Puebla rescata concesión de carretera otorgada a Oceanografía

Carreteras de Cuota Puebla llevó a cabo la recuperación de la concesión para la construcción, operación, explotación, conservación y mantenimiento de la Cuapiaxtla-Cuacnopalan

COMPARTIR 
06/03/2014 05:56 Fernando Pérez Corona/ Corresponsal

PUEBLA, Pue., 6 de marzo.- Carreteras de Cuota Puebla (CCP) recuperó la concesión que por 30 años había asignado en forma directa a la emprea OSA Constructora y Edificadora, SA de CV, filial de Oceanografía, para construir, operar, explotar, conservar y mantener la autopista de Cuapiaxtla-Cuacnopalan.

Carreteras de Cuota Puebla llevó a cabo la recuperación de la concesión para la construcción, operación, explotación, conservación y mantenimiento de la Cuapiaxtla-Cuacnopalan

A través de un comunicado oficial, el gobierno de Puebla exigió a la firma garantizar que tendría el dinero suficiente para ejecutar la obra de mil 662.7 millones de pesos e incluso, estableció un plazo para tener el respaldo de alguna institución crediticia.

“Con el objetivo de garantizar la terminación adecuada de la obra, se fijó como fecha límite para la empresa, el día 20 de febrero de 2014, para exhibir una carta irrevocable expedida a favor del gobierno del estado por parte de una institución de crédito debidamente autorizada para operar en el país, por el equivalente al 100 por ciento del monto de la obra”.

En virtud de la relevancia que este proyecto representa para el desarrollo regional, el gobierno estatal tomará las medidas necesarias para garantizar la conclusión de la obra, según el boletín oficial.

Cabe destacar que Oceanografía, a través de su filial OSA Edificadora y Constructora SA de CV, continuaba con el proyecto, pese a que la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró la empresa, la cual quedó bajo disposición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Recorrido

Durante un recorrido realizado por la obra, específicamente en Cuapiaxtla, donde la vía terrestre conectará con la autopista Amozoc-Perote y la carretera federal México-Veracruz, fue posible ver la supervisión de unidades de CCP, como también el movimiento de camiones de volteo, cuyos conductores admitieron que desconocen la actuación de la dependencia federal en su compañía.

Cabe recordar que el pasado 23 de diciembre de 2011 la obra fue asignada de manera directa con base en la Ley General de Bienes del estado de Puebla, después de ser declarado desierto el concurso.

De esta manera, el gobierno poblano firmó el contrato con OSA, Edificadora y Constructora, liderada por el exrepresentante legal y actual director Comercial de Oceanografía, Hermilo Escobedo Obrador, la mano derecha de Amado Yáñez Osuna, director de Oceanografía.

Los trabajos iniciaron en forma oficial el 3 de enero de 2012, durante un acto protocolario encabezado por los gobernadores de Puebla y Tlaxcala, Rafael Moreno Valle Rosas y Mariano González Zarur, respectivamente, en el cual aclararon que la vialidad estaría terminada en 18 meses
—lo que no se ha cumplido— y que recorrería seis kilómetros de territorio tlaxcalteca y 60.66 kilómetros de la entidad poblana.

En ese entonces, el titular del CCP, Daniel Ortiz y Caso, anunció que el proyecto de 66.3 kilómetros de longitud por siete metros de ancho, cuatro casetas de cobro, 218 cruces de drenaje y 11 pasos inferiores, sería ejecutado bajo el esquema Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), lo que requirió de la compañía un depositó en garantía de sólo 70 millones de pesos; empero, nunca hubo información oficial referente a que la administración estatal exigía un respaldo crediticio de la magnitud que ahora se argumenta, ni siquiera el secretario de Infraestructura, José Cabalán Macari, advirtió esta situación en su comparecencia en el Congreso local, ni en una entrevista de banqueta después de un acto oficial.

Empero, sobre el tema, sí es importante referir que el pasado 11 de febrero la Secretaría de la Función Pública, a solicitud del Órgano Interno de Control de Pemex, sancionó a Oceanografía por haberse detectado irregularidades en el otorgamiento de las fianzas.

