Excélsior en la Salud: Ejercicio sí se puede durante el embarazo

Un estudio muestra que, en mujeres sanas, el ejercicio controlado de intensidad moderada e iniciado inmediatamente después de la primera consulta, evita la ganancia de peso

COMPARTIR 
19/03/2014 14:33 Agencias
Un estudio muestra que, en mujeres sanas, el ejercicio controlado de intensidad moderada e iniciado inmediatamente después de la primera consulta, evita la ganancia de peso.

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de marzo.- Multitud de estudios confirman los beneficios de hacer ejercicio físico de forma regular, una de la recomendaciones médicas más universales, pero, ¿la gimnasia también es buena durante la gestación, cuando el cuerpo de la madre sube de peso y lleva en su interior una vida nueva y frágil?.

Para un equipo de investigadores de las universidades de Granada (UGR) (sur de España), Politécnica de Madrid (UPM) y Europea (UE) la respuesta es afirmativa, según muestran en su estudio pionero  sobre el beneficio de practicar ejercicio durante el embarazo.

El trabajo “Supervised Exercise – Based Intervention to Prevent Excessive Gestational Weight Gain”, incluyó un plan de ejercicios que sirvió para prevenir el exceso de peso gestacional en un 40 por ciento de las mujeres participantes.

Un estudio muestra que, en mujeres sanas, el ejercicio controlado de intensidad moderada e iniciado inmediatamente después de la primera consulta, evita la ganancia de peso.

La investigación, efectuada entre 2007 y 2011 con  962 embarazadas, muestra que, en mujeres sanas, el ejercicio controlado de intensidad moderada e iniciado inmediatamente después de la primera consulta prenatal, evita la ganancia de peso excesivo al finalizar este periodo y reduce el riesgo de desarrollar dolencias asociadas, como diabetes gestacional o hipertensión.

El trabajo de las universidades UGR, UPM y UE también demuestra que, si una mujer con obesidad o sobrepeso se ejercita durante el embarazo, el riesgo de que tenga un bebé con un peso desmesurado superior a 4 kilos, puede reducirse hasta un 86 por ciento.

Los investigadores dividieron a las mujeres en dos grupos. Las del primero, además de seguir los cuidados rutinarios, realizaron un ejercicio aeróbico de intensidad leve a moderada 3 veces por semana durante 50-55 minutos cada sesión, desde la semana 9 a la 39 del embarazo. El segundo grupo siguió las recomendaciones habituales para cualquier mujer embarazada.

El aumento de peso en las mujeres que siguieron el programa de ejercicios fue menor que en aquellas que no se sometieron a él.

Respectos de qué tipo de ejercicios son los más adecuados para la embarazada, la recomendación gira en torno a las sesiones programadas que desarrollaron las participantes en su estudio:

Trabajo aeróbico a intensidad moderada, fortalecimiento muscular, coordinación y equilibrio, fortalecimiento del suelo pélvico y flexibilidad y tareas de relajación.”

jpg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red