Derrumbe en NY deja tres muertos de origen mexicano

Rosaura Barrios, una de las víctimas, es del estado de Puebla, pero su hija que también murió nació en EU, el otro fallecido es de Guerrero

COMPARTIR 
13/03/2014 23:40 Iván Saldaña

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de marzo.- Hay tres mexicanos entre las víctimas mortales de la explosión en el edificio en East Harlem de Nueva York, confirmó el gobierno mexicano.

El gobierno de la República indicó que de origen y padres mexicanos hay tres víctimas fallecidas y también una persona herida; dos son ciudadanos mexicanos, una de doble nacionalidad y el otro estadunidense de padres mexicanos.

La madre, Rosaura Barrios, es del estado de Puebla y la hija fallecida, junto a su hermano hospitalizado, son de nacionalidad estadunidense.

En entrevista con Excélsior, la cónsul general en dicha ciudad, Sandra Fuentes-Beráin, informó que el tercer fallecido mexicano tras la explosión del pasado 12 de marzo es oriundo de Guerrero, cuyo nombre prefirió no revelarlo hasta que las autoridades neoyorkinas notifiquen a los familiares.

“De mexicanos tenemos tres víctimas, es decir, dos mexicanos, una chica estadunidense de origen mexicano y tenemos un tercero que acaban de confirmarnos hace unas horas. Se trata de un  joven de 22 años originario del estado de Guerrero”, señaló vía telefónica.

En tanto, de las dos mujeres que fallecieron y el adolescente que se encuentra hospitalizado, la diplomática señaló que son de la misma familia.

La madre, Rosaura Barrios Matos, de 43 años, es de Puebla; la hija, Rosaura Hernández Barrios, de 21 años, mantiene la doble nacionalidad, y el hermano de ésta, Óscar Hernández Barrios, es estadunidense, tiene 15 años, y se encuentra en el hospital de Harlem con lesiones de gravedad.

“Si hay un enfermo crítico, hospitalizado, que está estable desde ayer. Hoy en la tarde fui a visitarlo y, bueno, pues, su estado sigue siendo de pronóstico reservado”, indicó.

Las autoridades mexicanas consulares y las de la localidad estadunidense mantienen contacto con familiares de las víctimas. El siguiente paso podría ser la repatriación de los cuerpos.

“Viene primero la decisión de los deudos de repatriar o no los cuerpos a México. En el caso de la familia poblana, pues es una familia que está asentada desde hace muchísimos años aquí y debo decirle que los dos chicos, la que falleció y el que está hospitalizado, son ciudadanos estadunidenses. En el caso del chico de Guerrero no tengo la información desde cuándo está aquí, pero ya dependerá de ellos repatriar los cuerpos o dejarlos aquí. El Consulado los apoyará en cualquiera de las dos instancias”, señaló. 

Sandra Fuentes agregó que el gobierno de Puebla (que desde un principio ofreció su apoyo a los poblanos en el lugar), mantiene firme su solidaridad. En tanto, con el gobierno del estado de Guerrero todavía no han entablado diálogo debido a que se encuentran en espera de que la identidad del joven de 22 años sea informada a los familiares.

Respecto a las familias mexicanas que viven en edificios aledaños al lugar de la explosión, y que fueron evacuadas de sus hogares, existe el temor de que se prolongue su estancia en el albergue donde fueron reubicados, pues el lugar “mantiene condiciones precarias”.

El gobierno mexicano considera un posible alojamiento en hoteles de la ciudad.

“Estamos hablando de 30 personas que mantienen sus actividades diarias. Hoy los chiquillos estaban en el colegio, los padres estaban trabajando, claro que cuando terminan de trabajar es cuando están en los albergues, pero para ellos y para todos la vida sigue”, consideró.

Los ciudadanos mexicanos albergados no han  tenido ninguna complicación de estancia legal, pues el gobierno estadunidense les ha brindado toda la ayuda, “independiente de su calidad migratoria”.

Poblanos se solidarizan con madre e hija fallecidas 

Autoriodades de Puebla manifestaron su respaldo por la muerte de Rosaura Barrios Vázquez y su hija Rosaura.

La muerte de las mujeres de origen poblano fue confirmado por el presidente de Chalchicomula de Sesma o Ciudad Serdán, Juan Navarro Rodríguez, quien explicó que Rosaura es oriunda de la junta auxiliar de San Francisco Cuautlancingo.

El alcalde indicó que se comunicó vía telefónica con Celia Barrios Vázquez –también residente en Nueva York–, quien confirmó que su hermana estaba en el inmueble al momento del incidente, por lo que ofreció todo el apoyo a los familiares, incluso, si consideran necesario repatriar su cuerpo.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Migración y Asuntos Internacionales del Congreso local, Maritza Marín Marcelo, también externó su respaldo a la familia Barrios Vázquez.

Además, está herido de gravedad Óscar Hernández Barrios, joven estadunidense de origen mexicano, quien es hijo y hermano de las mujeres fallecidas tras el estallido.

En este sentido, la legisladora reveló que la familia analiza la posibilidad de solicitar una visa humanitaria para que alguno de los deudos de Ciudad Serdán viaje a Estados Unidos para participar en el funeral de Rosaura.

En Facebook, Rosaura Hernández Barrios, hija de Rosaura Barrios Vázquez, se identifica como mexicana, destaca su profesión de chef en el restaurante Triomphe y resalta que habla inglés, español y francés.

En tanto, la Coordinación Estatal de Asuntos Internacionales y de Apoyo a Migrantes Poblanos  (Ceaiamp), que encabeza Miguel Hakim Simón, informó que ya hizo contacto con los deudos que viven en el estado, a quienes ofreció todo el apoyo necesario para trasladar los cuerpos de Rosaura y su hija de Nueva York a la Ciudad de México y de ahí a donde determinen “en forma gratuita”.

Relacionadas

Comentarios