Mi esposo cree en la mujer: Angélica Rivera

La primera dama señaló que son seis mujeres en casa que le "echamos montón, está preocupado, cree en nosotras"

COMPARTIR 
08/03/2014 05:18 Eduardo Cabrera/Corresponsal Fotos: Presidencia

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo.- Anticipándose al Día Internacional de la Mujer, el presidente Enrique Peña Nieto cambió el formato de los discursos en provincia y dialogó con mujeres del campo yucateco.

En su quinta visita a Yucatán, Enrique Peña Nieto le dedicó a su esposa Angélica Rivera, un espacio de expresión.

Arropada por las mestizas yucatecas y las mujeres mayas vestidas con sus tradicionales huipiles, pero con teléfonos inteligentes en las manos, la pareja presidencial permitió que varias beneficiarias de programas federales se tomaran ‘selfies’ con ellos, pocos minutos antes de la inauguración del Centro de Justicia para las Mujeres.

Al grito de “vuelta, vuelta, vuelta”, el presidente saludó de un lado a otro a las asistentes,  dejándose tomar fotos con su esposa, aunque por momentos ella se adelantaba y él se quedaba junto a las yucatecas que le insistían, celular en mano, por una fotografía.

La gira, en la que predominó la voz de mujer y se honrara la memoria de mujeres ilustres de Yucatán, como Elvia Carrillo Puerto fue el motivo para que el propio Peña Nieto le cediera la palabra a Angélica Rivera, quien resaltó el apego de su esposo:

“Mi esposo cree en la mujer”, dijo, delante de las mujeres que integran su gabinete: Rosario Robles Berlanga de la Secretaría de Desarrollo Social; Claudia Ruiz Massieu Salinas, de Turismo; Alejandra Negrete, de la Comisión para la Prevención y Erradicación de la Violencia Contra la Mujer;  Nuvia Mayorga Delgado, de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; Mercedes Juan López, de Salud; y Lorena Cruz Sánchez, del Instituto Nacional para las Mujeres.

Me da gusto acompañar a mi esposo en este bello lugar. El apoyo que da el gobierno de la República es sin duda porque mi esposo cree en las mujeres, en lo que somos capaces de hacer. Son seis mujeres en casa que le echamos montón, está preocupado, cree en nosotras y te agradezco de verdad que me des la oportunidad, porque un hombre que empieza dando en casa lo hará siempre”, expresó la primera dama.

"Gracias, mi amor", le dijo su esposo antes de confirmar las palabras que ella había advertido.

Al dialogar con un grupo de mujeres beneficiarias de varios programas federales, Peña Nieto escuchó las experiencias y las muestras de agradecimiento de las cabezas de familia. Pero de pronto, otras mujeres del medio rural se empecinaron en estar junto a él, y sin más remedio, el presidente fue cediendo la palabra a otras cuatro participantes.

Otras más alzaron la mano, ante lo cual el presidente aclaró de forma amable que era necesario terminar con los testimonios para ceder la palabra a las mujeres del gabinete presentes en el evento. Una productora rural, de nombre María, pidió la palabra.

María, ya me dio permiso mi señora, adelante", dijo el presidente bromeando ante la insistencia, mientras el gobernador Rolando Zapata Bello y su esposa Sara Blancarte de Zapata, observaban.

La mujer  lo tomó de la cintura y expresó: “Estoy orgullosa de tenerlo aquí así”, -dijo, lo que provocó las risas de las autoridades y los invitados, en una ceremonia donde las protagonistas principales fueron las mujeres, pasando a un segundo plano, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu, presentes en el acto.

En el festejo se recordó a Yucatán como el primer estado de la República en permitir el voto femenino.

jpg

Comentarios

Lo que pasa en la red