Maderistas y corderistas, frente a frente

Un factor clave será el lugar en que, con su voto, los militantes pondrán al grupo afín a Felipe Calderón; el 18 de mayo se juegan algo más que la dirigencia nacional del PAN

COMPARTIR 
17/03/2014 05:51 Héctor Figueroa

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de marzo.- La contienda por la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) no sólo tiene que ver con un ganador entre Gustavo Madero Muñoz y Ernesto Cordero Arroyo.  Significa más, como qué grupo definirá quiénes serán los integrantes de la bancada de esa fuerza política en la Cámara de Diputados en 2015 y quiénes los candidatos a las nueve gubernaturas que se renovarán ese año, además de qué grupo perfilará al próximo candidato presidencial de los panistas.

Este miércoles 19 marzo iniciarán las campañas de los dos contendientes por la presidencia de Acción Nacional, y la elección, que se realizará el 18 de mayo, tendrá el ingrediente extra de saber si el grupo político del expresidente Felipe Calderón sigue con vida en  el partido o, como parte de un proceso cíclico, queda relegado en el panismo.

Para este proceso interno, mientras Gustavo Madero Muñoz cuenta con el respaldo de liderazgos que forman parte de la estructura nacional y estatal de su partido, así como el apoyo de los principales gobernadores del PAN, Ernesto Cordero Arroyo tiene la simpatía de los políticos más afines al expresidente Felipe Calderón y quienes formaron parte de su gabinete durante el sexenio pasado.

Desde que en 2010 el entonces senador Gustavo Madero buscó por primera vez la dirigencia nacional del PAN –que en esa ocasión se definió por voto del Consejo Nacional integrado por 380 panistas–, hilvanó una serie de apoyos de los líderes estatales y fue construyendo una estructura partidista que hoy está más cohesionada hacia su persona.

Marginado de la candidatura presidencial del PAN en 2012, que obtuvo finalmente Josefina Vázquez Mota en una votación abierta de militantes, el exsecretario de Hacienda Ernesto Cordero busca a su vez recuperar para la corriente del calderonismo el control del partido, que el propio Felipe Calderón fue perdiendo poco a poco a partir de 2010, es decir, cuando quedaban dos años para que concluyera su sexenio.

De todo un poco

A diferencia de Cordero, quien es ahora la cabeza visible de un grupo panista compacto, Gustavo Madero tiene el apoyo de distintas corrientes del Partido Acción Nacional, que en una alianza que tomó forma en los últimos tres años arrebató al grupo de Felipe Calderón el control del Consejo Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del blanquiazul.

Así, Madero tiene hoy no sólo el respaldo de su grupo, sino también el apoyo del ala doctrinaria, que algunos denominan Yunque, del cual una de sus cabezas visibles es el ex gobernador de Morelos Marco Antonio Adame.

También tiene el apoyo del  grupo liderado por Santiago Creel, e incluso incorporó para sí la mayor parte de la estructura de campaña de Josefina Vázquez Mota, aunque no a la ex candidata presidencial.

También destaca el apoyo que a Gustavo Madero le ha otorgado el senador Javier Corral Jurado.

Gobernadores como Guillermo Padrés Elías, de Sonora; Rafael Moreno Valle, de Puebla, y Francisco Kiko Vega, de Baja California, abiertamente reconocen su adhesión  a Madero Muñoz, como también el expresidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, quien va en fórmula para contender por la Secretaría General de su partido.

De igual manera, a Madero se le han sumado importantes operadores que conocen bien la estructura de Acción Nacional, como es el caso de Jorge Manzanera, secretario de Elecciones en la dirigencia de Germán Martínez,  el exsenador por Michoacán Marko Cortés, el actual senador por Sonora Héctor Larios y la diputada por Yucatán Beatriz Zavala Peniche.

El presidente con licencia del PAN cuenta, asimismo, con el apoyo incondicional de los coordinadores parlamentarios de los panistas en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal García, y en el Senado de la República, Jorge Luis Preciado.

La fuerza calderonista

Ernesto Cordero, en tanto, es cobijado por funcionarios de la pasada administración y por familiares del expresidente Felipe Calderón.

Los apoyos más notables para el ahora senador con licencia son, sin duda, el de uno de los principales líderes morales del partido, Luis H. Álvarez, y del exsubprocurador de Derechos Humanos Juan de Dios Castro.

Respaldan también al exsecretario de Hacienda la senadora Luisa María Calderón Hinojosa (hermana de Felipe Calderón), así como la prima de Margarita Zavala (esposa del ex presidente de la República), Mariana Gómez del Campo, y el exdirector de Comunicación en el sexenio pasado, Maximiliano Cortázar, quien fungirá como coordinador de campaña.

Cordero tejió una alianza con el exgobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, quien va en su fórmula por la Secretaría General del partido.

Juan Manuel Oliva, exsecretario adjunto de Elecciones del CEN, tiene relación cercana con distintos líderes estatales del PAN.

Cordero cuenta además con el respaldo de los senadores Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano Alarcón, Francisco Javier Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez, y de otros funcionarios de la pasada administración como José Luis Luege Tamargo (Conagua) y Ana Teresa Aranda (DIF).

De igual manera están con el candidato a la dirigencia del PAN los exgobernadores de Jalisco Alberto Cárdenas Jiménez y Francisco Ramírez Acuña, así como el exdirigente del PAN en Veracruz Enrique Cambranis y el exlíder del PAN en el Distrito Federal Obdulio Ávila.

En la elección del dirigente nacional del PAN del 18 de mayo próximo, los “panistas de a pie” definirán qué liderazgos quedan al frente del partido, si los que apoyan a Gustavo Madero Muñoz o los que respaldan a Ernesto Cordero Arroyo.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red