Según la página de transparencia del organismo estatal, OSA, Constructora y Edificadora, tiene la concesión para construir, operar, explotar, conservar y mantener la autopista Cuapiaxtla-Cuacnopalan durante 30 años, plazo que vencería el 23 de diciembre de 2041.

También resulta necesario resaltar que inicialmente la obra estuvo calculada en 2 mil 600 millones de pesos, pero, después de ser declarada desierta la licitación, el presupuesto fue modificado a mil 662.7 millones, tras acordar con el concesionario que los servicios anexos previstos en el proyecto serían construidos después que la autopista empiece a generar ingresos con el cobro de peaje.

La importancia de la vialidad que cruza el estado de Puebla, no sólo estriba en que cruza las comunidades de Cuapiaxtla, Cuacnopalan, El Seco, Ciudad Serdán, Bella Vista, San José Chiapa, San Hipólito, Paso Puente, Santa Ana, San Pedro Temamotla, Cuesta Blanca, Mazapiltepec, San José Gueirero y El Veladero, sino que proporcionará a la fábrica de automóviles Audi, que se construye en San José Chiapa, una vía terrestre para transportar sus productos e insumos con mayor facilidad, lo que le ha valido el sobre nombre de “autopista Audi”, y advierte un aforo vehicular garantizado.

Preocupación

En este municipio de casi 15 mil habitantes, donde la actividad agrícola mantiene una tendencia a la baja, a tal grado de que en la actualidad sólo 11 mil 525 hectáreas están dedicadas al cultivo de maíz (75 por ciento), frijol y trigo, principalmente, los campesinos no están preocupados porque el banco estadunidense Citigroup acusó a constructora de un fraude de casi 400 millones de dólares, ni tampoco que haya sido inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública (SFP), por cometer un fraude contra Pemex; es más, no saben qué significa, ni sus repercusiones para el pueblo.

Entrevistado en sus oficinas en Tlaxcala, José Valencia López, líder local de la Central Campesina Independiente (CCI) y presidente del Congreso Agrario Permanente en la entidad, externó su preocupación porque los ejidos han sido adquiridos a precios de “oferta”, a razón de 50 pesos por metro cuadrado; pero, además, porque no hay un compromiso para construir puentes y pasos a desnivel suficientemente anchos para permitir el tránsito de maquinaria agrícola.

Por lo anterior, los campesinos Pedro Fernández Molina y Jesús Bautista Ramírez advirtieron un “desastre” para el sector, pues los terrenos de cultivo quedaron partidos en dos y sería imposible mover el arado y la yunta, mucho menos tractores.

En este tenor, José Luis Vega Huerta y José Pérez Bautista lamentaron que sus paisanos hayan “regalado” sus tierras, pues si bien llegaron a recibir hasta un millón de pesos por casi dos hectáreas, advirtieron que ese dinero no será eterno.

Entrevistados por separado recordaron que cuando los ejidatarios que decidieron vender la mayor parte de sus parcelan acaben con la última moneda que les dieron, no habrá posibilidades de usar los terrenos que les quedan, porque carecerán de puentes y pasos a desnivel para mover su equipo de trabajo.

Oceanografía obtuvo la primera obra en este sexenio de Moreno Valle Rosas, el pasado 24 de octubre de 2011: “Proyecto integral de Imagen urbana del corredor Turístico-Cultural, ubicado en el Centro Cívico Cultural 5 de Mayo”, la cual tuvo un presupuesto de 70 millones 994 mil pesos.

El año pasado, Oceanografía se hizo acreedora al contrato OP/ADE/SI-20130036, correspondiente a la “Construcción de la Plataforma de Prueba Piloto y de Relleno Estructural de la nueva planta Audi” en el municipio de San José Chiapa, con un costo de cinco millones 131 mil pesos.

El contrato, en esta ocasión, tuvo a César Augusto Guevara Germán como representante legal de la empresa de Yáñez Osuna, y estableció que los trabajos serían ejecutados en tres semanas, del 8 al 30 de abril de 2013.

Comentarios

Lo que pasa en la red