Recibe auto de formal prisión 'El Pozolero'

Santiago Meza López se dedicaba a disolver los cuerpos de las personas a las que ejecutaban

COMPARTIR 
13/03/2014 16:00 David Vicenteño

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo.- Santiago Meza López, alias ‘El Pozolero’, recibió un auto de formal prisión como presunto responsable de los delitos de delincuencia organizada, con la finalidad de cometer el delito de secuestro y privación ilegal de la libertad, en contra de tres personas.

Fuentes judiciales indicaron que el auto de formal prisión fue otorgado por un juez de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Meza López, quien también uso los alias de ‘Chago,’ ‘Chaguito’, ‘El Chango’, ‘Chapo’ o ‘Chapito’, fue detenido en enero de 2009 y consignado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Meza López mezclaba agua con sosa cáustica en tambos, donde desaparecía los cuerpos de sus víctimas.

De acuerdo con información de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR), a Meza López se le atribuye haber sido integrante de la una célula del Cartel de Tijuana o de Los hermanos Arellano Félix.

Bajo el mando de Eduardo Teodoro García Simental, ‘El Teo’, ‘El Pozolero’ quien que se dedicaba a disolver los cuerpos de las personas a las que ejecutaban.

Para esta tarea, Meza López mezclaba agua con sosa cáustica en tambos, donde desaparecía los cuerpos de sus víctimas.

García Simental se le atribuye haber secuestrado a su novia, a la mamá, hermano y sobrino de ella.

En este expediente consignado, a García Simental se le relaciona con el secuestro de seis personas y a Meza López con la privación ilegal de la libertad de tres personas.

Según las investigaciones de la Seido, a García Simental se le atribuye haber secuestrado a su novia, a la mamá, hermano y sobrino de ella.

El Teo llamó por teléfono a la mujer “para invitarla a cenar y terminar su relación”, según el expediente.

A la reunión acudieron las víctimas, la novia, la mamá, el hermano y el sobrino, y ya nunca se volvió a saber de ellos, hasta que Víctor Alejandro López Soto, padre de la novia, denunció la desaparición.

En el expediente consignado por la Seido se detalla que tras la denuncia, López Soto fue secuestrado por Marcos Javier Lujan Rosales y Héctor Manuel Diarte Guerrero, policías ministeriales de Baja California.

Los servidores públicos entregaron a la víctima a ‘El Pozolero’, quien presuntamente lo privó de la vida y posteriormente disolvió el cuerpo en sosa caustica.

jpg

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red