Cardenal Rivera llama a una 'conversión' hacia la paz y el perdón

El Arzobispo Primado de México encabezó el Miércoles de Ceniza, el inicio de la festividad católica de La Cuaresma

COMPARTIR 
05/03/2014 11:52 Iván Saldaña / Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo.- El cardenal Norberto Rivera Carrera ofició desde la Catedral Metropolitana la misa de miércoles de ceniza, como inicio del tiempo de Cuaresma en el calendario católico.

Durante su sermón, el mitrado aprovechó la ceremonia para recordar a los devotos vivir esta festividad católica "con mayor arrepentimiento" y “conversión” hacia un estado paz, y de perdón con la sociedad.

Ojalá que nosotros tengamos obras nuevas de justicia, obras nuevas de amor para nuestro prójimo y una relación nueva con nuestro entorno", dijo.

Explicó a los feligreses presentes que la ceniza es en símbolo de preparación personal para la Semana Santa, y de aceptación sobre todo de un tiempo de humildad.

Con esta intención nos imponemos la ceniza para aceptar el sí, el sacrificio, el dolor, la austeridad, los actos de piedad que nos van ayudar, sí para cambiar muchas de nuestras actitudes en las cuales es absolutamente indispensable cambiar, cambiar de dirección, cambiar de rumbo”.

El Arzobispo Primado de México puso el ejemplo a los feligreses, y por mano el padre Manuel Arellano Rangel recibió con ceniza la señal de la cruz en la frente, después la repartió entre los devotos.

Aunque muchos de los asistentes todavía dicen desconocer el significado real de la imposición de ceniza, otros señalan que cumplen desde el ayuno, la abstinencia y aceptan el tiempo de arrepentimiento y reconciliación. 

Exactamente, por eso es la Cuaresma para cumplir de no pecar, de no comer carne, y arrepentirnos de todos nuestros pecados y entregarnos al señor”.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red