecidas en los programas de promoción, colocación y capacitación a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
  • Si el desempleado muere. 
  • El trabajador decidirá si ocupa el total del 5% de la subcuenta de vivienda en crédito para este fin, o si se queda sin empleo podrá solicitar que durante seis meses lo financien a través de este fondo, sólo una vez y no podrá repetir en los cinco años subsecuentes.

Comentarios

Lo que pasa en la red