Luis Donaldo Colosio evita hablar de Manuel Camacho Solís

En los medios repercute la crítica al Hoy No Circula

COMPARTIR 
12/03/2014 05:38 Andrés Becerril
Ese día, el candidato presidencial del PRI tuvo dos actos. Primero, un desayuno con los Rotarios de la capital. Posteriormente encabezó un mitin en Azcapotzalco. En el ínter, la prensa intentó que declarara.
Ese día, el candidato presidencial del PRI tuvo dos actos. Primero, un desayuno con los Rotarios de la capital. Posteriormente encabezó un mitin en Azcapotzalco. En el ínter, la prensa intentó que declarara.

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de marzo.- Las actividades proselitistas del día estaban por terminar. Luis Donaldo Colosio empezaba bajando la cortina en el Club Libanés, cuando los periodistas que cubrían sus actividades querían saber su posición sobre lo que horas antes, en tercera persona, había dicho Manuel Camacho Solís y sobre su futuro político.

“Camacho no será problema para que las candidaturas cumplan su responsabilidad de consolidar las campañas y demostrar su efectividad a los ojos del pueblo: el espacio siempre ha estado libre.

“Lo que no estoy dispuesto a hacer es dejar de ejercer en plenitud mis derechos ciudadanos. México necesita fortalecer sus opciones de centro, sus caminos de conciliación, sus salidas democráticas, sus respuestas a las clases medias, su sensibilidad para mantener, en la nueva globalidad económica, la fuerza de su historia y su determinación de ensanchar las puertas de la justicia”, dijo el exregente y todavía comisionado para la paz en Chiapas.

Los medios dejaron registrado el 12 de marzo de 1994 que Colosio le dio la vuelta a fijar una posición. “Como ven yo estaba comiendo. Déjenme ver sus declaraciones y luego comentaré sobre ellas. ¡Felicidades, felicidades! Con permiso, con permiso”, dijo Colosio al escabullirse para no hablar sobre Camacho.

Salvador Rocha Díaz, secretario General Adjunto del PRI, salió al quite de su candidato. En la sede nacional priista dijo que si Camacho decidiera lanzarse como candidato presidencial no afectaría negativamente a su partido. Y sostuvo que el comisionado para la paz no ha incurrido en la indisciplina partidista y no hay motivos para que sea llamado a rendir cuentas por la Comisión de Honor y Justicia del PRI, como muchos demandan.

Ese día se publicó que el presidente Carlos Salinas de Gortari había hablado con un grupo de seis periodistas que iban con él, entre ellos la columnista de Excélsior, Maricarmen Cortés, autora de Desde el piso de remates. El tema obligado era Chiapas y Camacho.

A Salinas le hicieron una pregunta ambigua sobre si había o no disciplina en su gabinete. De botepronto, el Presidente reviró: “¿Se están refiriendo a Manuel Camacho?”

El Ejecutivo dijo que Camacho había sido el mejor para conducir las negociaciones de paz en Chiapas; que se tenía idea de que habían sido sencillas, pero no, que fueron muy complejas y salieron adelante, precisamente, por la habilidad negociadora de Camacho, quien “se preparó todo el sexenio para ello”. A manera de reacción a las declaraciones de Camacho, a las que Colosio les sacó la vuelta, Salinas dijo: “Camacho siempre tendrá chamba conmigo”.

Colosio no quería distraer a los medios con una reacción a la posición de Camacho, porque el candidato presidencial quería que su convocatoria para un cambio con rumbo, por un país democrático y justo, permeara más que su posición sobre lo dicho por el exregente.

“Los mexicanos no queremos saltos al vacío, los mexicanos no queremos aventuras políticas; anhelamos consolidar a nuestra nación en un contexto internacional complejo, como una nación más democrática, que se caracterice por las libertades, más justa y respetada en el ámbito internacional”, dijo Luis Donaldo, subrayando que la competencia y la pluralidad son valores que promueve su partido, ya que la fortaleza de éste viene desde abajo porque nada crece desde arriba.

Metidos en el debate originado por Colosio, al criticar el Hoy No Circula de Camacho Solís, el senador panista José Ángel Conchello fue de la opinión de que Pemex debería hacer un estudio del programa.

“Pemex debe explicar qué tanto consumo hay de gasolina en el área metropolitana entre el año que se implantó el programa y después de éste para saber qué tanto se ha incrementado en relación con el número de placas. Sólo así sabremos si disminuyó o no el consumo de combustible, porque de lo contrario quedarán en el aire las afirmaciones, y yo estoy seguro de que se mantiene el mismo gasto”, dijo Conchello entrevistado en un acto de volanteo callejero, publicado hoy hace 20 años.

Una de las primeras acciones políticas que se tomaron después de la irrupción del EZLN en la escena pública y que tendría efecto vinculante hacia las elecciones del 21 de agosto de 1994 fue la reforma electoral, sobre la cual el historiador Enrique Krauze se pronunció entonces.

Dijo que la reforma electoral a la que apeló el EZLN y lo secundaron las fuerza políticas institucionales era como la crónica de una reforma anunciada que espera sea real y el IFE se convierta en un órgano plenamente independiente.

En la Conferencia Hemisférica sobre Libertad de Expresión, Krauze expresó que “los ojos del mundo estarán puestos en México en los comicios presidenciales del 21 de agosto.

“Tenemos que lograr elecciones plenamente limpias y nítidas; si esto no ocurre habrá violencia. Es la crónica de una violencia anunciada en un país violento de trasfondo social, político e histórico violento”, dijo Krauze .

El discípulo de Octavio Paz hizo una analogía de la relación del PRI y el gobierno. “El PRI y el gobierno han estado casados por bienes mancomunados por lo menos por los últimos 25 años y hay muchos en la sociedad mexicana que desde hace mucho tiempo hemos estado demandando un divorcio por bienes separados”.

Relacionadas

Comentarios